SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Nariz electrónica detectaría enfermedades

Por -
Nariz electrónica detectaría enfermedades
CRÉDITO: THINKSTOCK

Ante ciertas enfermedades, el cuerpo emana sustancias químicas características. Las mismas pueden ser captadas por un dispositivo capaz de decodificarlas e identificar qué podría estar causándolas.

La ciencia cada vez está haciendo más uso de las narices electrónicas, en especial en investigaciones relacionadas con el cáncer, donde se busca identificar ciertos químicos basándose en el olor que emanan los tumores en afecciones de seno o de pulmón. Actualmente un equipo de investigadores de la Universidad de Leicester está utilizando este recurso para detectar infecciones peligrosas para el organismo, mediante un análisis del olor de las heces. 

El dispositivo pudo identificar distintos químicos en cepas de Clostridium difficile, una bacteria de la flora intestinal que suele ser una de las principales causantes de enfermedades relacionadas con el sistema digestivo. El profesor Paul Monks, líder del estudio, sostiene que el olor emanado por las diferentes cepas de esta bacteria podría ayudar a detectar cuáles son benignas y cuáles potencialmente peligrosas. La incógnita es si esto después de podría realizar en los pacientes para evaluar su estado de salud. 

La nariz electrónica utiliza un dispositivo llamado espectrómetro de masas, capaz de medir la masa de miles de químicos por segundo. Esto permite asegurar que en un futuro se pueda obtener un diagnóstico rápido y preciso de las enfermedades, con solo oler al paciente. 

Los expertos aseguran que una máquina de este tipo puede ser tan precisa como una mamografía para detectar un cáncer de mama. De hecho, el mercado cuenta con BreathLink, un dispositivo para detectar cáncer de seno que no requiere que la paciente se desvista o se exponga a la acción de rayos. La prueba se realiza respirando dentro de un tubo durante dos minutos. Otra compañía ha desarrollado una prueba para detectar cáncer de intestinos y otras enfermedades digestivas y así evitar las incómodas colonoscopías. 

George Preti del Centro Monell Chemical Senses de Filadelfia sostiene que hay muchos indicios de que los pacientes emanan olor ante diversas enfermedades. Y relata el caso de una integrante de un grupo de apoyo para pacientes con cáncer, quien identificó un olor “a algo en descomposición” y al tiempo su marido fue diagnosticado con cáncer de próstata. Lamentablemente su marido murió a raíz de esa enfermedad, pero al tiempo empezó a sentir el mismo olor y esta vez era ella la que padecía la enfermedad esta vez en un pulmón. 

El metabolismo produce químicos que se evaporan en el aire, y según explica Preti, las células cancerosas tienen un metabolismo diferente que las normales, por eso tienen distinta composición química, al igual que su olor. La variación es muy sutil a la nariz humana, ya que tenemos 5 millones de receptores, por eso se suelen hacer ensayos con perros, que poseen 300 millones, y son capaces de identificar diversos tipos de cáncer y diabetes. 

Las nuevas narices electrónicas son capaces de detectar medicamentos vencidos, identificar gases venenosos o la presencia de armas químicas, indicar si una comida o bebida está contaminada, si un pescado está podrido o si el agua que estamos por consumir no es potable, entre otras capacidades. 

Y si bien hace unos años podía parecer “ciencia ficción”, ya hay chips para teléfonos inteligentes con sensores de temperatura y humedad. Las investigaciones están muy avanzadas y en poco tiempo, con solo respirar sobre el chip, se podrá acceder a una base de datos que pueda identificar si el paciente está enfermo. Será como tener al médico de cabecera en casa, las 24 horas del día, y con solo una pequeña muestra de aliento.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?