Editar mi perfil

Lesiones prevenibles sacan del juego a un tercio de los atletas jóvenes

Por HealthDay -

Una encuesta de padres, niños y entrenadores halla brechas en el conocimiento sobre la seguridad deportiva

JUEVES, 26 de abril (HealthDay News) -- Uno de cada tres niños estadounidenses que juega un deporte de equipo sufre lesiones suficientemente graves para ameritar tratamiento médico, según una encuesta nacional publicada el martes por Safe Kids.

La nueva encuesta, que coindice con la Semana de Niños Seguros (Safe Kids Week) del 21 al 28 de abril, también halló que nueve de cada diez padres subestiman el tiempo que los niños deben pasar sin jugar algún deporte en particular para protegerse del uso y el entrenamiento excesivos y el agotamiento.

Los niños deben tomarse dos o tres meses (o una temporada) lejos de un deporte específico al año para evitar esos problemas, según la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) y la Sociedad Ortopédica Americana para la Medicina Deportiva (American Orthopaedic Society for Sports Medicine).

La encuesta mostró que alrededor de cuatro de cada diez padres subestiman la cantidad de líquido que el atleta joven típico necesita por cada hora de juego. Para evitar la deshidratación, los niños requieren líquidos cada quince a veinte minutos durante la actividad física.

El 92 por ciento de los padres dijeron que confían en los entrenadores para que mantengan a sus hijos sanos mientras juegan deportes. Pero casi la mitad de todos los entrenadores dijeron que habían sentido presión para permitir que un niño lesionado jugara en un partido. Y tres de cada diez niños piensan que un buen jugador debe seguir jugando aunque esté lesionado, a menos que un entrenador u otro adulto les haga parar.

Apenas dos de cada cinco padres saben qué nivel de capacitación en seguridad deportiva ha recibido el entrenador de su hijo. Incluso los entrenadores bien capacitados dijeron que les gustaría una capacitación adicional. Alrededor de tres cuartas partes están interesados en aprender más sobre la prevención de las conmociones cerebrales y la enfermedad por calor. Los principales factores que evitan que los entrenadores obtengan mayor capacitación son el costo, la falta de tiempo y la falta de fuentes locales de información.

La encuesta también halló que más de la mitad de todos los entrenadores creen que hay una cantidad aceptable de contacto de cabeza en el juego sin potencialmente provocar una lesión cerebral grave. Sin embargo, saber el grado del impacto en la cabeza es difícil, y se deben tomar todas las precauciones para proteger a los niños de lesiones en la cabeza, según Entrenar a nuestros hijos para que sufran menos lesiones: Un informe sobre la seguridad en los deportes juveniles.

"Los hallazgos de la investigación son particularmente alarmantes porque los expertos nos aseguran que más de la mitad de estas lesiones son prevenibles", apuntó en un comunicad de prensa de Safe Kids Worldwide Kate Carr, presidenta y directora ejecutiva de la organización. "Hay una brecha entre lo que podemos hacer como entrenadores y padres para mantener a los niños seguros y lo que en realidad estamos haciendo. Con unas sencillas precauciones podemos cambiar estas problemáticas estadísticas y mantener a nuestros niños sanos y disfrutando los beneficios de los deportes".

"Culturalmente, hay una actitud de que las lesiones son una consecuencia natural de los deportes, y que los buenos atletas se aguantan cuando sufren una lesión. Pero esa actitud hace daño a nuestros niños", señaló Carr.

Más información

El Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel tiene más información sobre las lesiones deportivas en la niñez y su prevención.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo
INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo