SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Espasmos o dolor cervical: cuidados personales

Por A.D.A.M. -

Descripción

A usted le han diagnosticado dolor cervical. Los síntomas puede ser causados por la tensión o distensión muscular, artritis en la columna vertebral, una hernia discal, o estrechamiento de las aberturas de los nervios raquídeos o la médula espinal.

Nombres alternativos

Dolor - cervical - cuidados personales; Rigidez en el cuello; Cervicalgia - cuidados personales; Latigazo cervical - cuidados personales

Alivio del dolor

Puede usar uno o más de estos métodos para ayudar a reducir el dolor cervical:

  • Use analgésicos de venta libre como ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno (Motrin), naproxeno (Aleve) o acetaminofén (Tylenol).
  • Aplique calor o frío sobre la zona con dolor. Use hielo durante las primeras 48 a 72 horas, después use calor.
  • Aplique calor tomando baños calientes, usando compresas calientes o almohadillas térmicas.
  • Para evitar lastimarse la piel, no se quede dormido con una compresa caliente ni una bolsa de hielo sobre el lugar del dolor.
  • Pida a alguien que le dé un suave masaje en las zonas adoloridas.
  • Trate de dormir sobre un colchón firme con una almohada que le dé soporte al cuello. Tal vez quiera buscar una almohada especial. Puede encontrarlas en algunas farmacias o tiendas minoristas.

Pregunte a su proveedor de atención médica sobre utilizar un collarín suave para aliviar las molestias.

  • Solo use el collarín de 2 a 4 días como máximo.
  • Usar el collarín más tiempo puede debilitar los músculos del cuello. Retírelo por momentos para permitir que se fortalezcan los músculos.

La acupuntura también puede ayudar a aliviar el dolor cervical.

Cambios en las actividades

Para ayudar a aliviar el dolor cervical, puede que tenga que reducir sus actividades. Sin embargo, los médicos no recomiendan el reposo en cama. Debe tratar de mantenerse tan activo como pueda sin provocar que el dolor empeore.

Estos consejos pueden ayudarlo a mantenerse activo con el dolor cervical.

  • Detenga la actividad física solo los primeros días. Esto ayuda a calmar los síntomas y reducir la hinchazón (inflamación) en la zona que presenta dolor.
  • No realice actividades que involucren levantar cosas pesadas o torcer su cuello o espalda durante las primeras 6 semanas después de que haya comenzado el dolor.
  • Si no es capaz de mover la cabeza hacia los lados con facilidad, puede ser necesario que deje de manejar.

Después de 2 a 3 semanas, reanude el ejercicio lentamente. Su proveedor de atención médica puede referirlo con un fisioterapeuta. Su fisioterapeuta puede enseñarle cuáles ejercicios son adecuados para usted e indicarle el momento para empezarlos.

Puede ser necesario que detenga o disminuya los siguientes ejercicios durante la recuperación, a menos que su médico o fisioterapeuta diga que está bien:

  • Trotar
  • Deportes de contacto
  • Deportes de raqueta
  • Golf
  • Danza
  • Levantamiento de pesas
  • Levantamiento de piernas mientras está acostado boca abajo
  • Sentadillas

Estiramientos y ejercicios

Como parte de la fisioterapia, puede recibir masajes y ejercicios de estiramiento junto con ejercicios para fortalecer el cuello. El ejercicio puede ayudarlo:

  • Mejora su postura
  • Fortalece su cuello y mejora la flexibilidad

Un programa completo de ejercicio debe incluir:

  • Entrenamiento de estiramiento y fuerza: Siga las instrucciones de su médico y fisioterapeuta.
  • Ejercicio aeróbico: Esto puede involucrar caminar, usar una bicicleta estacionaria o nadar. Estas actividades pueden ayudar com el flujo sanguíneo hacia los músculos y promover la salud. También fortalecen los músculos en su abdomen, cuello y espalda.

Los ejercicios de estiramiento y fuerza son importantes a largo plazo. Tome en cuenta que empezar estos ejercicios demasiado pronto después de la lesión puede provocar que el dolor empeore. Fortalecer los músculos en la parte superior de la espalda puede liberar la tensión en su cuello.

Su fisioterapeuta puede ayudarlo a determinar el mejor momento para comenzar los ejercicios de estiramiento y fuerza y la manera de hacerlos.

Prevenir el dolor cervical

Si usted trabaja frente a una computadora o en un escritorio la mayor parte del tiempo:

  • Estire el cuello cada hora.
  • Use auriculares cuando hable por teléfono, especialmente si contestar o usar el teléfono es una de las partes principales de su trabajo.
  • Al leer o usar documentos en su escritorio para redactarlos en la computadora, colóquelos en un soporte a la altura de sus ojos.
  • Cuando esté sentado, asegúrese que su silla tenga un respaldo recto con asiento y respaldo ajustables, descansa brazos y asiento giratorio.

Otras medidas para ayudar a prevenir el dolor cervical incluyen:

  • Evitar estar de pie por períodos prolongados de tiempo. Si debe estar de pie para trabajar, coloque un banco cerca de sus pies. Alterne descansando cada pie en el banco.
  • No use tacones altos. Use zapatos con suelas acolchadas al caminar.
  • Si maneja grandes distancias, deténgase y camine un poco cada hora. No levante objetos pesados justo después de un viaje largo.
  • Asegúrese de contar con un colchón firme y con una almohada que le dé soporte a su cuello.
  • Aprenda a relajarse. Utilice métodos como el yoga, taichí o masajes.

Dolor cervical crónico

Para algunos, el dolor cervical no desaparece y se vuelve un problema duradero (crónico).

Manejar el dolor crónico significa encontrar maneras de hacer que el dolor sea tolerable para que pueda vivir su vida.

Los sentimientos no deseados, como la frustración, resentimiento, y estrés, son a menudo el resultado del dolor crónico. Estos sentimientos y emociones pueden empeorar el dolor cervical. Es mejor que un proveedor de atención médica le recete medicamentos para el dolor.

Si tiene dolor cervical crónico, pida a su proveedor de atención médica que lo remita a un:

  • Reumatólogo (experto en artritis y enfermedades articulares)
  • Especialista en medicina física y rehabilitación (puede ayudar a las personas a recuperar las funciones corporales que hayan perdido debido a una afección o una lesión)
  • Neurocirujano
  • Profesional de la salud mental

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor de atención médica si:

  • Los síntomas no desaparecen en una semana con los cuidados personales.
  • Siente hormigueo, adormecimiento o debilidad en la mano o en el brazo.
  • Su dolor cervical fue provocado por una caída, golpe o lesión: si no puede mover el brazo o la mano, pídale a alguien que llame al número de emergencia local (911 en los Estados Unidos) por usted.
  • El dolor empeora cuando se acuesta o lo despierta por la noche
  • El dolor es tan fuerte que no puede sentirse cómodo
  • Pierde el control sobre la micción o sus movimientos intestinales
  • Tiene problemas para caminar o mantener el equilibrio

Referencias

Alexander EP. History, physical examination, and differential diagnosis of neck pain. Phys Med Rehabil Clin N Am. Aug 2011;22(3):383-93, vii. PMID: 21824581 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21824581.

Cheng JS, McGirt MJ, Degin C. Neck pain. In: Firestein GS, Budd RC, Gabriel SE, et al., eds. Kelly's Textbook of Rheumotology. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2012:chap 45.

Devereaux MW. Neck pain. Med Clin North Am. 2009;93:273-84. PMID: 19272509 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19272509.