SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

TE AYUDAMOS EN TU IDIOMA

Regístrate para recibir información y ayuda. *
* Campo requerido
Número de Teléfono
¿Cómo te gustaría ser contactado?
¿En qué idioma?
* Sólo para uso en Estados Unidos

¿Qué opciones de seguro médico tienen los indocumentados?

Por -
¿Qué opciones de seguro médico tienen los indocumentados?
CRÉDITO: THINKSTOCK

Fabi Jiménez escribió a Pregunta al Experto y nos dijo: “Yo quiero conseguir seguro médico para mi esposo y para mi, pero somos indocumentados ¿Cómo lo consigo si todos los seguros son para ciudadanos? ¿Habrá algún tipo de seguro médico para nosotros?”

Hola Fabi,

Toda esta campaña de los seguros médicos ha hecho que los hispanos radicados en este país -con o sin documentos- tomen conciencia de la importancia de tener algún tipo de cobertura de salud. 

Pero también ha ocurrido que varias personas indocumentadas, que hicieron sus impuestos, porque tienen un número de ITIN, hayan tenido que pagar una multa porque no pudieron demostrar que tenían un seguro de salud.

Entonces, lo primero que hay que aclarar es que las personas indocumentadas están exentas de tener un seguro médico (o cobertura esencial mínima) ya que no califican para ingresar al mercado de seguros de salud y comprar un seguro médico. Tampoco cuentan con un número de seguro social, requisito indispensable para comprar un seguro médico que cumpla con los requerimientos del estado (el de cobertura esencial mínima).

Es por esta última situación, sobre todo, que los indocumentados tienen muy pocas opciones de cobertura de salud. En su mayoría, los planes que pueden comprar son planes suplementarios como pólizas de accidentes o pólizas de enfermedades graves (cardiopatías o cáncer) o, para algunos que todavía tienen una visa vigente, pólizas internacionales.

Ninguna de dichas opciones son consideradas como seguros médicos por la ley y, por lo tanto, corresponde que como indocumentado que rinde impuestos, pida una exención de la multa enviando el formulario 8965 junto con el formulario de impuestos.

Hecha esa aclaración, te explico entonces las opciones de cobertura médica con las que puedes contar en concreto:

Planes suplementarios

Son planes médicos que complementan pólizas más abarcativas y aprobadas como ‘cobertura esencial mínima’. Se puede decir que cubren lo que no cubren los seguros de salud regulares (por eso son suplementarias). No sirven como prueba de cobertura de seguros porque no están reconocidos como tales. Se trata de pólizas de accidentes, pólizas de enfermedades graves (sea cáncer o enfermedad cardiovascular), planes hospitalarios o para cubrir gastos de cuidados dentales o de visión. 

Cada compañía tiene sus propios paquetes de pólizas suplementarias que varían en servicios y precios. Algunas compañías requieren un número de seguro social para venderte una póliza de este tipo y otras compañías no.

“Una póliza de seguro como tal para una persona indocumentada no existe -dijo Calixto Díaz de Univista Insurance-. Lo que pueden comprar los indocumentados es un plan médico que les da acceso a una pensión primaria que cubre cuidados esenciales y acceso a laboratorios, pero no cubre hospitalizaciones como tales”.

‘Self-pay services’ o planes de descuentos:

Son servicios que ofrecen un descuento en los cuidados de salud y diagnósticos que se reciban. No son seguros de salud, tal como la ley lo requiere. Y por lo tanto, no van a evitar el pago de la multa por falta de seguro médico. Sin embargo, para las personas que no pueden contratar un seguro médico -como sucede a muchos indocumentados- es una solución parcial a los gastos de salud.

Estos servicios funcionan de diversas maneras. Hay compañías que tienen sus propias clínicas de servicios de salud, como por ejemplo American Care Premier Plans, que opera en Florida a través de nueve clínicas. Este sistema requiere un pago inicial por única vez y luego un pago mensual de $30. Con esa cuota mensual, un miembro de American Care puede acceder al cuidado de salud a precios más bajos: $15 por una visita al médico, $75 por un chequeo anual, $10 por pruebas de laboratorio o $20 por un papanicolau, por poner algunos ejemplos.

Otras organizaciones funcionan como cooperativas de salud. Tal es el caso de The Health Co-op, una organización cristiana de gastos compartidos de salud. Es decir, que tampoco son considerados como un seguro médico. 

Este servicio ofrece descuentos en el cuidado de salud y tiene opciones de planes para individuos ($245 por mes), para una familia de dos personas ($434), para familias de tres o más personas ($488) o para una viuda con niños ($324 mensuales), además de un cargo de $50 por inscripción en el programa, que se cobra por única vez.

