Editar mi perfil

Muchos adolescentes con sobrepeso reciben burlas y acoso escolar

Por Randy Dotinga, Reportero de Healthday -
Crédito: HD

La encuesta también halló que los perpetradores a veces son los propios padres y profesores

Una nueva encuesta a adolescentes inscritos en programas para perder peso halló que el 64 por ciento había sufrido burlas o acoso escolar debido a su peso, y aunque la mayoría de las burlas provinieron de otros adolescentes, en algunos casos fueron los padres, profesores y entrenadores.

"Los niños clínicamente obesos padecen burlas y acoso, no solo en la escuela, sino también en casa. Eso significa que cuentan con pocos aliados o respaldo", afirmó la autora de la encuesta, Rebecca Puhl.

Los hallazgos tienen limitaciones. Los investigadores que realizaron la encuesta no realizaron las mismas preguntas a otros adolescentes de características similares y que no tenían sobrepeso u obesidad, de modo que no se sabe cuántas más probabilidades tienen de ser víctimas de burlas o acoso que los otros niños de su edad. Otro grupo de niños que pueden ser víctimas de ataques debido a su peso (aquellos que son extremadamente delgados) no se incluyeron en el estudio.

Y hay un problema: no todos los participantes en el estudio tienen un peso mayor del normal. La encuesta incluyó a los adolescentes que habían tenido sobrepeso y que acudieron a programas para perder peso en busca de ayuda a fin de seguir en el peso más saludable.

Puhl, directora de investigación del Centro Rudd de Políticas Alimentarias y Obesidad de la Universidad de Yale, afirmó que otras investigaciones sugieren que la obesidad es una causa muy habitual de acoso escolar. Sin embargo, afirmó, "a menudo ni siquiera se menciona el acoso a causa del peso en las discusiones sobre el tema. No ha formado parte del discurso a nivel nacional sobre el acoso escolar. Es necesario que estemos alerta a esto".

Los investigadores entregaron encuestas en línea a 1,425 adolescentes de 14 a 18 años de edad inscritos en programas para perder peso, y 361 de ellos las rellenaron. El 71 por ciento de los que respondieron eran blancos.

El 40 por ciento eran clínicamente obesos, el 24 por ciento tenían sobrepeso y el resto tenían un peso normal.

El 64 por ciento afirmó que habían sido víctimas de acoso o de burlas en la escuela por su peso, pero solo el 20 por ciento aseguró que ocurría a menudo o con mucha frecuencia. Entre los perpetradores había profesores (el 27 por ciento dijo que habían sufrido el acoso o las burlas de un profesor al menos una vez), profesores de educación física o entrenadores (el 42 por ciento) y padres (el 37 por ciento).

Sin embargo, solo el 3 por ciento afirmó que el acoso de un profesor se había producido a menudo o con mucha frecuencia. Esto sucedió en el 11 por ciento de los casos por parte de los padres y en el 6 por ciento por parte de los profesores de educación física o entrenadores.

¿Cuál es la comparación con respecto a los niños en general? La investigación sugiere que los niños con sobrepeso sufren las burlas o el acoso escolar del orden de 3 a 6 veces más a menudo que los demás, en función de la edad, aseguró Puhl.

¿Qué se puede hacer?

"Los proveedores de pediatría, el personal de la escuela y los educadores pueden ayudarles si están atentos a cualquier burla basada en el peso, y asegurándose de que se trata esta cuestión igual que las otras formas de acoso" afirmó.

El Dr. Mark Schuster, jefe de pediatría general en el Hospital Infantil de Boston, señaló que cada vez se está prestando más atención al acoso como un problema grave. "Hay un mayor reconocimiento de que puede tener consecuencias significativas a corto y largo plazo, tanto físicas como emocionales", comentó Schuster, que fue coautor de un comentario que acompañaba al estudio. "Se puede dañar emocionalmente a los niños durante mucho tiempo, y esto puede afectarles cuando sean adultos".

¿Qué hay de la idea de que las burlas y el acoso son normales, y que los niños son niños? "Siempre ocurrirán cosas que nosotros, en tanto que sociedad, no podemos respaldar", aseguró. "Podemos, o bien hacer la vista gorda, o bien decir que eso está mal, y lo que queremos es ayudar a esos niños y a los niños que acosan".

El estudio aparece en la edición de enero de la revista Pediatrics.

Más información

Para más información sobre la obesidad de los niños, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo
INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo