SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

¿Qué significa tener pie de atleta o tinea pedis?

Por HolaDoctor y agencias -
¿Qué significa tener pie de atleta o tinea pedis?

El pie de atleta o en su nombre científico, tinea pedis, se trata de la aparición de un tipo de hongos en los pies, principalmente entre los dedos, aunque también se puede extender a otros sectores, inclusive las uñas. 

Los hongos son organismos que se desarrollan en presencia de humedad, oscuridad y calor, y algunas personas son muy susceptibles de ser afectadas por este tipo de enfermedad, entre ellas las que transpiran abundantemente esta zona.  

El contagio es habitual al circular sin calzado por pisos mojados o húmedos, en piletas de natación o vestuarios de club, o entre quienes comparten calzado o elementos de higiene como toallas o esponjas. 

Síntomas

La presencia de hongos suele producir ardor o picazón, y si la persona se rasca esta zona y luego toca alguna otra parte del cuerpo como ser axilas, talones, palmas o ingles, se puede llegar a extender la afección. Es una enfermedad mas común entre los hombres.   

La piel infectada con hongos toma una coloración rojiza, se resquebraja o se pela, puede llegar a sangrar, produce picazón y ardor. 

También pueden aparece ampollas o pústulas que producen mucho dolor al abrirse. En casos muy severos la piel se puede engrosar formando callos y sequedad. 

Si los hongos afectan las uñas de los dedos del pie, éstas suelen tomar un color amarillento o hasta marrón, se ponen bastante más gruesas, pueden tener mal olor y acumular suciedad a los costados.

También pueden aparecer manchas blancas en la superficie de la uña. 

Tratamiento

Existe un tratamiento casero para remediar esta afección que funciona en muchos casos:

  • Realizar un baño de pies al menos una vez al día con agua tibia y jabón neutro. 
  • Secar muy bien los pies después de lavarlos y cambiarse las medias con frecuencia. Dentro de la variedad de medias que existe se recomienda utilizar las de algodón o de lana que absorban la humedad. 
  • Exponer los pies al aire durante cortos períodos durante el día, pero no caminar con los pies descalzos para no exponer a los pies a mayores infecciones o a contagiar al resto de los habitantes de la casa. 
  • Los calzados abiertos como sandalias son recomendables porque permiten respirar al pie. 
  • Existe en el mercado medicación que se utiliza para hacer topicaciones o baño de pies para curar las uñas infectadas.
  • También se pueden consumir medicamentos para hacer topicaciones o para tomar por boca con prescripción médica.

Prevención

  • No circular sin calzado por pisos húmedos o mojados . 
  • Usar calzado abierto o sandalias el mayor tiempo posible.
  • No compartir calzado u objetos de higiene personal como toallas o esponjas.
  • Utilizar medias de materiales absorbentes como algodón o lana.
  • Quienes transpiran mucho los pies deberían cambiarse las medias con frecuencia.
  • Utilizar calzado que permita la circulación de aire.
  • Mantener limpios los baños de uso compartido.
  • Mantener los pies limpios y con un talco antifungicida en los pies, el calzado y los pies.
  • Limpiar frecuentemente el calzado deportivo con alguno producto antihongos.
  • Mucha gente no reconoce los hongos en las uñas del pie. 
  • Los hongos son organismos que crecen sin presenncia de sol, atacan fácilmente las uñas, ya que se nutren de la keratina de las uñas que es la proteína de las uñas.

La infección puede alojarse debajo de la uña o penetrar en la misma, esto puede causar dolor al caminar y rozar con el calzado.

Esta infección puede traer también una segunda infección bacteriana en la superficie de la uña.

Las uñas son más vulnerables en la zona de nacimiento, especialmente para las personas que andan descalzos en piscinas, vestuarios y zonas húmedas.

Las personas que tienen enfermedades crónicas como diabetes, problema circulatorios o inmunodeficiencias son especialmente sensibles a esta afección.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?