Editar mi perfil

Cerrar

¿Podría tener un poco de sobrepeso ayudarle a vivir más?

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -

Un análisis internacional halló que la obesidad aumentaba las probabilidades de muerte prematura, pero un poco de peso de más no resultaba nocivo

Un nuevo análisis internacional revela un patrón sorprendente. Si bien la obesidad aumenta el riesgo de muerte precoz, tener un sobrepeso ligero lo reduce.

Estos estudios incluyeron a casi tres millones de adultos de todo el mundo, pero los resultados fueron sorprendentemente constantes, anotaron los autores del análisis.

"Para las personas con una afección médica, la supervivencia es ligeramente mejor entre las que tienen un sobrepeso leve", señaló la autora del estudio Katherine Flegal, científica investigadora principal del Centro Nacional de Estadísticas de los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Varios factores podrían explicar este hallazgo, añadió Flegal.

"Quizás las personas con más peso van al médico antes, o se hacen pruebas con mayor frecuencia", planteó. "Las personas más gordas quizás sean más propensas a ser tratadas según las directrices, o la grasa en sí podría proteger al corazón, o alguien que tiene sobrepeso podría ser más resistente y más capaz de resistir un choque a su sistema".

El informe aparece en la edición del 2 de enero de la revista Journal of the American Medical Association.

Para el estudio, el equipo de Flegal recolectó datos sobre más de 2.88 millones de personas incluidas en 97 estudios. Los estudios se llevaron a cabo en Estados Unidos, Canadá, Europa, Australia, China, Taiwán, Japón, Brasil, Israel, India y México. Los investigadores observaron el índice de masa corporal (IMC) de los participantes, que es una medida de la grasa corporal que toma en cuenta el peso y la estatura.

Al reunir los datos de todos los estudios, los investigadores hallaron que en comparación con las personas de peso normal, las personas con sobrepeso tenían un riesgo de muerte un seis por ciento más bajo. Sin embargo, las personas obesas tenían un riesgo de muerte un 18 por ciento más alto.

Entre los menos obesos, el riesgo de muerte fue un cinco por ciento más bajo que para las personas de peso normal, pero para los que eran los más obesos, el riesgo de muerte fue un 29 por ciento más alto, revelaron los hallazgos.

Aunque el estudio encontró una relación entre el peso y el riesgo de muerte prematuro, no demostró causalidad.

De hecho, un experto advirtió que el peso corporal por sí mismo no puede predecir la salud ni el riesgo de muerte.

"Hay otros factores que tienen que ver con la salud general", aseguró el Dr. William Cefalu, jefe y profesor de la sección de endocrinología, diabetes y metabolismo de la Universidad Estatal de Luisiana y coautor de un editorial acompañante en la revista.

"El IMC es simplemente un parámetro. No toma en cuenta el historial familiar, el tabaquismo, la condición física, el colesterol ni otros factores que se deben tomar en cuenta más allá del IMC", planteó.

Otro experto se mostró de acuerdo, y añadió que el tema del peso corporal es más complicado de lo que sugiere este estudio.

"Se trata de un estudio grande, sofisticado y estadísticamente potente que muestra de forma convincente que unos grados más graves de obesidad aumentan el riesgo de muerte prematura, mientras que simplemente tener sobrepeso no lo aumenta", señaló el Dr. David Katz, director del Centro de Investigación en Prevención de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale.

"Como el estudio en sí, los mensajes contenidos aquí son un poco complejos", añadió Katz.

Se podría plantear que el IMC que ahora se considera como sobrepeso se podría redefinir como normal, apuntó Katz. "Si el peso no es nocivo para la salud, no hay motivo para sugerir lo contrario", dijo.

Sin embargo, este estudio solo observa la muerte, no las afecciones médicas crónicas, anotó Katz.

"Quizás tener sobrepeso sí aumenta el riesgo de afecciones como la diabetes tipo 2, o el uso de fármacos para los factores de riesgo cardiaco, sin aumentar la mortalidad. Este estudio no detectaría tales efectos", señaló.

Katz también anotó que las tendencias en la obesidad podrían inclinar la balanza hacia el riesgo de morir. "Las tasas de sobrepeso y obesidad en general parecen estarse estabilizando, mientras que las tasas de obesidad grave aumentan rápidamente", lamentó.

Este estudio sugiere que tener sobrepeso y permanecer en sobrepeso podría ofrecer ventajas de salud, "pero pasar del sobrepeso a la obesidad, y de la obesidad a una obesidad mayor, es un riesgo grave y muchos en la población están haciendo exactamente eso", apuntó Katz.

"Al clarificar los umbrales a los cuales el peso representa una amenaza de muerte prematura, este estudio nos invita a concentrar nuestros esfuerzos en ese punto", aseguró.

Más información

Para más información sobre la obesidad, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo
INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo