SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Droga contra la diabetes también adelgaza

Por -
Droga contra la diabetes también adelgaza
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Un medicamento inyectable utilizado para el tratamiento de la diabetes tipo 2 resultó ser muy eficaz para ayudar a las personas obesas a perder peso cuando se utiliza en mayores dosis, según un estudio dirigido por científicos del Centro de Investigación de la Obesidad de Nueva York y la Universidad de Columbia, en Estados Unidos.

El trabajo publicado en New England Journal of Medicine, refiere que la administración de 3 miligramos de Liraglutide (se comercializa bajo el nombre Saxenda) al día, un medicamento que se usa en combinación con una dieta baja en calorías y un plan de ejercicios, mostró resultados alentadores y significativos en la reducción del peso corporal y un mejor control metabólico en pacientes obesos y con sobrepeso.

En el ensayo que duro 56 semanas participaron más de 3,700 personas de 191 ciudades de 27 países en Europa, Norteamérica, Sudamérica, Asia, África y Australia. Los individuos estudiados eran mayores de 18 años, sin diabetes y tenían un índice de masa corporal (IMC) de 30 o más. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) un IMC igual o superior a 25 indica sobrepeso y uno igual o superior a 30 sería obesidad.

Dos terceras partes de los participantes recibieron el medicamento más un entrenamiento para mejorar sus hábitos de vida, el resto mantuvo su rutina y se le suministró un placebo. Ni los pacientes ni los doctores tenían conocimiento de quiénes estaban tomando el medicamento y quiénes el placebo. A quienes se les dio Liraglutide recibieron una dosis mayor que la prescrita para pacientes con diabetes tipo 2 (1.8 mg).

De acuerdo con los resultados, el grupo del placebo perdió un promedio de 5 libras (2.7 kilos), mientras que los que ingirieron el medicamento perdieron en promedio 17 libras (8.4 kilos), es decir, tres veces más de peso. Sin embargo, entre los efectos secundarios se reportó dolor gastrointestinal, cálculos biliares y un ligero incremento en el riesgo de cáncer de seno, aunque los investigadores consideran que serán necesarios más estudios sobre esto último.

En un editorial que acompaña al estudio, Elias S. Siraj, director del programa de diabetes del Temple University Hospital, en EE.UU. resaltó la importancia del estudio ya que propone “otro enfoque en la lucha contra la epidemia de obesidad” y destacó que "incluso una pérdida de peso modesta de entre 5% a 10% hace casi todos los temas médicos más manejables”.

La liraglutida inyectable (Saxenda), de acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, pertenece a una clase de medicamentos llamados miméticos de la incretina y su mecanismo de acción ayuda al páncreas a liberar la cantidad adecuada de insulina cuando los niveles de azúcar en la sangre son altos. La insulina ayuda a transportar el azúcar de la sangre a otros tejidos del cuerpo, donde se usa para obtener energía. La liraglutida inyectable también enlentece el vaciamiento del estómago y puede disminuir el apetito y provocar pérdida de peso.

Los riesgos de ser obeso

De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, obesidad significa tener un exceso de grasa en el cuerpo. Se diferencia del sobrepeso, que significa pesar demasiado. El peso puede ser resultado de la masa muscular, los huesos, la grasa y/o el agua en el cuerpo. Ambos términos significan que el peso de una persona es mayor de lo que se considera saludable según su estatura.

La obesidad se presenta con el transcurso del tiempo, cuando se ingieren más calorías que aquellas que consume. El equilibrio entre la ingestión de calorías y las calorías que se pierden es diferente en cada persona. Entre los factores que pudieran inclinar el equilibrio se incluyen la constitución genética, el exceso de comer, el consumo de alimentos ricos en grasas y la falta de actividad física.

Ser obeso aumenta el riesgo de padecer diabetes, enfermedades cardiacas, derrames cerebrales, artritis y ciertos cánceres. Un estilo de vida activo y mucho ejercicio, junto con una alimentación saludable, es la mejor manera de bajar de peso. Incluso una pérdida de peso modesta puede mejorar su salud, retrasar o prevenir algunas de estas enfermedades.

Los estudios recientes han demostrado que la obesidad está relacionada con 112,000 muertes en los Estados Unidos cada año.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?