SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Tricotilomanía: el hábito de arrancarse el cabello

Por HolaDoctor -
Tricotilomanía: el hábito de arrancarse el cabello

Es el hábito compulsivo a arrancarse el cabello es una alteración nerviosa frecuente en niños y algunos adultos. El cabello presenta un aspecto desparejo y con distintos largos, pero vuelve a crecer al poco tiempo ya que no se daña el folículo piloso. 

De qué se trata

El hábito irrefrenable de arrancarse el cabello se llama tricotilomania y es una alteración nerviosa más frecuente entre niños que adultos, y más en las mujeres que en los hombres. 

Puede afectar hasta el 4% de la población, y se suele tironear del cabello de la coronilla y las áreas delanteras del cráneo e incluso las pestañas, las cejas, los pelos de la nariz y de otras áreas del cuerpo. 

Otras personas tienen el hábito de enrollar y retorcerse el cabello continuamente y como consecuencia, se termina cayendo con la fricción excesiva. 

Cómo afecta al cabello

Cuando el cabello ha sido arrancado tiene un aspecto desparejo y escalonado, diversos largos y áreas más pobladas que otras, por eso es bastante sencillo determinar que estamos frente a un caso de tricotilomanía. 

El cuero cabelludo en sí mismo no demuestra ninguna anormalidad a menos que la persona lo haya agredido con las uñas en un acceso de nervios. 

En cuanto al folículo piloso, éste no suele dañarse y el cabello vuelve a crecer, a menos que un maltrato excesivo en esa zona termine dañándolo de forma irreparable y se produzca una alopecia cicatricial permanente. 

Es frecuente que la persona afectada de tricotilomanía no admita estar arrancándose el cabello. 

Sin embargo un análisis microscópico de los extremos de los pelos cortos puede confirmar el diagnóstico ya que los que están quebrados son desiguales, en tanto que los extremos de pelos nuevos son parejos.  

Algunos se comen el cabello

Algunas personas se comen el cabello que se arrancan (tricofagia) , y esto les puede llegar a provocar obstrucción intestinal o desnutrición. 

Esta conducta en general está acompañada de otros comportamientos de autoagrsión, y en todos los casos, logran una sensación de alivio o placer después de arrancarse el cabello.

Causas posibles

Las causas de esta extraña y triste enfermedad se debe a problemas emocionales, tales como inseguridad, depresión, ansiedad o baja autoestima. 

Los médicos no se ponen de acuerdo con el tratamiento para este mal, aunque hay algunos inhibidores selectivos que han resultado eficientes en la reducción de algunos síntomas. 

Tratamiento 

También es aconsejable acudir a un terapeuta para comenzar un tratamiento, incluso para los miembros de la familia. 

Según aconseja el Centro Médico de la Universidad de Maryland, la detección temprana es la mejor forma de prevención, porque lleva a un tratamiento oportuno. 

La disminución del estrés puede ser un comienzo de solución, y también una forma de  controlar la conducta compulsiva de autoagresión.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?