SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Entender una cirugía para disminuir riesgos

Por Consumer Reports -
Entender una cirugía para disminuir riesgos
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Si va a someterse a una cirugía, sin duda, querrá hacer todo lo posible para prepararse. Pero muchas de las cosas que se les dice a los pacientes que hagan, incluso algunas que puedan recomendar los médicos, no son necesarias y pueden hasta causarle daño.

Por ejemplo, muchos médicos ordenan de manera rutinaria una serie de pruebas preoperatorias, incluyendo análisis de sangre, rayos X del tórax y pruebas de esfuerzo cardíaco. Pero cuando se llevan a cabo solo para tener "aprobación" para la cirugía, sin importar mucho el tipo de cirugía, el tipo de anestesia que se utilizará, o su salud en general, es probable que provoquen falsas alarmas que pueden ser dañinas en vez de mantenerle sano, según lo muestran las investigaciones recientes. 

Aun así, muchos médicos continúan ordenándolas por costumbre, preocupación por demandas, o porque creen que otro médico las necesitará.

Otros programas destacan los pasos que los pacientes deben dar antes de la cirugía para ayudar a la recuperación de su cuerpo y mente. "Tratamos de llevar a las personas a su punto máximo antes de la cirugía, para poder brindarles los mejores resultados posibles", indica el doctor Tom Varghese Jr., director médico de Strong for Surgery, una campaña de salud pública en Washington.

Los siguientes pasos pueden ayudarle a que su recuperación después de la cirugía sea más rápida.

De igual manera, a los pacientes a menudo se les indica que eviten ingerir alimentos y bebidas durante 12 horas o más previas a la cirugía. Pero los lineamientos revisados son más flexibles; toman en cuenta el hecho de que un ayuno muy prolongado puede poner bajo estrés al cuerpo y frenar la recuperación.

Afortunadamente, muchos grupos profesionales se están enfocando en lo que usted realmente necesita hacer antes de la cirugía. Por ejemplo, como parte de un programa llamado Cómo Elegir Sabiamente (Choosing Wisely), dirigido por ABIM Foundation y Consumer Reports, nueve sociedades médicas aclararon cuándo se justifican las pruebas específicas preoperatorias y cuándo no.

Que no le realicen demasiadas pruebas

Ordenar pruebas preoperatorias cuando no son necesarias puede causar problemas. Por ejemplo, algunos médicos ordenan pruebas de esfuerzo cardíaco incluso para los pacientes con bajo riesgo antes de una cirugía menor. Pero los resultados anormales pueden llevar a una angiografía, una prueba que expone a las personas a la radiación. 

Si esa prueba detecta un bloqueo en una arteria, los médicos pueden tratarla colocándole una endoprótesis o stent, aunque la arteria no haya provocado síntomas. Después de este procedimiento se debe usar de manera prolongada un medicamento anticoagulante, que puede hacer que la cirugía sea más riesgosa o retrasarla hasta por un año.

"Así que a una persona que no tenía síntomas cardíacos acaba con una angiografía, un stent, medicamentos y ahora ya no puede someterse a la cirugía", indica Douglas E. Wood, MD, presidente de la Sociedad de Cirujanos Torácicos. "Es un torbellino de problemas que pudieron haberse evitado".

Ver el informe completo y la lista de exámenes médicos en Consumer Reports.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Consumer Reports a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?