SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los olores excitan a 7 de cada 10 personas

Por -
Los olores excitan a 7 de cada 10 personas
CRÉDITO: THINKSTOCK

El encuentro íntimo pone en juego todos nuestros sentidos: utilizamos ropa y lencería para seducir, caricias, palabras y sonidos para endulzarnos los oídos y también nos olemos. Existen investigaciones científicas que documentan la relación existente entre la excitación sexual y el olfato, a tal punto que se dice que 7 de cada 10 personas aseguran sentirse sexualmente excitados a través de los olores.

Los aromas son fundamental a la hora de la excitación sexual, así lo aseguran investigadores como el neurólogo estadounidense Alan Hirsh quien llegó también a la conclusión de que el 25% de las personas que sufrieron la pérdida del sentido del olfato, también perdieron una parte de su función sexual. Se dice que el olfato es el sentido más veloz, ya que sólo tardamos medio segundo en reconocer alguno de los 10 mil aromas que nuestro cerebro tiene registrado. 

En general, a la hora del sexo, los perfumes resultan muy estimulantes pero los olores naturales suelen ser los excitantes. 

Por otra parte, otro estudio realizado por la alemana Ingelore Ebberfeld de la Universidad de Bremen analizó cuál es la influencia de los olores en nuestra sexualidad. Para eso, realizaron una encuesta 432 personas de entre 15 y 84 años y 7 de cada 10 afirmaron que se sienten sexualmente atraídos por ciertas fragancias. 

Con respecto al tipo de olor, prácticamente la mitad de los encuestados dijeron que se sentían atraídos sexualmente por el olor natural de sus parejas.  Además, por otro lado el 8% de los hombres y 5% de las mujeres confesaron que en ciertos momentos utilizaban la ropa interior de sus parejas a modo de condimento o ayuda para excitarse.

 Entre los olores más estimulantes se mencionan en la investigación: El olor corporal perfumado en un 45%, el olor de las zonas íntimas en un 31%, el olor post sexo en un 26% y el olor de las axilas en un 23%. 

La investigación también concluyó que los olores muy fuertes resultan muy poco atractivos y hasta molestos en la intimidad. 

Olores agradables y olores que no 

En la nariz aseguran los científicos en un estudio estadounidense del Instituto Weizmann y publicado en la revista Nature Neuroscience, hay 400 tipos de receptores olfativos diferentes que se organizan y distingue los olores agradables de los desagradables. Según los autores, esta clasificación no es al azar sino que tiene que ver con que ese determinado olor activa un área del cerebro u otra. 

Por ejemplo, al oler una rosa, a pesar de que esta flor emite hasta 172 moléculas olorosas distintas, será un área concreta de nuestra membrana nasal la que reaccionará específicamente a sus aromas. 

 Olores que relajan 

La aromaterapia no es, solamente, aromatizar un ambiente, sino crear climas a través de los olores, sobre todo lo referente a relajación y armonía. La palabra “aroma” significa olor dulce, y “terapia”, tratamiento diseñado para curar, es decir, curar a través de los olores. 

Al oler un aceite esencial, con esencias naturales de diferentes plantas nuestro sistema olfativo reproduce esa síntesis y, dicen los expertos, el resultado es una inmediata sensación de armonía, vitalidad, y relajación. 

Algunas ideas para crear un clima: El aceite con esencia de miel combinado con el aceite esencial puro de Ylang Ylang funciona como relajante y genera una sensación de bienestar. El aceite con esencia de manzana y jengibre estimula la vitalidad. El aceite con jazmín relaja la tensión muscular, es ideal para un buen masaje previo. La mezcla de esencia de rosa con geranio es muy vitalizante también y es ideal para crear ambientes románticos. 

El olor que apaga la llama 

Entre los olores desagradables, el mal aliento es el que a la hora de la intimidad apaga o disminuye el deseo sexual. A esa conclusión llegó una encuesta realizada por la Federación Española de Sociedades de Sexología (FESS), que según sus datos, un 29% de las mujeres asegura que desde el punto de vista físico, el mal aliento es el elemento principal que disminuye el deseo sexual. 

El mencionado estudio, que analizó las respuestas de unas 2.500 mujeres de Alemania, Austria, España, Portugal y Suecia reveló que un 80% de las encuestadas desearían mantener relaciones sexuales al menos una vez por semana. 

También, las mujeres dijeron que la pereza (16%) y la arrogancia varonil (15%) son las cosas que enfrían la excitación sexual de la mujer. Por otro lado, una de cada cinco mujeres dijo que uno de los grandes problemas a la hora de la intimidad es el egocentrismo masculino y los hombres que funcionan mal en la cama. Las mujeres desean hombre activos, nada narcisistas y que se preocupen tanto del placer ajeno como del propio, concluye la investigación. 

La halitosis es el mal aliento de la cavidad oral, algo frecuente en la mayoría de las personas al despertar, pero que muchas veces se extiende más allá de la mañana, sobre todo en los adultos. Una de las causas el mal aliento matinal es la sequedad bucal que las estructuras de la boca en reposo en el momento del sueño hace que las células muertas de la boca y las bacterias se adhieran a la lengua y acumulen mal olor. 

Según un estudio publicado en el British Medical Journal, entre el 8 y el 50% de la población mundial tiene episodios de mal aliento, que pueden ser fugaces, recurrentes, pasajeros o crónicos. En el 90% de los casos, el tema se puede resolver rápido, con hábitos de higiene, sobre todo cuando es el resultado de la descomposición bacteriana de restos de alimentos que quedan entre los dientes.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Sexualidad a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?