SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La dieta y la pérdida de peso alivian los síntomas de la menopausia

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -
La dieta y la pérdida de peso alivian los síntomas de la menopausia

Un estudio de gran tamaño muestra que los sudores nocturnos y los sofocos se eliminan o reducen con una dieta baja en grasa

Un estudio de gran tamaño sugiere que las mujeres menopáusicas que pierden peso con una dieta baja en grasa y rica en frutas y verduras podrían reducir o eliminar los sofocos y sudores nocturnos.

Una de las razones por las que los investigadores analizaron la pérdida de peso como una manera de lidiar con los síntomas de la menopausia fue porque una investigación anterior relacionó la terapia de reemplazo hormonal con las enfermedades cardíacas y el cáncer del seno.

"Queríamos saber si esto podría ser una alternativa a la terapia hormonal", dijo la investigadora principal Candyce Kroenke, investigadora científica de la División de Investigación de Kaiser Permanente del Norte de California en Oakland.

"De hecho, las mujeres que perdieron peso en el contexto de esta dieta más saludable, que consistía en disminuir las grasas y aumentar los granos enteros, las frutas y verduras, eran significativamente más propensas a reducir o eliminar los síntomas", agregó.

Se observó una reducción de los sofocos y de los sudores nocturnos, los principales síntomas de la menopausia, tanto en mujeres con sobrepeso como de peso normal que perdieron peso, apuntó Kroenke.

Y la razón es muy simple, destacó: la grasa tiende a retener calor y la pérdida de peso ayuda al cuerpo a disipar el calor con más facilidad.

El informe, que aparece en la edición en línea del 11 de julio de Menopause, incluyó datos de más de 17,000 mujeres que participaron en el estudio Iniciativa de salud de la mujer (Women's Health Initiative).

Las mujeres con síntomas menopáusicos que consumían una dieta baja en grasa y rica en granos enteros, frutas y verduras, que no tomaban terapia de reemplazo hormonal y que perdieron al menos 10 libras (4.5 kilos) en un año eran más propensas a observar una reducción o eliminación de los sudores nocturnos y sofocos al año después que las mujeres que mantuvieron su peso (grupo de "control"), hallaron los investigadores.

La Dra. Jennifer Wu, obstetra y ginecóloga del Hospital Lenox Hill de la ciudad de Nueva York, comentó que "esto definitivamente va de la mano con la idea de que una buena dieta, el ejercicio y perder peso contribuyen a la salud en general".

Además, agregó "Es una solución rápida y fácil para los sofocos y los sudores nocturnos".

Wu apuntó que los médicos son aún renuentes a recetar la terapia hormonal aunque esta sea eficaz. "Esta es una solución de bajo riesgo", sostuvo.

"Creo que va a funcionar en algunas pacientes, aunque obtengan tal vez solamente un alivio parcial de sus síntomas, pero cualquier ayuda es buena" apuntó Wu.

"La dieta y la pérdida de peso son un hábito saludable que ayudará con suerte a aliviar los síntomas menopáusicos. Hay muy pocos inconvenientes en hacerlo", agregó.

Otra experta estuvo de acuerdo.

"Adoptar una dieta saludable es siempre una buena idea", señaló Samantha Heller, nutricionista, fisióloga del ejercicio y coordinadora de nutrición clínica en el Centro de Atención del Cáncer del Hospital Griffin en Derby, Connecticut.

"Los alimentos saludables, como verduras, soya, granos enteros, legumbres, frutos secos y frutas reducen el riesgo de muchas enfermedades crónicas y pueden mejorar la salud y el bienestar de forma considerable. En este caso, junto con la pérdida de peso de 10 libras (4.5 kilos) o el 10 por ciento del peso corporal, las mujeres sanas que hicieron cambios saludables en la dieta solían disminuir los síntomas de los sofocos y los sudores nocturnos", apuntó Heller.

"Este estudio también resalta el efecto positivo de la educación nutricional continua llevada a cabo por dietistas registrados", agregó. "Las mujeres en el grupo de intervención, que recibieron el asesoramiento de dietistas registrados, eran tres veces más propensas a perder peso que las mujeres del grupo de control. Un factor importante en los intentos fallidos para perder peso es que la gente no sabía cómo o por dónde empezar. El asesoramiento en nutrición elimina las conjeturas de crear un estilo de vida saludable y ayuda a motivar y capacitar a la gente a mantenerse en el camino".

La investigación se publicó pocos días después de que una coalición, integrada por los principales grupos médicos, concluyera en un comunicado conjunto que la terapia de reemplazo hormonal puede ser útil y segura para muchas mujeres con síntomas de la menopausia.

La coalición está integrada por 15 grupos médicos, incluidas la Sociedad Norteamericana de Menopausia, la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva, la Sociedad de Endocrinología y la Academia Americana de Médicos de Familia.

Más información

Para más información sobre la menopausia, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Mujer a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?