SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

EPOC, más que la ‘tos del fumador’

Por Violeta Merlo -
EPOC, más que la ‘tos del fumador’
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

José es maestro y aunque da clases en la universidad, cualquier esfuerzo como caminar o subir escaleras es suficiente para que se sienta agitado y tenga dificultades para respirar. Como él, en el mundo hay más de 210 millones de personas que viven con la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), padecimiento de las vías respiratorias que merma la capacidad física del paciente.

De acuerdo con el Dr. Luis Albrecht Septién Stute, Neumólogo del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición ‘Salvador Zubirán’ (INCMNSZ) de México la disnea (falta de aire) es un síntoma común de la EPOC, toda vez que la obstrucción de las vías respiratorias dificulta el movimiento de entrada y salida de aire de los pulmones. La tos constante, el catarro bronquial o silbidos en el pecho recurrentes son síntomas que no deben pasarse por alto.

En el marco del Día Mundial de la EPOC que se celebra el 20 de noviembre, el experto dijo que este mal pulmonar progresivo representa un desafío médico, principalmente para hacer un oportuno diagnóstico oportuno, toda vez que se puede confundir con un cuadro gripal, asma o bronquitis, además, algunos pacientes dan por hecho que los síntomas son los normales de un fumador y recurren a la automedicación.

Al resaltar los avances en tratamientos para atender ese problema de salud, señaló que a medida que avanza la EPOC, la función pulmonar disminuye debido a las exacerbaciones, episodios donde empeoran los síntomas y ocurren en promedio de 1 a 4 veces por año, siendo el principal motivo de ingresos hospitalarios y con un alto costo de atención.

Aunado a ello, la EPOC provoca un alto grado de discapacidad, ya que hace que las personas se sientan temerosas, frustradas, aisladas y deprimidas.

Broncodilatación, clave en tratamiento

Septién Stute indicó que a la fecha la EPOC no tiene cura, pero hay varios tratamientos que pueden ayudar a controlar sus síntomas y a mejorar la calidad de vida de los pacientes. El tratamiento estará determinado por el médico y puede incluir glucocorticoides, antibióticos, oxígeno o bien, broncodilatadores, estos últimos relajan los músculos que rodean las vías respiratorias que hace que sea más fácil respirar.

En este sentido, el bromuro de tiotropio “ha sido uno de los descubrimientos más innovadores de los últimos 10 años, ya que es el primer broncodilatador anticolinérgico de acción prolongada que puede reducir el riesgo de exacerbaciones y disnea, aumentando así la calidad de vida del paciente”, agregó el también médico internista.

Precisó que la EPOC se confirma con una prueba llamada espirometría, la cual mide la cantidad y la velocidad del aire inspirado y espirado.

Epidemiología mundial

De acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la EPOC es la cuarta causa de mortalidad en la población con 3.28 millones en 2011, cantidad por arriba de las muerte por VIH/SIDA y diabetes combinados. Mata aproximadamente a una persona cada 10 segundos y se prevé que en 2030 sea la tercera causa de fallecimiento a nivel global.

Los principales factores de riesgo son el tabaquismo, la contaminación del aire, tanto en espacios cerrados como en el exterior, y la inhalación de partículas de polvo y sustancias químicas en el lugar de trabajo.

En México de acuerdo a cifras de las autoridades de salud, anualmente mueren 21,000 personas por EPOC, es decir 57 personas al día, o cerca de 2 cada hora. La Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) estima que el 15 por ciento de los fumadores desarrolla EPOC, lo que representaría 4.5 millones de mexicanos.

El Instituto del Corazón de Texas indica que alrededor de 12 millones de personas en los Estados Unidos sufren de la EPOC y es la cuarta causa de muerte. En EE.UU. el humo del tabaco es el principal factor en el desarrollo y progresión de la EPOC, aunque la exposición a los contaminantes aéreos en el hogar y en el lugar de trabajo, los factores genéticos y las infecciones respiratorias también son factores de riesgo en la aparición de la enfermedad.

Bajo la normativa de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act o ACA en inglés), no importa la condición médica que tengas, uno de sus mandatos prohíbe a las aseguradoras discriminar a personas con condiciones preexistentes. Además, hay una amplia gama de exámenes preventivos a los que podrás acceder de manera gratuita o a un costo moderado. Conoce más de estas opciones en el Centro de Seguros Médicos.

Más sobre la EPOC

El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI, por sus siglas en inglés) refiere que en Estados Unidos el término EPOC abarca dos enfermedades principales: el enfisema y la bronquitis crónica.

En el enfisema, las paredes que separan muchos de los alvéolos están lesionadas. Por esta razón, los alvéolos pierden su forma normal y se aflojan. Este tipo de lesión también puede destruir las paredes de los alvéolos, lo cual da origen a que haya menos alvéolos y sean más grandes, en vez de muchos alvéolos diminutos. Si esto sucede, disminuye el intercambio gaseoso en los pulmones.

En la bronquitis crónica, la capa que cubre el interior de las vías respiratorias está constantemente irritada e inflamada. Esto hace que esta capa se vuelva gruesa. Dentro de las vías respiratorias se forman grandes cantidades de mucosidad, lo cual hace que sea difícil respirar.

La mayoría de las personas que tienen EPOC sufren enfisema y bronquitis crónica al mismo tiempo. Por eso, el término general EPOC es más apropiado.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?