SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Un control estricto de la glucemia muestra resultados mixtos para la salud de los riñones

Por HealthDay -

El método podría aliviar ciertas señales de insuficiencia renal en los diabéticos, pero el beneficio a largo plazo sigue sin estar claro

MARTES, 29 de mayo (HealthDay News) -- El control intensivo de los niveles de glucemia (azúcar en sangre) reduce el riesgo de ciertas señales de daño renal entre los diabéticos, indica una investigación reciente.

Sin embargo, la evidencia no mostró que el control intensivo reduzca el riesgo de realmente desarrollar enfermedad grave de los riñones.

Las dos señales de daño renal en que se enfocó el estudio son afecciones conocidas como microalbuminuria y macroalbuminuria. Se caracterizan por niveles excesivos de proteína en la orina, que por lo general resultan del daño en las unidades de filtrado de los riñones, según la información de respaldo del estudio, que aparece en la edición del 28 de mayo de la revista Archives of Internal Medicine.

Pero la revisión de los datos de siete ensayos clínicos que incluyeron a más de 28,000 pacientes adultos no halló evidencia concluyente de que un control intenso de la glucemia se relacionara con una reducción en el riesgo de problemas graves de los riñones, incluso de insuficiencia renal o de muerte por insuficiencia renal.

"Nuestro análisis demuestra que, tras 163,828 pacientes-años de seguimiento en los siete estudios examinados, un control glucémico [del azúcar en sangre] intensivo reduce la albuminuria", pero no hay suficientes datos para decir si ese beneficio se extiende a la enfermedad renal o a la insuficiencia renal, escribieron el Dr. Steven Coca, de la Universidad de Yale, y colegas.

Esto podría significar que hay poco motivo para iniciar un control intensivo de la glucemia en la diabetes tipo 2 de etapa media en un intento de prevenir la insuficiencia renal, concluyeron.

Sin embargo, un experto que no participó en el estudio señala que las investigaciones incluidas en este metaanálisis eran demasiado cortas para evaluar la forma en que un control intensivo de la glucemia podría afectar el riesgo de insuficiencia renal en pacientes de diabetes tipo 2.

"Aunque implementar una terapia intensiva es difícil y conlleva una carga y un gasto, todos los datos primarios siguen respaldando su beneficio a largo plazo", escribió en un editorial acompañante el Dr. David Nathan, del Hospital General de Massachusetts.

Otra experta estuvo de acuerdo.

"Creo que este [hallazgo] es engañoso, ya que la mayoría de estudios incluidos en el análisis fueron de duraciones relativamente cortas del tratamiento 'intensivo', y también tuvieron seguimientos bastante cortos", señaló la Dra. Tracy Breen, directora de atención de la diabetes del Sistema de Salud North Shore-LIJ en New Hyde Park, Nueva York.

Añadió que "las complicaciones microvasculares con frecuencia tardan años en desarrollarse. Cualquier análisis que incluya ensayos con un seguimiento inferior a diez años podría no tener la potencia estadística para mostrar diferencias en los eventos clínicos".

Más información

La Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association) tiene más información sobre un control estricto de la diabetes.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?