SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Vibradores, juguetes y algo más…

Por HolaDoctor -
Vibradores, juguetes y algo más…

Para utilizar  a solas en la intimidad del cuarto, para potenciar las relaciones sexuales o simplemente, experimentar sensaciones nuevas, los vibradores ganan terreno en la sexualidad.

Pasado y presente

En realidad, el uso de los vibradores, a menudo llamados consoladores, data de miles de años, cuando en la época victoriana se los empleaba en los consultorios psicológicos para tratar la histeria femenina.

La sexóloga americana Betty Dodson empezó a utilizar vibradores en sus talleres de salud sexual femenina a mediados de la década del 70 y después de varios años, los vibradores fueron reapareciendo en los estantes de tiendas que no eran exclusivas de juguetes eróticos. 

Pero el uso del vibrador experimentó un impulso en la década de los 80, cuando en medio de la crisis del sida, el Cirujano General de los Estados Unidos Everett Koop lo incluyó en una lista de prácticas de sexo seguro, dentro de un paquete de información acerca de la enfermedad, que se envió a 107 millones de familias en Estados Unidos. 

Está aceptado públicamente y a nivel médico que el uso de los vibradores no causa ningún efecto sexual negativo y que se pueden disfrutar en pareja como parte de una relación.

Un sondeo reciente de la Universidad de San Francisco, mostró que alrededor del 10% de las parejas estadounidenses emplean un vibrador con frecuencia en su acto sexual. 

Ocho mitos sobre la sexualidad femenina.

Una ayudita

El vibrador es una excelente forma de aumentar la estimulación del clítoris, la vagina y todos los lugares donde la mujer desea ser acariciada.

Además del vibrador, se puede enriquecer el juego íntimo con otros  juguetes sexuales para complacer las diferentes sus fantasías sexuales y aumentar la calidad y cantidad de orgasmos, por ejemplo, los espejos, los anillos para el pene, las bolas chinas, las muñecas.

Existe actualmente una gran variedad de juguetes sexuales en el mercado, desde los que se utilizan superficialmente para estimular la cara, el cuello, los oídos y la piel en general, hasta objetos de diversas formas y tamaños, que sirven para ser introducidos en la vagina o el ano.

Una de las formas de utilizar el vibrador es estimular el clítoris mientras el compañero penetra la vagina. 

Para usar un vibrador en forma placentera, tanto éste como la parte del cuerpo que el vibrador va a estimular, deben estar bien lubricados. 

Diez soluciones naturales para los problemas sexuales.

Diferentes tipos

Consolador o dildo es un dispositivo que no vibra y se utiliza para excitar la vagina o el ano. Se puede emplear en forma estática -mientras se acarician otras partes del cuerpo- o con movimiento, para aumentar el nivel de estímulo.

Consolador de 2 extremos es un objeto largo y generalmente flexible, con ambos extremos diseñados para la penetración. Permite la penetración mutua entre dos personas.

Los vibradores son aparatos diseñados para estimular ciertos lugares del cuerpo. Como las mujeres los utilizan mayormente para estimularse el clítoris, se han creado modelos que satisfacen exclusivamente ese propósito. 

Bolas Chinas son esferas huecas de metal que poseen dentro unas bolas más pequeñas. Se insertan vaginalmente y se pueden dejar allí dentro durante un largo período de tiempo. El balanceo interno que se produce al moverse, permite excitarse y alcanzar el orgasmo. 

También ayudan a las mujeres con problemas vaginales a ejercitar los músculos pélvicos.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Sexualidad a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?