SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Prueba México aminoácido contra preeclampsia

Por HolaDoctor -
Prueba México aminoácido contra preeclampsia

Con una dieta enriquecida con el aminoácido L-arginina, un grupo de científicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) evitó el desarrollo de preeclampsia en pacientes del Instituto Nacional de Perinatología, ante ello, ahora realizan un ensayo clínico a nivel nacional para reforzar los resultados de la investigación y pueda formar parte del cuadro básico de medicamentos.

El ensayo clínico incluye a la población abierta de mujeres gestantes atendidas en el sector salud y el objetivo es que el suplemento alimenticio enriquecido con el aminoácido L-arginina (aminoácido que contribuye a la relajación de los vasos sanguíneos) sea tan importante como el ácido fólico y el hierro que se prescriben en estado de gravidez.

Los investigadores de la UNAM aseguran que si el aminoácido se añade a la dieta de todas las mujeres embarazadas, éstas podrán tener una mejor nutrición y favorecería la formación del óxido nítrico, que antagoniza con la preeclampsia.

L-arginina y preeclampsia

El año pasado científicos de la Facultad de Medicina (FM) de UNAM, encabezados por Felipe Vadillo Ortega, pusieron a prueba la teoría de que una combinación de L-arginina y antioxidantes previene el desarrollo de la preeclampsia durante el embarazo.

En el estudio participaron 672 mujeres embarazadas de cinco meses, divididas al azar en tres grupos distintos. El primero de ellos recibió diariamente una dosis de L-arginina, al segundo se le suministró únicamente vitaminas, y al tercero un placebo. Entre las embarazadas que tomaron L-arginina únicamente el 12.7% sufrió la complicación. El ensayo ganó en 2012 el Premio a la Investigación en Nutrición.

Para esta segunda fase a nivel nacional, el aminoácido será suministrado en polvo y podrá mezclarse en jugo, yogur, atole o cualquier otra bebida. El tratamiento iniciará a partir de la semana 18 de gestación. Asimismo, se hará un seguimiento en la evolución del embarazo de quienes formen parte del estudio, se incluirá hierro y ácido fólico, y se vigilará la dieta de las gestantes.

Para la aplicación se contarán con el apoyo de la Fundación Mexicana de Prevención y Salud Materna, AC, misma que ya tramita ante la Secretaría de Salud la modificación de la Norma Oficial Mexicana 007, para la atención de la mujer durante el embarazo, parto y puerperio, y del recién nacido, con el propósito de que se incluya el trabajo de investigación de los universitarios.

Asimismo, cabildea ante las comisiones de salud de las cámaras de Senadores y Diputados una iniciativa que permita incluir en el cuadro básico de medicamentos del sector salud el suplemento alimenticio enriquecido con el aminoácido.

Impacto de la preeclampsia

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI), uno de los padecimientos más frecuentes durante la etapa de gestación entre las mexicanas es la preeclamsia, enfermedad que presenta la tasa de morbilidad más alta en mujeres embarazadas entre los 20 y los 24 años (188 casos de cada 100 mil mujeres de ese grupo de edad).

La preeclampsia es una condición que combina presión arterial elevada (más de 140/90) y cantidades excesivas de proteína en la orina de la madre. Se produce cuando la placenta no llega a desarrollarse por completo y se crea hipertensión arterial en los vasos sanguíneos maternos. Las afectadas pueden sufrir convulsiones, derrame cerebral, insuficiencia orgánica múltiple y en caso extremos la muerte, tanto de ellas como del producto.

En la actualidad, la única manera conocida de curar esta patología, llamada también toxemia del embarazo, es interrumpiendo el embarazo y forzando el parto. En México, una de cada diez mujeres embarazadas la desarrolla. En Estados Unidos, alrededor del 5 al 8% de las embarazadas la padece.

Si vives en Estados Unidos recuerda que no importa la condición médica que tengas, uno de los mandatos de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio, que promulgó el presidente Barack Obama en marzo de 2010, prohíbe a las aseguradoras denegarle cobertura o cobrarte más por condiciones médicas preexistentes, incluyendo el embarazo. Conoce más de estas opciones en el Centro de Seguros Médicos.

Según la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, la hipertensión causada por la preeclampsia puede afectar negativamente al feto al causar el angostamiento de las arterias placentarias. El angostamiento de las arterias puede causar una reducción grave del flujo sanguíneo a ciertas áreas de la placenta. Si el flujo sanguíneo permanece restringido, ciertas áreas de la placenta pueden "morir" y poner al bebé en peligro.

Con frecuencia, una mujer que tiene preeclampsia no se siente enferma, los síntomas pueden ser: hinchazón de manos y cara/ojos (edema), aumento repentino de peso en un período de 1 a 2 días, más de 1 kg (2 libras) por semana.

Los síntomas de preeclampsia grave abarcan: dolores de cabeza que no desaparecen, dolor abdominal en el lado derecho, debajo de las costillas. El dolor también se puede sentir en el hombro derecho y se puede confundir con acidez gástrica, dolor en la vesícula biliar, un virus estomacal o el bebé pateando. Irritabilidad, disminución del gasto urinario, no orinar con mucha frecuencia, náuseas y vómitos, cambios en la visión.

El cuidado prenatal de manera temprana y durante todo el embarazo es clave para prevenir la preeclampsia.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?