SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Alimentos que arruinan dietas

Por A.D.A.M. -

Definición

Los alimentos que arruinan dietas le juegan en contra si está cuidando su peso. Estos tienen un buen sabor y son agradables de comer pero son bajos en cuanto a nutrición y altos en calorías. Muchos de estos alimentos lo dejan sintiéndose hambriento porque son bajos en fibra y proteína. En general, los alimentos que arruinan las dietas deben representar una parte muy pequeña del total de su dieta.

Nombres alternativos

Obesidad - alimentos que arruinan dietas; Alimentos que arruinan dietas - sobrepeso

Los peores infractores

Alimentos con alto contenido de grasas. La mayoría de los alimentos que tienen muchas grasas tienen muchas calorías, pero poco valor nutritivo. Muchos de estos alimentos que arruinan dietas se preparan con grasas saturadas o trans poco saludables. Estos tipos de grasa son sólidos a temperatura ambiente. Por ejemplo, la grasa del queso o la mantequilla es sólida. En contraste, el aceite de oliva, que es saludable para el corazón, es una grasa líquida. Aun así, usted siempre debe controlar sus porciones, pues consumir demasiado de cualquier grasa puede llevar a un aumento de peso.

Los alimentos altos en grasas incluyen:

  • Los cortes grasos de carne como las salchichas, el tocino o las costillas
  • Cualquier alimento que tenga queso con su contenido completo de grasa, como pizza, burritos y macarrones con queso
  • Alimentos fritos
  • Alimentos lácteos enteros
  • Alimentos preparados con crema, como salsas y sopas cremosas

Granos refinados. A diferencia de los granos integrales que impulsan su dieta, la mayoría de los nutrientes y la fibra han sido retirados de estos granos durante el proceso de refinamiento. En consecuencia, estos lo dejan hambriento.

Los granos refinados incluyen:

  • Pan blanco
  • Pasta preparada con harina blanca
  • Arroz blanco

Bebidas con alto contenido calóricos. Las bebidas endulzadas vienen cargadas de calorías que seguirán con usted mucho tiempo después de que la bebida se haya ido.

  • Refrescos. Una lata de 16 onzas (473 mililitros) de refresco azucarado tiene casi las mismas calorías que una galleta.
  • Jugo de fruta. La mayoría de los jugos de fruta tienen mucha azúcar y poca fruta. Busque jugo 100% de fruta sin jarabe de maíz, dextrosa, sacarosa ni jarabe añadidos. Cuide los tamaños de sus porciones porque el jugo 100% de fruta tiene muchas calorías. A menudo no tienen tantos nutrientes como la fruta entera de la que se exprimieron. Comer una pieza de fruta es una mejor opción. La fibra y el volumen adicionales le ayudarán a sentirse más lleno.
  • Bebidas deportivas y energéticas. Muchas de estas tienen gran cantidad de azúcar y calorías. Las bebidas energéticas también tienen mucha cafeína. A menos que haga ejercicio suficientemente intenso como para sudar por una hora o más, es preferible tomar agua. Alternativamente, elija las versiones bajas en calorías de estas bebidas.
  • Bebidas de café. El café sólo es bajo en calorías. Pero una vez que se añade leche alta en grasas, saborizantes azucarados y crema batida, sería más fácil simplemente llamarlo postre.

Productos horneados. Los postres horneados y los hojaldres, que tienen muchas grasas, azúcar y granos refinados, son malos para las dietas en todos los niveles. Limite estos alimentos a un antojo ocasional y asegúrese de vigilar el tamaño de sus porciones. Estos productos incluyen:

  • Rosquillas
  • Panecillos
  • Escones
  • Pastel
  • Galletas dulces
  • Bizcocho de chocolate y nueces (brownie)

Parecen saludables, pero no lo son

Barras energéticas. Estas barras pueden haberse ganado una reputación de ser saludables debido a que se venden para darle energía para hacer ejercicio. Sin embargo, la mayoría es más parecida a barras de dulce: poca fibra y mucha azúcar, grasa y calorías. A menos que necesite un poco de energía veloz a la mitad de una carrera o sesión de entrenamiento, busque una manera más saludable de cargar combustible.

