SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cuestionan validez de pruebas de conmoción a deportistas

Cuestionan validez de pruebas de conmoción a deportistas

Los resultados 'falsos negativos' podrían poner en peligro a los jugadores lesionados, afirma un investigador

SÁBADO, 11 de junio (HealthDay News/HolaDoctor) -- Las pruebas de conmoción de línea de base para los atletas podrían hacer más mal que bien en algunos casos, advierte un experto.

Las pruebas de conmoción de línea de base proveen una puntuación basal de las capacidades cognitivas de un atleta, como el tiempo de reacción, la memoria de trabajo y la duración de la atención. Los atletas que sufren una conmoción vuelven a tomar la prueba, y si hay una reducción grande en la puntuación, por lo general se les prohíbe jugar hasta que su puntuación mejore.

Pero las pruebas, que son obligatorias para cientos de miles de atletas aficionados y profesionales en EE. UU., tienen una alta tasa de "falsos negativos", según Christopher Randolph, neuropsicólogo del Sistema de Salud de la Universidad de Loyola.

Un resultado falso negativo significa que la prueba muestra que un atleta se ha recuperado de una concusión cuando en realidad aún experimenta efectos de la lesión. Como resultado, tal vez se permita que un atleta vuelva a jugar antes de que sea seguro.

Randolph analizó la literatura científica y no pudo encontrar un estudio prospectivo controlado de la versión actual de la prueba de conmoción de línea de base más común, llamada ImPACT, por las siglas en inglés de evaluación inmediata posterior a la conmoción y prueba cognitiva. Los atletas toman la prueba de veinte minutos en una computadora.

"No hay evidencia que sugiera que el uso de pruebas de línea de base altere el riesgo de una conmoción relacionada con el deporte, ni tampoco una buena explicación de cómo tales pruebas podrían influir en los resultados", escribió Randolph en un artículo publicado en una edición reciente de la revista Current Sports Medicine Reports.

En vez de depender de pruebas de conmoción de línea de base, el personal médico de los equipos deportivos "debería confiar en su propio juicio clínico, en conjunto con una lista validada de síntomas, para tomar las decisiones sobre cuándo los atletas pueden volver a jugar" tras sufrir una conmoción, sugirió Randolph.

Más información

La Asociación Estadounidense de Cirujanos Neurológicos (American Association of Neurological Surgeons) tiene más información sobre las conmociones.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?