SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cáncer: ¿Me tiño o no me tiño?

Por -
Cáncer: ¿Me tiño o no me tiño?
CRÉDITO: THINKSTOCK

Desde hace años se habla de la posibilidad de que los tintes para el cabello aumenten el riesgo de desarrollar algunos tipos de cáncer pero a pesar de esto se siguen utilizando. Tal es así que hoy en día para muchos la decisión ya no pasa por el color de la tintura sino por el hecho de teñirse o no cuando aún hoy aparecen investigaciones que aseguran que algunas tinturas contienen elementos cancerígenos.

A pesar de las prohibiciones existentes, un nuevo estudio de la Universidad Lund en Suecia asegura que hay cancerígenos aún existen en las tinturas y podrían ser causantes de cáncer en los riñones, de linfoma, leucemia o cáncer de mama. 

Para realizar el estudio, los investigadores analizaron la sangre para detectar la exposición a estos cancerígenos en las moléculas de hemoglobina en 295 mujeres en la provincia de Scania, Suecia, que se teñían regularmente y 60 que no habían utilizado el producto en un año.

"El resultado fue algo inesperado porque encontramos la presencia de estos productos en las mujeres que se teñían el cabello", dicen los expertos quienes aclaran que se da en las mujeres que se tiñen sobre todo de oscuro y no tanto en los de color claro.

Debido a la gravedad de estas enfermedades, la comunidad científica considera muy importante que los usuarios sepan a qué se exponen cuando se tiñen el cabello.

Un poco de historia 

Ya en la década de los 70, algunas investigaciones comprobaron que la sustancia 4-metoxi-m-fenilendiamina (4-MMPD) en varios tintes, penetraba la piel animal y la humana y podría ser tóxica.

En 1980 la Administración de Drogas y Alimentos (FDA en inglés) exigió que las tinturas tuvieran una etiqueta de “Advertencia”, pero los fabricantes apelaron diciendo que los riesgos eran bajos y la FDA aceptó retirar la obligación de tener las etiquetas, hasta que se descubran nuevas evidencias.

Otras sustancias que han sido cuestionadas son:  4-cloro-m- fenilendiamina, 2,4-toluendiamina, 2-nitro-p-fenilendiamina , 4-amino-2-nitrofenol y el llamado alquitrán mineral (alquitrán de carbón), uno de los ingredientes principales de muchos tintes.

De acuerdo, al Instituto Nacional del Cáncer, las tinturas permanentes, también llamados tintes oxidantes son los más peligrosos. La gente recurre a estas sustancias porque son permanentes y la única forma de que desaparezca es con el crecimiento de cabello nuevo. Junto con el agua oxigenada, estos tintes producen una reacción química que hace que se formen las moléculas de pigmento y modifiquen el color del cabello.'

Otra investigación

Por otro lado, investigadores estadounidenses descubrieron también indicios del vínculo entre el uso por largos períodos de tintura para el cabello y el linfoma cancerígeno no-hodgkiniano, según un estudio divulgado por el American Journal of Epidemiology.

En dicha investigación, se analizó a más de 1300 mujeres en el estado de Connecticut y aquellas que comenzaron a teñirse el cabello antes de 1980 tenían un 40% más de riesgos de contraer esa forma de cáncer.

El resultado es similar: problema se dio sobre todo en mujeres que han utilizado tinturas permanentes y de color oscuro de manera frecuente (ocho o más veces veces al año) durante al menos 25 meses, tienen el doble de posibilidades de contraer un linfoma, explicó el doctor Tongzhang Zheng, de la Universidad de Yale, quien dirigió ese estudio.

Por otra parte, "el riesgo no aumentó entre las mujeres que se tiñeron sus cabellos con tinturas no permanentes de color claro", agregó.

Más información

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Mujer a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?