Los miembros de The Health Co-op reciben servicios de negociación de tarifas con los proveedores de salud, consejería cristiana, atención a través de Samaritan Ministry, descuentos en tratamientos dentales, medicamentos, quiroprácticos, laboratorios, entre otros servicios.

En el caso de SelfPayMD, el servicio consiste en conectar pacientes que quieren pagar de su propio bolsillo por los servicios de salud o turistas que no tienen seguro de salud en Estados Unidos, con una red de médicos y otros profesionales o servicios de salud, a un precio conveniente. 

Con este sistema, una visita al doctor (de cuidados primarios o un cirujano) cuesta $99. 

El modo como funciona es el siguiente: el paciente llama a un médico que se ofrece en el directorio de SelfPayMD, se identifica como miembro de este servicio y solicita la cita con el médico que está garantizada entre 8 a 14 días. Si la persona pierde el turno, debe pagar 50% del valor de la visita. El pago se debe realizar al momento de hacer la cita y a través de tarjeta de crédito, solamente.

Esta empresa ofrece descuentos en laboratorios también: como ejemplo anuncian que un panel de sangre puede costar $110, cuando normalmente, fuera de este sistema de descuentos, un paciente sin seguro pagaría $415.

Servicios de Telemedicina

La telemedicina está en auge actualmente y estos servicios han florecido en toda la red. La telemedicina se usa para hacer consultas a distancia, básicamente. En algunos casos se dispone de un consultorio pequeño donde hay una enfermera con aparatología para tomar signos vitales que mandan la información a un médico que se encuentra en otra ciudad. De esta manera, el médico puede diagnosticar ciertas enfermedades o determinar si hay que derivar al paciente a un especialista o a un hospital.

Sin embargo, también existen servicios de telemedicina menos sofisticados, donde un paciente que se suscribe a un servicios con una empresa determinada, puede hacer una consulta médica a través de su teléfono celular via video chat con un doctor. El precio de esta consulta ronda los $50.

Algunas de estas compañías: American Well, HealthTab, ConsultADoctor, MDLive, CareClix, entre muchas otras que operan o bien localmente o en todo el país.

Es importante que a la hora de buscar un servicio de telemedicina, verifiques que la compañía está certificada por la American Telemedicine Association.

Asegúrate que el servicio ofrezca médicos que hablan español y que cuentas con los medios tecnológicos para poder utilizar el servicio.

Centros de salud comunitarios

Los centros de salud comunitarios son como clínicas de menor complejidad que operan en ciudades y vecindarios claves en todo el país. Algunas pertenecen al Departamento de Salud del gobierno local o federal y otros son administrados por empresas privadas o compañías de seguros que reciben subsidios del gobierno.

Los centros comunitarios atienden a todas las personas en la medida de sus posibilidades. Como te imaginarás, los casos complejos serán derivados a hospitales más grandes y con mejor capacidad médica.

Si una persona no cuenta con seguro médico, la administración del centro de salud ofrece un plan de pagos para que el paciente y su familia paguen los tratamientos recibidos en la medida de sus posibilidades.

Pólizas Internacionales

Las pólizas internacionales sirven para aquellas personas que han llegado recientemente al país. Tampoco son seguros reconocidos por la Ley de Cuidado de Salud. Es decir, si contrataste una póliza internacional antes de salir de tu país de origen, no te sirve para presentarla como prueba de cobertura ante el gobierno si te quedaste ilegalmente y estás haciendo tus impuestos con un número de ITIN (y claro, la póliza está vigente todavía).

Varias compañías venden estas pólizas de salud (Cigna, International Medical Group, HCC Medical Insurance, entre otras).

Según Calixto Díaz, de Univista Insurance -un broker de seguros del sur de Florida- estas pólizas son muy económicas. “Cubren hasta $5,000,000 en gastos médicos, con deducibles que varían entre $250 a $10,000. Por ejemplo -dijo- un hombre entre 35 y 39 años, con $500 de deducible, pagaría $946 anuales. Y en el caso de una mujer de la misma edad, $1,485 al año”.

También mencionó que por un niño el costo es de alrededor de $388, pero que en el caso de que la póliza sea familiar, los dos primeros niños suelen entrar gratis en la póliza.

Díaz dijo también que lo único en contra que tienen estas pólizas es que no cubren enfermedades pre-existentes durante los dos primeros años de cobertura.

Espero que la información sea de tu utilidad,

Saludos

Adriana

Si tienes dudas, escribe a Pregunta al Experto.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Centro de Seguros de Salud a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?