SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Angélica Vale, ¿se puede elegir el sexo del bebé?

Por -
Angélica Vale, ¿se puede elegir el sexo del bebé?
CRÉDITO: MEZCALENT

La actriz y comediante Angélica Vale se encuentra contenta por su segundo embarazo. Después de haber anunciado en febrero de este año la llegada de un nuevo integrante a su familia ya sabe el sexo del bebé. Acerca de esto, algunas investigaciones sugieren que algunas situaciones, como el estrés, influirían en que nazca un niño o una niña.

La artista Angélica Vale, en compañía de su esposo Otto Padrón y su hija de casi dos años Angélica Masiel, se encuentran emocionados por la llegada de la cigüeña. Y a unos meses de que esto suceda, ellos ya saben que esperan a un varón.

Mediante su cuenta de Twitter la artista, quien tiene 5 meses de embarazo, dio a conocer esta noticia: “Estoy feliz de confirmarles que mi hija @AngelicaMasiel va a tener un hermanito! Gracias a Dios y a la vida por este bello milagro que pronto tendremos en nuestros brazos”.

Aunque los padres del pequeño, al igual que muchos, la noticia del sexo del bebé los toma por sorpresa, la ciencia considera que factores como algunas emociones con las que vive la madre pueden determinar desde varios meses de antelación si llegará un niño o una niña. Por ejemplo, se dice que si existe mucho estrés y tensión hay más probabilidades de que nazca una pequeñita.

Estos hallazgos, que provienen de una investigación sobre cómo el estrés de un terremoto mayor en 2005 afectó a las mujeres embarazadas en Chile, sugieren que el embarazo puede ser afectado por la exposición al estrés mismo en lugar de los factores que con frecuencia acompañan o provocan estrés, como la pobreza.

Dentro de este trabajo, se analizaron las actas de nacimiento de todos los bebés nacidos en Chile entre 2004 y 2006, más de 200,000 al año. Las actas de nacimiento proveyeron información sobre los bebés y sus madres, que incluía qué tan cerca vivían las madres del epicentro del terremoto, que tuvo una magnitud de 7.9.

En el informe, que aparece en la edición del 8 de diciembre de la revista Human Reproduction, los investigadores encontraron que la exposición al terremoto durante el tercer mes de embarazo redujo la proporción entre los nacimientos de chicos y chicas.

"Generalmente, hay más nacimientos vivos de niños que de niñas. La proporción entre los nacimientos de niños y niñas es de aproximadamente 51:49. En otras palabras, de cada cien nacimientos, 51 serán chicos.

“Nuestros hallazgos indican un declive de 5.8 por ciento en esa proporción, lo que se traduciría a una proporción de 45 nacimientos de chicos por cada cien nacimientos, de forma que ahora hay más nacimientos de niños que de niñas. Se trata de un cambio significativo para este tipo de medida", aseguró la Dra. Karine Kleinhaus, profesora asistente de psiquiatría, obstetricia y ginecología, y medicina ambiental en la Universidad de Nueva York.

Además de esta investigación, existen procedimientos que prometen ayudar a cumplir los caprichos de los papás en cuanto a elegir el sexo del bebé que viene en camino. Ya sea mediante la clasificación del esperma, rutinas, alimentación y hasta ciertas posiciones se pueden aumentar las posibilidades de engendrar el sexo deseado.

Por ejemplo, uno de los métodos que más sensación han causado es el que está basado en la densidad del esperma y la acidez del organismo de la mujer.

El ginecólogo Landrum Shetties impuso un procedimiento natural en donde se evalúa la profundidad del coito y el pH de la mujer. Por ejemplo, para que el sexo del bebé sea masculino se considera si el esperma es más rápido y más delicado, por lo que se sugiere tener relaciones muy cerca del momento de la ovulación.

Para que la criatura que nazca sea una niña el esperma tiene que ser más lento, de mayor tamaño y más resistente por lo que se recomendaría tener relaciones sexuales tres días antes de la ovulación.

Por otro lado, en Israel también se está trabajando para poder planificar el género de un bebé, por lo que se ha creado un aparato que mide el nivel de acidez y la alcalinidad en los órganos sexuales de la mujer y dependiendo del nivel se podría saber las posibilidades de tener un niño o una niña. Los creadores de este invento aseguran que este método tiene un 75% de exactitud.

En tanto, el gineco-obstetra Hall Danzer, especialista en fertilidad en Beverly Hills, considera que hay tres métodos serios para elegir el sexo de un bebé; el uso de la fuerza centrífuga para separar el esperma en niños y niñas, la citometría y la fecundación in Vitro.

“Existen otros métodos como comer ciertos alimentos o probar posiciones, pero no existe ningún estudio que demuestre que estos métodos sirven para aumentar la procreación de niños o niñas cuando el coito se produce”, comenta Danzer.

Aunque estos descubrimientos dejarían a muchos con la boca abierta, lo que es un hecho es que tanto la artista, como su esposo están contando los días para convertirse nuevamente en papás.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Salud de las estrellas a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?