SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Se afeitó la barba y espantó a su hija

Por -
Se afeitó la barba y espantó a su hija
CRÉDITO: CAPTURA DE PANTALLA

Un hombre de San Antonio, Texas, quiso sorprender a su hija mientras jugaban al Peek-a-boo, y en lugar de divertirla logró que la niña se pusiera a llorar visiblemente atemorizada.

Bradley Bailey parece ser un papá dedicado, a quien le gusta entretener a sus dos hijos. En medio de un juego de Peek-a-boo, se cubrió la cabeza con una toalla, incitando a su hija Brenna, de 19 meses, a tirar de ella. Al hacerlo dejaba al descubierto la cara de su barbado padre y ambos decían “peek-a-boo” en medio de una seguidilla de risas.

El juego era filmado por la madre de la pequeña, hasta que decidieron hacer un cambio: el hombre salió de la escena y al rato volvió con la cabeza tapada por la toalla. Con la idea de seguir con el juego, la niña levantó la tela para descubrir qué había debajo… pero su cara de sorpresa y temor anticipaba que algo malo estaba pasando.

Finalmente el padre se quitó la toalla para dejar ver su cara afeitada. Pero Brenna no pudo reconocer a esa persona de cara lisa que jugaba con ella, ya que no recordaba haber visto a su padre sin un rostro llena de pelos. La niña estuvo un rato largo llorando y abrazada a su madre, que trataba de tranquilizarla diciéndole “es papá".

“La reacción de Brenna fue mucho peor de lo que imaginábamos, pero a las pocas horas se acostumbró, aunque tuve que pasar un rato largo jugando con ella”, confesó Bradley a SFGate. El video fue realizado a fines de agosto y subido a comienzos de septiembre y ya fue visto por más de un millón de personas.

Bradley Bailey siempre había querido tener una barba larga, a pesar de que a su esposa no le gustaba. Su hijo de 4 años también le había pedido que se la afeitara. Tal vez por todo eso el hombre decidió congraciar a toda su familia, y aprovechar la ocasión para grabarlo y tener algún material divertido para ver en el futuro. La historia será recordada entre risas, cuando Brenna haya dejado muy atrás el mal momento.

Como Bradley, son muchos los amantes de las barbas, como por ejemplo el escritor Slash Coleman quien desde las páginas de Psychology Today recuerda que el presidente Abraham Lincoln se la dejó “para verse mejor en el dibujo de los billetes de cinco dólares”.

Los amantes de las caras peludas tiene hasta blogs de fanáticos como thebeardly.com, donde aseguran que para ellos “el tamaño importa” y hasta tienen un proverbio: “Un hombre no se deja crecer la barba. La barba hace crecer a un hombre”.

Más allá del sentido estético y la aprobación o desaprobación del entorno familiar, esta costumbre puede causar un problema en la piel llamado foliculitis de la barba. Las Bibliotecas Nacionales de la Salud de EE.UU. indican es la inflamación de uno o más folículos pilosos causada por estafilococos en el área. Por lo general ocurre en el labio superior y empeora al afeitarse. 

Los síntomas más comunes de esta afección son erupción cutánea, picazón, granos y pústulas localizadas cerca de un folículo piloso en el cuello. Un médico puede diagnosticar esta infección al examinar la piel, que se puede tratar aplicando compresas para drenar los folículos afectados y antibióticos tópicos locales. 

Muchos “barbudos” suelen quejarse de picazón, y una de las causas más habituales es la sequedad en la piel de esa zona. La solución es sencilla, ya que se puede aplicar una crema humectante para hidratar la piel y aliviar las molestias. Los hombres suelen ser bastante reacios a usar este tipo de productos porque dicen que “engrasan”, pero pueden optar por una crema liviana y aplicarla antes de acostarse.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?