SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La terapia de reemplazo hormonal es segura a corto plazo

Por Kathleen Doheny, Reportero de Healthday -
La terapia de reemplazo hormonal es segura a corto plazo

Pero el tratamiento debe personalizarse para cada mujer, afirman las nuevas directrices

JUEVES, 9 de junio (HealthDay News/HolaDoctor) -- El tratamiento con la terapia de reemplazo hormonal (TRH), si se personaliza a las necesidades individuales de una mujer, parece ser seguro durante la menopausia, según un informe que será publicado el viernes en el Congreso Mundial de la Menopausia en Roma, Italia.

"La evidencia es bastante convincente de que a las mujeres jóvenes y sanas les va bastante bien, y las beneficia de varias formas", aseguró el Dr. Roger Lobo, profesor de obstetricia y ginecología de la Universidad de Columbia en la ciudad de Nueva York, y miembro del grupo de trabajo que actualizó las directrices sobre la TRH para la Sociedad Internacional de Menopausia.

"Creo que el hallazgo principal es que la indicación más importante para la TRH son los síntomas", planteó Lobo. "Joven" quiere decir mujeres entre los 50 y 59 al inicio de la menopausia, comentó.

Las recomendaciones podrían ayudar a resolver la controversia que surgió en 2002 después de un alarmante informe de la Iniciativa de salud de la mujer (WHI, por su sigla en inglés), un estudio de gran tamaño. Ese estudio, que comenzó como un ensayo de prevención de la enfermedad cardiaca, concluyó que la TRH no protegía al corazón y que sus riesgos superaban a los beneficios para la prevención de la enfermedad crónica.

Pero cuando el grupo de redacción de la sociedad de la menopausia revisó el WHI y evidencia adicional, concluyó que la TRH es por lo general segura para la mayoría de mujeres en el momento de la menopausia.

Además, al aliviar los molestos síntomas menopáusicos, como los sofocos y la resequedad vaginal, la TRH podría mejorar la calidad de vida y la sexualidad, señaló Lobo. También podría ayudar a prevenir la osteoporosis y el cáncer de colon, dijeron los autores.

"Y en estas mujeres de menos de 60 años, hay evidencia temprana de que también hay un beneficio cardiaco", señaló Lobo.

Dado que el tratamiento con TRH es altamente individual, la decisión de una mujer de iniciar o continuar el tratamiento debe abordarse con su médico, apuntaron los autores.

Las recomendaciones actualizadas, que aparecen en la revista Climacteric, también instan a las mujeres que usan TRH a revisar la decisión anualmente con su médico, y a descontinuarla cada pocos años para ver si los síntomas regresan.

Se aconseja un uso a corto plazo, justo el tiempo necesario para aliviar los síntomas, y con la dosis más baja que los alivie.

Un motivo del cambio es que la edad promedio de las participantes del estudio anterior fue de 63, típicamente tras el final de los síntomas menopáusicos, y un momento poco usual para iniciar el reemplazo hormonal.

"El péndulo volvió de su sentimiento negativo álgido después de que datos más detallados del estudio WHI demostraran la importancia de la edad de inicio y el buen perfil de seguridad de la TRH en mujeres menores de 60", escribieron los autores.

"La TRH sigue siendo la terapia más eficaz para los síntomas vasomotores [como los sofocos] y la atrofia urogenital [que incluye la resequedad vaginal]", según el informe.

"Otras quejas relacionadas con la menopausia, como dolores articulares y musculares, cambios en el estado de ánimo, molestias del sueño y disfunción sexual (lo que incluye una menor libido) podrían mejorar durante la TRH", continuaron los autores.

Otros hallazgos:

  • Los riesgos y efectos secundarios potenciales aumentan con la edad, dijeron los expertos. Así que las mujeres que han pasado la menopausia hace muchos años deben ser especialmente cautas, aunque para algunas de ellas la TRH a largo plazo podría resultar segura, apuntó Lobo.
  • La forma combinada de TRH, que incluye estrógeno y progesterona, aumenta ligeramente el riesgo de cáncer de mama. Es probable que las mujeres con antecedentes familiares de cáncer de mama no deban tomarla.
  • Las mujeres mayores de 60, que están en mayor riesgo de accidente cerebrovascular por la TRH, podrían considerar un parche transdermal de TRH, que no se asocia con un mayor riesgo de accidente cerebrovascular.
  • Las mujeres que han recibido una histerectomía pueden beneficiarse de la TRH en términos de una reducción en el riesgo de enfermedad cardiaca.

La Dra. Elizabeth Poynor, ginecóloga y oncóloga ginecológica del Hospital Lenox Hill de la ciudad de Nueva York, que está familiarizada con el estudio, piensa que éste es sólido.

"Estamos cerrando el círculo con la TRH", comentó. "Nos damos cuenta que para algunas mujeres realmente conlleva un beneficio. Pasamos de dar TRH a todo el mundo a no darle TRH a nadie [tras los hallazgos de 2002] a realmente individualizarla, que es la forma en que debemos usar la TRH".

Afirmó que la TRH "definitivamente no es algo que encaja en todas las situaciones, y eso es lo que me gusta sobre esta declaración de posición".

La sociedad de la menopausia pagó la revisión, y no recibió fondos de fuentes externas.

Más información

Para más información sobre la salud en la mediana edad, visite el Congreso Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Mujer a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?