Sopas a base de crema. El consejo de hacer una comida que consista de una sopa y una ensalada puede ser contraproducente si su tazón de sopa tiene el perfil de calorías y grasas de una hamburguesa. Las sopas cremosas, como la crema de champiñones y muchas sopas cuajadas con harina (chowder) tienen aproximadamente 400 calorías por tazón. Las sopas a base de caldo, como el minestrone, tienen alrededor de 100 calorías.

Aderezos de ensalada cremosos. Los aderezos rancheros, de queso azul y de pimienta puede convertir una ensalada saludable en una comida con muchas grasas. Sin embargo, no es necesario optar por la opción completamente sin grasa. En lugar de eso, use una cucharada de aderezo hecho con grasas saludables como aguacates, aceite de oliva o yogur. Si elige darse un gusto comiendo un aderezo cremoso, mídalo cuidadosamente y limite sus porciones a no más de 1 a 2 cucharadas.

Alimentos sin azúcar. Si un alimento que normalmente se prepara con azúcar está etiquetado como sin azúcar, revise las calorías en la etiqueta de información nutricional. A menudo, se añade grasa y sal extra para compensar la falta de azúcar.

Patatas (papas). Según cómo la cocine, una patata puede arruinar o mejorar una dieta. Una patata al horno tiene aproximadamente 120 calorías. Puede acompañarla de brócoli y rociarla de aceite de oliva. Pero una vez que fríe una patata o la convierte en tortas, las calorías aumentan a más del doble y las grasas poco saludables se disparan.

Saludables en cantidades pequeñas

Nueces. Las nueces, que tienen altos contenidos de fibra, son una manera apetitosa de comer una grasa saludable para el corazón. Sin embargo, las nueces también tienen altos contenidos de calorías. Una taza de nueces picadas puede contener más de 700 calorías. Para conseguir una dosis de proteína y grasa saludable para el corazón, limítese a una cucharada de crema de cacahuate o un puñado de nueces sin salar, como almendras y nueces de nogal.

Fruta desecada. El proceso de deshidratación remueve el agua y mucho del volumen, haciendo que la fruta desecada sea más alta en calorías y azúcar que una porción similar de fruta fresca. Una tasa de higos secos tiene 371 calorías y 71 gramos de azúcar. Compare eso con dos higos frescos grandes que tienen un total de 94 calorías y 20 gramos de azúcar. El control de porciones es clave para comer frutas desecadas sin arruinar su dieta.

Granola. Este es otro alimento que es mejor comer en porciones pequeñas. Una tasa de granola puede ir desde 343 calorías en versiones bajas en grasas que compra en la tienda hasta 597 calorías en una taza de granola hecha en casa. Muchas versiones comerciales tienen azúcar y grasa añadidas. Al igual que la fruta desecada y las nueces, la granola está repleta de fibra y nutrientes. Lea las etiquetas, ponga atención a las porciones, vigile el conteo de calorías y coma granola en porciones pequeñas. Media taza o menos puede aderezar un yogur sin grasa o ser una cubierta deliciosa para frutas frescas.

Referencias

Goltz SR, Campbell WW, Chitchumroonchokchai C, Failla ML, Ferruzzi MG. Meal triacylglycerol profile modulates postprandial absorption of carotenoids in humans. Mol Nut Food Res. 2012;56:866. PMID: 22707262 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22707262.

Mozaffarian D, Hao T, Rimm EB, Willett WC, Hu FB. Changes in diet and lifestyle and long-term weight gain in women and men. N Engl J Med. 2011;364:2392-2404. PMID: 21696306 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21696306.

U.S. Department of Health and Human Services and U.S. Department of Agriculture. 2015 - 2020 Dietary Guidelines for Americans. 8th Edition. December 2015. Available at: health.gov/dietaryguidelines/2015/guidelines. Accessed January 15, 2016.

USDA Nutrient Data Laboratory. Food Composition Database. Available at: ndb.nal.usda.gov. Accessed February 20, 2014.