SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Soluciones para evitar el olor de pies

Por -
Soluciones para evitar el olor de pies
CRÉDITO: THINKSTOCK

Muchas personas transpiran en exceso en los pies, y en combinación con ciertas bacterias, se produce el característico mal olor. Pero hay algunos cuidados que te pueden ayudar a atenuar estos efectos, que incluso tienen que ver con la forma de alimentarse. 

Toda madre conoce el suplicio que es limpiar las zapatillas de un hijo adolescente. Este calzado suele tener un olor agrio y desagradable, que sin embargo no es una exclusividad de los más jóvenes sino de todo aquél –o aquella- que transpire copiosamente los pies. 

El doctor Ramón Grimalt, especialista de la Academia Española de Dermatología, explica que la podobromhidrosis, tal como se llama médicamente al olor de pies, es causada por unas bacterias que proliferan en presencia de humedad y sudor. 

Esta característica es mucho más común en la adolescencia debido a la febril actividad hormonal, aunque también puede ocurrirle a personas con una mala alimentación abundante en grasas. Y también a quien tiene micosis u hongos en los pies, sufre trastornos metabólicos o nerviosos como el estrés o padece diabetes. 

Este característico “olor a queso” se puede atenuar con topicaciones de fármacos de uso local que bloquean las glándulas sudoríparas o aplicaciones de toxina botulínica para reducir la actividad glandular en la zona. También conviene usar un calzado que deje respirar el pie, preferentemente de cuero y suela, lona o algodón y nunca de goma. Si hacen falta soluciones extremas, hay una técnica quirúrgica que consiste en cortar el nervio simpático, que es el responsable de estimular las glándulas del sudor. 

El olor se produce cuando los microorganismos entran en contacto con el aire.  Para evitarlo, los especialistas aconsejan tener en cuenta la higiene frecuente de los pies, utilizando un jabón antibacteriano y tópicos antitranspirantes o polvos antibacterianos para reducir la transpiración. 

Siempre que puedas trata de andar descalzo, y en lo posible no uses todos los días el mismo calzado: es mejor dejarlos airear y secar bien en la ventana o la terraza. Y al elegir calcetines, recurre a los tejidos de algodón, lana, hilo o seda, que no contengan fibra sintética.

Para evitar malas experiencias al sacarse los zapatos, el mercado lanzó recientemente unas medias diseñadas para absorber la humedad de los pies y evitar el mal olor. Se llaman Curetex Socks (ver arriba imagen de The Grosby Group) que incluyen en su trama fibras de washi, un papel tradicional japonés con propiedades antisépticas y que repelen el olor y la humedad. Al tener los dedos individuales, absorben mejor la humedad que podría albergar el pie. 

El washi se usa hace 1,500 años para hacer origami, juguetes, objetos de uso cotidiano y prendas y kimonos de verano. Es un material muy fino elaborado con plantas locales y bambú, cáñamo, arroz y trigo. 

Con toda esta información ya no hay excusas: si tu calzado es un arma letal, ya sabes cómo puedes buscar una solución.  

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?