SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Pacientes son dados de alta sin analizar todos los estudios

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -
Pacientes son dados de alta sin analizar todos los estudios

Los expedientes electrónicos podrían evitar que la información importante se pierda, señala un experto

Los resultados de las pruebas médicas realizadas justo antes de que el paciente abandone el hospital con frecuencia no se revisan, ni se toma ninguna acción basada en ellos, lo que plantea riesgos de salud para un número significativo de pacientes, hallaron investigadores australianos.

Y esa situación también existe en Estados Unidos, advirtió un experto.

"Se trata de un problema inmenso", señaló el Dr. Gordon Schiff, director asociado del Centro Brigham para Investigación y Prácticas de Seguridad del Paciente, y profesor asociado de medicina de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, en Boston.

Aunque muchas pruebas no descubren ningún problema grave, un número significativo sí lo hace, advirtió Schiff, quien no participó en el estudio.

"Sabemos que muchas pruebas ordenadas en los hospitales nunca son revisadas, pero contienen tanta información sobre la salud del paciente como otras pruebas", señaló el autor líder del estudio Enrico Coiera, director del Centro de Informática de Salud del Instituto Australiano de Innovación en Salud de la Universidad de Nueva Gales del Sur.

"Deseábamos comprender mejor por qué los médicos hacen el esfuerzo de indicar las pruebas, y luego no las revisan", dijo.

Casi la mitad de las pruebas indicadas el día del alta nunca son revisadas de nuevo, lamentó Coiera.

"Algunas de estas pruebas son innecesarias y representan una gran oportunidad para ahorrar costos", aseguró. "Otras son clínicamente significativas, y se les debe dar seguimiento".

El informe fue publicado como carta de investigación en la edición del 13 de agosto de la revista Archives of Internal Medicine.

Para comprender el alcance del problema, el grupo de Coiera revisó más de 660,000 pruebas indicadas a más de 6,700 pacientes. El estudio se llevó a cabo en un solo hospital metropolitano.

"Hallamos que el mayor problema es con las pruebas indicadas el día del alta", dijo Coiera.

Aunque las pruebas indicadas el día en que se daba de alta al paciente apenas conformaban el 7 por ciento de todas las pruebas indicadas, conformaban hasta el 47 por ciento de las pruebas no revisadas en el momento del alta y 41 por ciento de las pruebas no revisadas dos meses tras el alta, señaló.

"Descubrimos de que las probabilidades de que un resultado de una prueba se llegara a revisar tiene mucho que ver con qué tanto tiempo está disponible para su revisión", señaló Coiera. "En un extremo, las pruebas que se indican el día del alta del paciente del hospital tienen el menor periodo para ser revisadas".

No dar seguimiento a los resultados de las pruebas es un riesgo real en la atención del paciente, dado que información importante sobre la que se debería tomar medidas no es revisada, o porque se trata de pruebas innecesarias que podrían haberse evitado, señaló.

Coiera propuso varias formas de solucionar el problema, que incluyen mantener expedientes que emparejen el alta del paciente con las pruebas realizadas y adviertan al personal cuando el paciente haya salido del hospital. Además, los expedientes médicos electrónicos también podrían ayudar, al recordar a los médicos que lean los resultados de las pruebas.

Con frecuencia, los resultados de las pruebas pasan desapercibidos cuando los pacientes son dados de alta o se van a un hogar de ancianos, comentó Schiff. "Hay un riesgo de que no se dé seguimiento a las pruebas, porque no tenemos un buen sistema para hacerlo", dijo.

Con frecuencia, tampoco está claro quién tiene la responsabilidad de leer los resultados de las pruebas una vez el paciente ha sido dado de alta, apuntó.

Muchas de esas pruebas no cambian el diagnóstico ni ameritan atención, "pero muchas otras sí", advirtió Schiff.

Haciéndose eco de Coiera, Schiff sugirió que el problema se podría resolver mediante expedientes médicos electrónicos que rastreen los resultados de las pruebas y alerten a los médicos que los resultados no han sido revisados. En los sistemas sofisticados, esas alertas se pueden enviar al médico de cabecera del paciente, aseguró.

Los pacientes también pueden tener un rol importante en dar seguimiento a sus pruebas y preguntar al médico sobre los resultados, planteó Schiff.

Diane Pinakiewicz, presidenta de la National Patient Safety Foundation, añadió que los resultados de las pruebas "son una de las cosas importantes a las que se deben prestar atención como parte del proceso de alta del hospital".

Este problema es otro motivo de que el proceso del alta no se debe dejar para el día del alta, sino que se debe iniciar antes, dijo.

Pinakiewicz dijo que los cambios en la atención de salud ponen más énfasis en prevenir la readmisión hospitalaria y otros problemas que aumentan los costos. Asegurarse que los resultados de las pruebas sigan al paciente es parte de ese esfuerzo.

Además, los pacientes deben asegurarse de que los resultados de cualquier prueba sean enviados a sus médicos, y también pedir al hospital un número de teléfono que puedan llamar para rastrear sus resultados, aconsejó Pinakiewicz.

Más información

Para más información sobre la seguridad del paciente, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?