SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Angelique Boyer: “extraño mucho a mi mamá”

Por -
Angelique Boyer: “extraño mucho a mi mamá”
CRÉDITO: MEZCALENT

El gran vacío que dejó la partida de Doña Sylvie Rousseau aún está muy presente en su hija, la actriz Angelique Boyer. Luego de su fallecimiento, el 18 de junio de 2014, la artista se ha refugiado en su trabajo. Y es que, elaborar un duelo, suele ser una tarea muy difícil.

A poco más de un mes de la muerte de su madre, Doña Sylvie Rousseau, la actriz Angelique Boyer ha tratado de sobrellevar este momento ocupada en el trabajo, ya sea mediante su participación en la telenovela “Lo que la vida me robó” que recién terminó sus grabaciones, y en la puesta en escena “Los derechos de la mujer”.

“Son momentos complicados. Me siento en una montaña rusa, he tenido muchísimo trabajo y eso ha sido un gran distractor. Por una parte es muy bueno y por otro no tanto, entonces trato de vivir el día a día, de avanzar, y extrañando mucho a mi mamá sin duda”, comentó Angelique en exclusiva para HolaDoctor.

Uno de los mayores acompañantes de la artista en este difícil momento ha sido el actor Sebastián Rulli, quien comparte créditos con ella tanto en el melodrama como en la obra de teatro y se ha convertido en un fiel amigo.

“Es un gran compañero, de los mejores compañeros hombres que me han tocado, es respetuoso, educado y es como mi amuleto de la buena suerte”, agregó.

Cuando muere un ser querido, es normal que se experimente por un proceso conocido como duelo, el cual consiste en una serie de sentimientos que pueden ir desde el dolor a la tristeza, con periodos de enojo y hasta intentos desesperados de negar lo sucedido.

Debido a esto, el apoyo de amigos y familiares es fundamental ya que ayudará a la persona afligida a sentirse apoyada en todo momento y si se siente en confianza podrá expresar varias de sus emociones.

Aunado a que la muerte de la madre de Boyer está muy reciente, es muy probable que la artista se encuentre pasando por diferentes momentos como negación, aturdimiento e incredulidad, ira, culpabilidad, estados de ánimo depresivos, tristeza, llanto y aceptación.

De hecho, en ocasiones la aflicción y el proceso puede llegar a ser tan complicado que es posible que se pueda necesitar de la ayuda de religiosos, doctores en salud mental, grupos de autoayuda y trabajadores sociales.

Algunos especialistas suelen sugerir a los pacientes a mantenerse ocupados en el trabajo, como una manera de evitar estar pensando tanto en lo sucedido, no obstante, algunas personas podrían usar esta invitación como una forma de fuga a su realidad. 

Lo que es un hecho, es que tarde o temprano, la persona que experimentó la pérdida tendrá que ir afrontando esta situación.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Salud de las estrellas a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?