Publicidad

Editar mi perfil

En las emergencias, los EEUU están atrasados

Por HealthDay -

Los recortes presupuestarios y la autocomplacencia amenazan los avances en el nivel de preparación de EE. UU., advierten los expertos en salud pública

Aunque en los últimos diez años se han logrado unos avances significativos, muchos estados todavía se quedan cortos en su nivel de preparación para las emergencias de salud pública como los brotes de enfermedades, los desastres naturales y los ataques de bioterrorismo, según un informe reciente.

Halló que 35 estados y Washington, D.C., puntuaron 6 o menos en 10 indicadores claves del nivel de preparación de salud pública. Kansas y Montana fueron los que puntuaron más bajo (3 de 10), mientras que Maryland, Mississippi, Carolina del Norte, Vermont y Wisconsin fueron los que más puntuaron, con 8 de 10.

Las puntuaciones de los demás estados fueron las siguientes.

  • Una puntuación de 7: Alabama, Arkansas, California, Delaware, Nebraska, New Hampshire, Nuevo México, Nueva York, Dakota del Norte y Virginia.
  • Una puntuación de 6: Connecticut, Idaho, Iowa, Kentucky, Luisiana, Maine, Massachusetts, Missouri, Ohio, Oklahoma, Carolina del Sur, Tennessee, Utah, Washington y Wyoming.
  • Una puntuación de 5: Alaska, Arizona, Washington, D.C., Florida, Illinois, Indiana, Michigan, Minnesota, Oregón, Pensilvania, Rhode Island, Dakota del Sur, Texas y Virginia Occidental.
  • Una puntuación de 4: Colorado, Georgia, Hawái, Nevada y New Jersey.

El décimo informe anual fue publicado el miércoles por Trust for America's Health (TFAH) y la Robert Wood Johnson Foundation (RWJF).

Algunos de los hallazgos principales:

  • 29 estados recortaron los fondos de salud pública en los años fiscales 2010-2011 a 2011-2012. 23 de estos estados recortaron los fondos por segundo año consecutivo, y 14 por tercer año consecutivo.
  • Los fondos federales para la preparación estatal y local se han reducido en un 38 por ciento de 2005 a 2012. Los estados reportan que los avances en el nivel de preparación de salud pública logrados desde el 11 de septiembre de 2001 se están perdiendo, y que los recortes presupuestarios desde 2008 han resultado en la pérdida de más de 45,700 empleos en los departamentos de salud estatales y locales.
  • Apenas dos estados han cumplido con la meta nacional de vacunar al 90 por ciento de los niños pequeños de 19 a 36 meses de edad contra la tos ferina (pertussis). Este año, el estado de Washington ha tenido uno de los mayores brotes de tos ferina en la historia reciente, anotó el comunicado.
  • 35 estados y Washington, D.C., no cuentan actualmente con planes completos de adaptación al cambio climático, que incluyen la planificación para las amenazas de salud planteadas por los eventos climáticos extremos.
  • Veinte estados no obligan a todas las guarderías autorizadas a tener un plan escrito de evacuación para peligros múltiples.
  • Trece laboratorios estatales de salud pública no tienen suficiente capacidad para trabajar cinco días de doce horas durante seis a ocho semanas en respuesta a un brote de una enfermedad infecciosa.

"En la última década, ha habido una serie de emergencias significativas de salud, que incluyen eventos climáticos extremos, una pandemia de gripe y brotes de enfermedades transmitidas por los alimentos", advirtió en un comunicado de prensa de TFAH Jeffrey Levi, director ejecutivo del grupo.

"Pero por algún motivo, como país, no hemos aprendido que debemos fomentar y mantener un nivel constante de preparación para las emergencias de salud. Las inversiones realizadas tras el 11 de septiembre, los ataques de ántrax y el huracán Katrina llevaron a mejoras dramáticas, pero ahora los recortes en los presupuestos y la autocomplacencia son las mayores amenazas a las que nos enfrentamos", lamentó Levi.

"El nivel de preparación de salud pública ha mejorado mucho respecto a la situación hace diez años", aseguró en el comunicado de prensa Paul Kuehnert, director del equipo de salud pública de la RWJF. "Pero los recortes severos en los presupuestos a nivel federal, estatal y local, amenazan con socavar esos avances. Debemos establecer una línea base de preparación preventiva que no se debe violar".

El informe ofrece varias recomendaciones para resolver muchas de las brechas importantes en el nivel de preparación para las emergencias de salud pública.

  • Extender la Ley de preparación para las pandemias y todos los peligros, que expira a finales de 2012.
  • Garantizar fondos suficientes para la preparación de salud pública para asegurar que los departamentos de salud pública tengan las capacidades básicas para responder a las amenazas a las que se enfrentan a diario y contar con expertos capacitados y sistemas para actuar rápidamente en caso de emergencias importantes inesperadas.
  • Proveer un respaldo continuo a las comunidades, para que puedan enfrentarse y recuperarse mejor ante las emergencias.
  • Mejorar la vigilancia biológica para detectar y responder mejor a los problemas.
  • Tomar medidas más firmes contra la resistencia a los antibióticos.
  • Mejorar la investigación, el desarrollo y la producción de las contramedidas médicas.
  • Aumentar el nivel de preparación para los eventos climáticos extremos, y actualizar el sistema de seguridad alimentaria del país.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) de EE. UU. describen lo que las personas pueden hacer para prepararse para las emergencias.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo
INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo