SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La reforma ayuda a que negocios pequeños ofrezcan cobertura

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -
La reforma ayuda a que negocios pequeños ofrezcan cobertura
CRÉDITO: THINKSTOCK

Los créditos impositivos y las nuevas opciones dejarán más empleados asegurados, según un estudio de Commonwealth Fund

Un informe reciente señala que, a medida que lo estipulado en la Ley de Cuidado de Salud Asequible (Affordable Care Act) se vaya implementando, muchos negocios pequeños de los EE. UU. podrán aprovechar los nuevos créditos impositivos.

Durante la primera fase de la ley, algunos negocios que emplean unos 16.6 millones de trabajadores serán elegibles para estos créditos impositivos, según el informe publicado el jueves por Commonwealth Fund.

"Es probable que la nueva ley tenga un efecto significativo en la asequibilidad y el acceso a la cobertura de atención de la salud para propietarios y empleados de negocios pequeños", señaló durante una conferencia de prensa el miércoles Karen Davis, presidenta de Commonwealth Fund.

Las investigaciones han mostrado que las empresas pequeñas pagan más que las empresas grandes por la misma cobertura en atención de la salud, agregó Davis. "Las empresas pequeñas se enfrentan a primas más altas por los costos superiores del mercado de negocios pequeños, con relación a la administración, marketing, tarifas de corredores y otros gastos administrativos", explicó.

Muchos negocios pequeños hallan que el seguro de salud no es asequible, por lo que no ofrecen cobertura, anotó Davis. Sin embargo, las cláusulas de la Ley de Cuidado de la Salud Asequible se dirigen a los negocios pequeños, dijo.

Los créditos impositivos diseñados para compensar las primas de los seguros de salud y ayudar a los negocios pequeños a poder costear el seguro de salud comenzarán este años, aseguró Davis.

Para 2013, hasta 3.4 millones de trabajadores podrían trabajar en empresas que aprovechan el crédito impositivo. Estos créditos aumentan en 2014, de 35 por ciento de contribución de prima del empleador hasta 50 por ciento, anotó.

Según el informe, los negocios pequeños necesitan ayuda para poder ofrecerles a sus trabajadores seguro de salud. Casi todas (el 98 por ciento) de las empresas grandes dan cobertura a sus empleados, frente a 46 por ciento de los negocios que tienen menos de diez empleados.

Además, en las empresas que tienen menos de cincuenta empleados, el 52 por ciento de los trabajadores carecía de seguro o tenía uno insuficiente.

Según el informe, a partir lo estipulado en la Ley de Cuidado de Salud Asequible, la Oficina de Presupuesto del Congreso calcula que estos créditos impositivos proporcionarían hasta $40 mil millones en apoyo a empresas pequeñas durante los próximos diez años al reducir las primas entre 8 y 11 por ciento para 2016.

Se observarán más ahorros para 2020 por medio de cláusulas que reducen el gasto administrativo y aumentan la competencia entre aseguradoras que participan en intercambios de seguros estatales y federales, señala Davis.

Dice el informe que para hacerse acreedor a los créditos impositivos, los empleados elegibles deberán pagar al menos 50 por ciento de las primas de seguro de salud de sus empleados. Los créditos se determinan según el tamaño y el salario promedio pagado por la empresa.

Los créditos impositivos aumentarán a 50 por ciento de las contribuciones de prima para 2014, pero están limitados por dos años. Según el informe, los grupos exentos de impuestos también son elegibles para los créditos impositivos, pero a una tarifa más baja.

Además de los créditos impositivos, otras cláusulas de la ley que entra en vigencia este año beneficiarán a negocios pequeños y sus empleados.

  • Límites en costos administrativos. A partir de este año, los planes de salud deberán informar la cantidad de primas que no se gastaron en atención de la salud. En 2011, los planes que aseguran negocios pequeños e individuos tendrán que limitar sus gastos en costos administrativos a no más de 20 por ciento de las primas. Los planes que gasten más tendrán que ofrecer rebajas a sus afiliados.
  • La ley también exige que los gobiernos federales y estatales revisen cualquier aumento en las primas, lo que también podría mantener los costos bajos.
  • En 2014, los negocios pequeños podrán asegurar a sus empleados por medios de intercambios de seguro de salud estatales, que reúnen a los miembros en programas para reducir los costos. Todos los planes limitarán los gastos de desembolsos a $5,950 para una sola persona y $11,900 para una familia. Los deducibles para negocios pequeños no pueden ser mayores a $2,000 para una sola persona y $4,000 para una familia.
  • Los planes que se venden en intercambios tendrán que ofrecer un paquete de beneficios estándar e integral.
  • En 2014, los planes no podrán negar cobertura ni denegar seguro para los que tengan afecciones médicas existentes.
  • Los que trabajan en empresas pequeños a los que sus empleados no ofrecen seguro pueden comprar seguro de salud por medio de intercambios de seguro.
  • Las personas que tengan familias de cuatro e ingresos de hasta $88,000 serán elegibles para subsidios para ayudarles a pagar sus primas.

Además, se está expandiendo Medicaid para incluir a cualquier que gane hasta 133 por ciento del nivel de pobreza federal, que es de $29,327 al año para una familia de cuarto, según el informe.

William Donelan, vicepresidente de asuntos médicos de la facultad de medicina Miller de la Universidad de Miami aseguró que "este podría ser uno de los componentes más importantes de toda la ley".

"En realidad se dirige a una población de estadounidenses que trabajan en empresas pequeñas y ganan salarios relativamente modestos", dijo. "Este es un grupo de personas que rápidamente se han unido a las filas de los no asegurados porque su empleador no puede pagar y a ellos no les alcanza para entrar al mercado de seguros individuales".

El jueves también se publicó un informe de Kaiser Family Foundation. Health Research & Educational Trust dice además que los empleados ahora pagan cerca de $4,000 del costo del seguro de salud, un aumento de 14 por ciento, o $482, por encima de lo que pagaban el año anterior.

Según el informe, el aumento ocurrió a pesar de que las primas totales aumentaron apenas 3 por ciento a $13,770 este año.

Desde 2005, las contribuciones de los empleados a las primas han aumentado en 47 por ciento, mientras que las primas generales aumentaron 27 por ciento, los salarios aumentaron 18 por ciento y la inflación aumentó 12 por ciento, señalaron los investigadores.

Muchos empleados también están incrementando sus deducibles. De los trabajadores, 27 por ciento tiene ahora deducibles anuales de $1,000, un aumento de 22 por ciento frente a 2009. La encuesta halló que, entre las empresas pequeñas, 46 por ciento tienen ese tipo de deducibles.

"Los gastos de desembolso y las primas elevadas afectan las decisiones de atención de la salud para los pacientes. Si las primas y los costos continúan siendo traspasados a los consumidores, los hogares se enfrentarán a decisiones difíciles, como privarse de atención necesaria o volver a examinar cómo cuidar mejor de sus familias", señaló en una declaración Maulik Joshi, presidente de Health Research & Educational Trust y vicepresidente principal de investigación de la American Hospital Association.

Más información

Para más información sobre cuidado de salud asequible, visite Commonwealth Fund.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Seguros de Salud a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?