Publicidad

Editar mi perfil

Enfermedades de los riñones

Por Holadoctor -


Las enfermedades renales son procesos largos, muchas veces sin síntomas evidentes. Sepa cuáles son y cómo se diagnostican las enfermedades en los riñones.

Función de los riñones

Los riñones poseen en su interior alrededor de un millón de diminutas estructuras que se denominan nefrones. Son las que tienen como función filtrar la sangre y eliminar los productos de desecho y el exceso de agua que luego se transformará en orina. Esta se desplaza hacia la vegija por unos canales denominados uréteres.
Algunas lesiones en los nefrones provocan una enfermedad renal y entonces los riñones no pueden eliminar los desechos. Normalmente, es un proceso de largo plazo y no hay síntomas evidentes que señalen que esto está ocurriendo.

Principales enfermedades

Piedras en los riñones o cálculos renales

Los cálculos renales están compuestos por sales y minerales en la orina que se adhieren entre sí para formar pequeñas “piedritas”. Pueden ser tan pequeños como granos de arena o tan grandes como una nuez. Podrían quedarse en los riñones o salir del cuerpo a través del tracto urinario. El tracto urinario es el aparato del cuerpo que produce la orina y la transporta hacia afuera del cuerpo.

Insuficiencia renal o enfermedad crónica de los riñones

Cuando los riñones funcionan bien, limpian la sangre y eliminan los desechos, minerales y exceso de líquido. Además, producen las hormonas necesarias para mantener los huesos fuertes y la sangre sana.
Pero si los riñones tienen alguna lesión, no pueden desempeñar estas funciones, entonces comienzan a acumularse desechos peligrosos para el organismo.
Se presenta un aumento de la presión arterial e insuficiente producción de glóbulos rojos: a esto se denomina enfermedad crónica de los riñones.

Causas

Diabetes

Es importante que los riñones funcionen bien, dado que cumplen dos actividades muy importantes, como filtrar los desechos y mantener el equilibrio de las sustancias químicas de la sangre.
Con la diabetes, se deterioran los vasos sanguíneos del cuerpo y los riñones dejan de desempeñar estas funciones.
Cualquier clase de diabetes (tipo 1 o tipo 2) ocasiona una enfermedad en los riñones, de modo que quienes padecen de diabetes, deben realizar pruebas de sangre y de orina en forma periódica, para detectar una posible enfermedad renal.

Hipertensión

Es la segunda causa desencadenante de enfermedades en los riñones o insuficiencia renal. Tener la presión arterial elevada obliga al corazón a esforzarse más y esto, con el tiempo, daña todos los vasos sanguíneos, inclusive los que se encuentran en los riñones.

Síntomas

Es muy difícil que una persona perciba que tiene una enfermedad en los riñones, porque al comienzo, ésta no presenta síntomas.
El daño se produce lentamente durante muchos años, incluso en décadas, y casi siempre afecta a los dos riñones al mismo tiempo.
En cambio, ante una enfermedad renal avanzada, puede suceder que
se sienta cansado, con problemas urinarios, que pierda el apetito, que tenga hinchazón y comezón en las manos y los pies y que sufra de calambres y falta de concentración.

Diagnóstico y pruebas

Ante la sospecha de enfermedad en los riñones, el médico puede solicitar análisis o pruebas rutinarias de sangre y orina.
La National Kidney Foundation, (Fundación Nacional del Riñón) recomienda 3 pruebas sencillas para detectar la enfermedad renal:

  • Medición de la presión arterial.
  • Comprobación rápida de proteína o albúmina en la orina.
  • Cálculo de la tasa de filtración glomerular, con base en una medición de creatinina en suero. El nivel de creatinina muestra cómo están funcionando los riñones.

Otras pruebas de laboratorio

Imágenes de los riñones

Se pueden practicar imágenes por ultrasonido, tomografía computarizada o a través de resonancia magnética. Son pruebas efectivas para detectar crecimientos inusuales o bloqueos en el flujo de la orina.

Biopsia de riñón

Se realiza para examinar una parte de tejido del riñón con un microscopio. Para obtener esta muestra, se inserta una aguja a través de la piel, en la zona posterior del riñón.

Ecografía abdominal

Nivel de potasio en la sangre

Citoscopia

¿Qué puede hacer para controlar una ERC?

En la etapa inicial de una enfermedad de los riñones, se puede prevenir el avance con algunas medidas saludables:

  • Controlar el nivel de glucosa en sangre.
  • Mantener la presión arterial en un nivel normal.
  • Tener una dieta baja en proteínas
  • Controlar el colesterol
  • Toman un inhibidor de enzima convertidora de angiotensina (ECA)
  • No fumar
  • Realizar ejercicios específicos para mantener o restaurar la función urinaria.

Cuando los riñones dejan de funcionar

Si los riñones dejan de funcionar por completo, el cuerpo se llena de agua en exceso y de productos de desecho, esto se denomina uremia.
Si no es tratada, la uremia causará convulsiones y podría llevar a un estado de coma.
Las soluciones son: realizar un tratamiento de diálisis o un trasplante de riñón.

Diálisis

El tratamiento de diálisis puede ser por hemodiálisis y diálisis peritoneal. La hemodiálisis utiliza un filtro especial llamado dializador, que funciona como un riñón artificial para depurar la sangre.
El dializador es un recipiente cilíndrico que se conecta a la máquina de hemodiálisis. En el tratamiento, la sangre corre a través de unos tubos hasta el dializador, donde se filtran los desechos, el exceso de sal y el exceso de agua. Una vez que está limpia, la sangre fluye a través de otro conjunto de tubos y vuelve a ingresar al cuerpo.

Trasplante de riñón

El paciente recibe un riñón donado de alguien que falleció o de un familiar cercano.
El riñón a trasplantar debe tener compatibilidad con el cuerpo del trasplantado, es muy importante para que sistema inmunitario no lo rechace.
El sistema inmunitario podrá reaccionar ante el nuevo riñón, tomándolo como un extraño.
Una de las medidas que existen para que éste lo acepte, es tomar medicamentos especiales para engañar al sistema inmunitario.


Fuente: Medline Plus

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo