SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Hallan las neuronas que provocan el hambre

Por -
Hallan las neuronas que provocan el hambre
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Si para ti seguir una dieta es un verdadero calvario y por más que te esfuerzas, el hambre boicotea tus intentos, ya tienes a quien culpar. De acuerdo con investigadores del Instituto Médico Howard Hughes, en Maryland, Estados Unidos, un grupo de neuronas serían las responsables de esa incontrolable sensación que te orilla a romper la dieta.

La investigación publicada en la revista Nature, refiere que el funcionamiento de unas neuronas llamadas AGRP, explicarían por qué algunas personas fracasan a la hora de seguir una dieta. Las neuronas AGRP están ubicadas en una zona del cerebro conocida como hipotálamo y participan en la regulación del comportamiento alimentario. Cuando el cuerpo carece de la energía, las neuronas AGRP se activan.

“Creemos que estas neuronas son un sistema motivacional ancestral diseñado para obligar a un animal a satisfacer sus necesidades fisiológica", destacó Scott Sternson, autor principal del trabajo. El hambre, señaló, afecta a casi todas las células del cuerpo y varios tipos de neuronas están dedicados a asegurar que un animal coma cuando las reservas de energía son bajas.

Durante el estudio, los investigadores realizaron una serie de experimentos de comportamiento. En el primero, ofrecieron a ratones bien alimentados dos geles con sabor a fresa y naranja. Los geles no contenían ningún nutriente, pero los ratones hambrientos tomaron ambas muestras. A continuación manipularon las señales de hambre en los cerebros de los animales modificando las neuronas AGRP mientras consumían uno de los dos sabores. En ensayos posteriores, los animales evitaron el sabor asociado con la señal falsa de hambre.

En un experimento inverso, los científicos apagaron las neuronas AGRP mientras los animales hambrientos consumieron un sabor particular, de forma que desarrollaron una preferencia por la opción del sabor que lideró el silenciamiento de las neuronas AGRP, lo que sugiere que estaban motivados por apagar la señal desagradable de las células. 

Se utilizó un diminuto microscopio móvil para mirar dentro de los cerebros de los ratones hambrientos y supervisar la actividad de las neuronas AGRP.

Los científicos trabajarán más en comprender cómo interferir en las funciones de las neuronas AGRP, lo que, en el futuro, podría hacer que sea más fácil eliminar las libras de más cuando se haga dieta.

Los riesgos de ser obeso

De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, obesidad significa tener un exceso de grasa en el cuerpo. Se diferencia del sobrepeso, que significa pesar demasiado. El peso puede ser resultado de la masa muscular, los huesos, la grasa y/o el agua en el cuerpo. Ambos términos significan que el peso de una persona es mayor de lo que se considera saludable según su estatura.

La obesidad se presenta con el transcurso del tiempo, cuando se ingieren más calorías que aquellas que consume. El equilibrio entre la ingestión de calorías y las calorías que se pierden es diferente en cada persona. Entre los factores que pudieran inclinar el equilibrio se incluyen la constitución genética, el exceso de comer, el consumo de alimentos ricos en grasas y la falta de actividad física.

Ser obeso aumenta el riesgo de padecer diabetes, enfermedades cardiacas, derrames cerebrales, artritis y ciertos cánceres. Un estilo de vida activo y mucho ejercicio, junto con una alimentación saludable, es la mejor manera de bajar de peso. Incluso una pérdida de peso modesta puede mejorar su salud, retrasar o prevenir algunas de estas enfermedades.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?