SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Estar sentado aumenta riesgo cardíaco

Por -
Estar sentado aumenta riesgo cardíaco
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Si usted es de las personas que permanecen más de 6 horas sentado en una oficina, conduciendo o viendo televisión tiene un mayor riesgo de enfermedades cardíacas, independientemente de la dieta que tenga o de la actividad física que realice, así lo advierten investigadores de la Unidad de Prevención Cardiovascular del Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud en España.

El estudio publicado en la Revista Española de Cardiología (REC) refiere que quienes están sentados más de 6 horas al día tienen mayores índices de masa corporal, perímetro de cintura y presión arterial diastólica, además de mayor resistencia a la insulina e inflamación.

Dichas conclusiones se desprenden de los datos obtenidos del Aragon Workers Health Study, que analizó la salud de 861 trabajadores de la fábrica de General Motors en Figueruelas. Los investigadores clasificaron a los participantes en tres grupos de acuerdo al tiempo que permanecían sentados: grupo 1 de 1.9 a 4.7 horas al día, grupo 2 de 4.8 a 6.4 horas al día y grupo 3 más de 6.6 horas al día.

Para la valoración de la actividad física, se preguntó al participante acerca del tiempo medio que dedicó a la práctica de 17 actividades deportivas diferentes durante el año anterior al día de la entrevista. El cuestionario incluyó a su vez diversas preguntas sobre hábitos y estilos de vida, como horas de televisión o video y horas sentado ante el ordenador, horas de sueño y horas que el participante permanece sentado, diferenciando entre un día laboral típico y un día típico de fin de semana.

Peor perfil metabólico

Tras analizar los resultados se observó que los trabajadores del tercer grupo, los que pasaban más horas sentados, presentaban un perímetro de cintura mayor y un índice de masa corporal más elevado (27.9 frente a 26.9 y 27.8 del primer y segundo grupo respectivamente), además de un peor perfil metabólico de riesgo cardiovascular y biomarcadores de resistencia a la insulina e inflamación más altos que los que permanecen menos tiempo sentados, independientemente de la actividad física realizada.

“Estas cifras, sumadas a una mayor tendencia a la resistencia a la insulina e inflamación de manera independiente a la intensidad de la actividad física realizada, hace que muy posiblemente podamos considerar a estas personas con un riesgo de padecer enfermedad cardiovascular más elevado que aquellas que pasan menos horas sentadas”, afirma la Dra. Montserrat León-Latre, una de las autoras del trabajo en una nota de prensa de la Sociedad Española de Cardiología.

La inactividad pasa factura

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera actividad física cualquier movimiento corporal producido por los músculos esqueléticos que exija gasto de energía. Ello incluye los deportes, el ejercicio y otras actividades, tales como el juego, el caminar, las tareas domésticas, la jardinería o el baile.

Advierte que la inactividad física es el cuarto factor de riesgo en lo que respecta a la mortalidad mundial (6% de las muertes registradas en todo el mundo). Además, es la causa principal de aproximadamente hasta del 25% de los cánceres de mama y de colon, el 27% de los casos de diabetes y aproximadamente el 30% de la carga de cardiopatía isquémica.

La OMS asegura que las personas físicamente activas tienen menor frecuencia de cardiopatías coronarias, hipertensión arterial, accidentes vasculares cerebrales, diabetes, cáncer de colon y mama, depresión; así como, menos riesgo de caídas y fracturas vertebrales o de la cadera y más probabilidades de mantener un peso saludable.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?