SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Insomnio aumentaría riesgo de Alzheimer

Por -
Insomnio aumentaría riesgo de Alzheimer
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Tener problemas para dormir o sufrir de insomnio no sólo te dejará sin energías al día siguiente, también podría tener una relación directa con el riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer, de acuerdo con investigadores de la Universidad de Radboud en Nijmegen, Países Bajos.

Los resultados del estudio publicados en la revista JAMA Neurology advierten que tras una noche sin dormir aumentan los niveles de la proteína beta-amiloide, una proteína cuya acumulación en forma de placas en el cerebro conduce a la desarrollar esta enfermedad neurodegenerativa.

"Creemos que el sueño normal y saludable ayuda a reducir la cantidad de beta-amiloide en el cerebro pero cuando se perturba se altera esta disminución", señaló Jurgen Claassen, autor principal del estudio.

Para llegar a dicha conclusión los investigadores reclutaron a 26 hombres de mediana edad sin problemas de sueño y se midieron sus niveles de beta-amiloide antes y después de acostarse. La mitad fueron asignados al azar para dormir tranquilamente sin interrupciones, mientras que el otro grupo estuvo despierto toda la noche.

Al comparar las mediciones antes y después de acostarse de ambos grupos, los resultados mostraron que los participantes que durmieron bien redujeron un 6% sus niveles de beta-amiloide en el líquido cefalorraquídeo durante la noche. En tanto, entre el grupo que se mantuvo despierto no hubo cambios.

“Creemos que la beta-amiloide se elimina del cerebro o reduce su presencia durante el sueño”, explicó Claassen y añadió que cuanto más frecuente era la falta de sueño, más la acumulación de la proteína.

Si bien, los autores del trabajo reconocen que los resultados no prueban que dormir lo suficiente sirva para prevenir el Alzheimer, sí muestran como el sueño puede ser uno de otros muchos factores que originan la enfermedad.

La pesadilla de no poder dormir

La Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos refiere que el insomnio es uno de los trastornos del sueño más común y lo define como la incapacidad para conciliar el sueño y/o interrupciones del sueño frecuentes con una incapacidad para volver a dormir.

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) aproximadamente 50 a 70 millones de estadounidenses padecen este tipo de trastorno del sueño. Por su parte, la Fundación Nacional del Sueño refiere que el insomnio es un problema de salud común entre los adultos mayores, que afecta a cerca del 23 a 34% de la población de mayores de 65 años.

Tener insomnio es un problema que también se traduce en dinero desperdiciado. Luego de analizar los hábitos de sueño y el rendimiento laboral de 7,428 trabajadores, la Facultad de medicina de Harvard concluyó que el sueño perdido causa anualmente pérdidas de hasta 60 mil millones de dólares.

Aunque para la mayoría de las personas se recomiendan de 7 a 8 horas de sueño en la noche, los niños y los adolescentes necesitan más tiempo. Las personas mayores tienden a estar bien con menos sueño en la noche, pero aún requieren aproximadamente 8 horas de sueño en un período de 24 horas. La calidad del sueño es tan importante como su cantidad.

El temible Alzheimer

La enfermedad de Alzheimer es la forma más común de demencia entre las personas mayores y la que produce una mayor tasa de discapacidad en el mundo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) prevé que su incidencia se triplique en los próximos años debido al aumento de la esperanza de vida. Por este motivo, cualquier avance en la investigación sobre la prevención o el tratamiento del Alzheimer, genera muchas expectativas.

Suele comenzar después de los 60 años y el riesgo aumenta a medida que la persona envejece. Inicia lentamente, primero afecta las partes del cerebro que controlan el pensamiento, la memoria y el lenguaje. Las personas con Alzheimer pueden tener dificultades para recordar cosas que ocurrieron recientemente o los nombres de personas que conocen. Con el tiempo los síntomas empeoran. Las personas pueden no reconocer a sus familiares o tener dificultades para hablar, leer o escribir. Pueden olvidar cómo cepillarse los dientes o peinarse el cabello. Más adelante, pueden volverse ansiosos o agresivos o deambular lejos de su casa. Finalmente, necesitan cuidados totales.

Un informe del Alzheimer’s Disease International señala que demencia afecta actualmente a 44 millones de personas en todo el mundo y la cifra podría aumentar a los 135 millones en el año 2050. Según la Asociación del Alzheimer (Alzheimer's Association), Estados Unidos gastó 200 mil millones de dólares en el tratamiento del Alzheimer y otras formas de demencia en 2012. Si no se logran avances, esa cifra superará el billón de dólares en el año 2050.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?