SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Recuperan diamante robado gracias a colonoscopía

Por -
Recuperan diamante robado gracias a colonoscopía

Un diamante de seis quilates que había sido robado de una Feria de Joyas, celebrada en el centro IMPACT Muang Thong Thani en la provincia de Nonthaburi, Tailandia, fue recuperado mediante un colonoscopia, luego de que la joya quedo atascada en el intestino grueso de una mujer que se lo había tragado para borrar la evidencia del delito.

Jiang Xulian, de 30 años de edad, protagonista de la insólita historia, fue detenida en el aeropuerto de Suvarnabhumi, bajo la sospecha de robo, luego de que una cámara de vigilancia captará imágenes en las que se observa el momento en el que cambió la piedra real por una falsa.

Una radiografía tomada a la mujer mostró que un objeto con forma de diamante se encontraba en su intestino y fue la prueba de que se había tragado la piedra preciosa valuada en 278,000 dólares.

Según la policía de Tailandia, en complicidad con su pareja intentaban sacar la gema del país. Las autoridades determinaron que sería necesaria la colonoscopía para recupera el diamante, luego de que los laxantes y otros remedios naturales no surtieran el efecto deseado.

La mujer aceptó someterse a la operación tras advertirle que corría peligro de que el diamante le causara heridas en el interior.

Regularmente la colonoscopía es un procedimiento que le permite al médico visulizar el interior del colon (intestino grueso) y el recto, mediante un instrumento llamado colonoscopio. El procedimiento se lleva a cabo insertando en el ano un tubo flexible del grosor de un dedo y haciéndolo avanzar lentamente hasta llegar al recto y al colon. Este instrumento, llamado colonoscopio, tiene su propia lente y fuente luminosa y le permite al médico visualizar imágenes en un monitor de video.

Un médico puede recomendar el procedimiento para buscar señales tempranas de cáncer del colon y del recto, para buscar las causas de cambios inesperados en los hábitos intestinales o evaluar síntomas como dolor de estómago, sangrado rectal y pérdida de peso.

En el caso del diamante robado y Jiang Xulian, los médicos también utilizaron pinzas quirúrgicas para extraer la joya preciosa. La mujer podría enfrentar una sentencia de tres años en prisión y una multa.

También te puede interesar:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?