SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La cirugía bariátrica vencería a la diabetes

Por -
 La cirugía bariátrica vencería a la diabetes
CRÉDITO: THINKSTOCK

El 80% de las personas que recibieron este tipo de cirugías evidenciaron una remisión de la diabetes tipo 2. Esta operación se podría practicar en forma preventiva a pacientes obesos para que no desarrollen esta enfermedad que les impide controlar los niveles de glucosa.

Un nuevo estudio reciente demostró que las cirugías para bajar de peso -  como la que consiste en la colocación de una banda gástrica - pueden ayudar a reducir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en las personas obesas. En el 80% de los casos observados, los resultados fueron alentadores. 

El trabajo fue publicado en la revista The Lancet Diabetes & Endocrinology. El doctor Martin Gulliford, profesor de salud pública en el King’s College de Londres explicó que los resultados sugieren que la cirugía bariátrica "podría ser un método muy efectivo de prevención de nuevos casos de diabetes en hombres y mujeres con obesidad severa". 

El doctor Gulliford sostiene que aún hace falta averiguar cómo se podría usar la cirugía para perder peso conjuntamente con programas para que los pacientes aumenten la actividad física y sigan una dieta sana, como parte de una estrategia general de prevención de la diabetes.

Este estudio contó con 2,167 adultos obesos sin diabetes que se sometieron a una cirugía para perder peso - una derivación gástrica o una banda gástrica - y la misma cantidad de adultos obesos que no se sometieron a una cirugía para perder peso ni a otros tratamientos para la obesidad. 

Tras un seguimiento de los participantes, se observó que los que se habían realizado la cirugía bariátrica para perder peso, tenían un 80 % menos de probabilidades de contraer diabetes, en comparación con los que no habían sido operados. Cada año, el 3% de las personas con obesidad mórbida desarrollan diabetes tipo 2. Pero quienes son sometidos a la cirugía bariátrica, este porcentaje puede bajar a un 0,5%.

Mientras tanto, a raíz de los resultados auspiciosos, el sistema nacional de salud inglés (NHS) está evaluando la posibilidad de operar a 10,000 pacientes obesos para prevenir que desarrollen diabetes. La obesidad y la diabetes tipo 2 están estrechamente vinculadas, y en el caso de esta última puede llegar a causar complicaciones severas como ceguera, amputaciones y daños importantes en el sistema nervioso.

El National Institute of Health and Care Excellence, en el Reino Unido, está evaluando aumentar la cantidad de cirugías de este tipo para reducir las tasas de diabetes. Se estima que una persona con un índice de masa corporal (IMC) superior a 35 ya estaría en condiciones de ser operada, pero también se podría incluir a las personas con IMC superior a 30.

Si se incluye en la lista a quienes tienen un IMC de 30, esto asciende considerablemente el número de operaciones y lo convierten en algo difícil de afrontar por su alto costo. Si bien representaría un ahorro en el largo plazo, hoy la nación no estaría en condiciones financieras de subvencionar la intervención de 850,000 pacientes obesos.  

En relación al estudio, Simon O'Neill, director de una división de salud especializada en diabetes declara que es interesante, ya que refuerza lo que ya se sabe: que perder peso es importante para prevenir y manejar la diabetes tipo 2. Pero el experto aclaró que estas cirugías tienen sus riesgos, y solo deberían ser consideradas como una alternativa cuando se intentó bajar de peso en forma seria y responsable con otros métodos, y éstos no dieron resultado. 

Mirando en perspectiva desde el punto de vista de la sociedad, O’Neill considera necesario enfocarse en que la gente baje de peso con ayuda de unos buenos servicios para la salud, que a la vez los alienten a llevar una vida más saludable y hagan cada día las elecciones adecuadas para lograrlo. 

El doctor Gregg Kai Nishi, especialista en cirugía bariátrica del Khalili Center,  en California, informa que las tres operaciones más habituales para bajar de peso son el bypass gástrico, la banda gástrica y la manga gastrectómica. De las tres, el bypass es el más eficaz para mejorar la diabetes, aún más que los medicamentos, ya que éstos solo pueden ayuda a controlarla, pero no curarla. 

El doctor Kai Nishi explicó a HolaDoctor que este tipo de cirugía puede llegar a mejorar o curar la diabetes tipo 2 al 90 % de los pacientes. También permite reducir a la mitad la medicación que se les suministra, desde el mismo día de la cirugía, y en los meses siguientes ya se puede eliminar por completo. Entre los 3 y 6 meses siguientes, ya no hay más evidencia de diabetes en la sangre del paciente.

En la actualidad se están haciendo estudios para determinar si el bypass gástrico se podría utilizar en pacientes no obesos, que padezcan diabetes tipo 2. Se observó que se puede llegar a controlar con esta cirugía, aún cuando no tengan necesidad de perder peso.

En términos económicos, para los sistemas de salud es mucho más conveniente realizar esta intervención que tratar de por vida una enfermedad crónica como la diabetes tipo 2, con la medicación y consultas médicas que implican. También ayudaría a reducir otros probables riesgos como la infección de heridas, amputaciones y enfermedades renales, cardíacas u oculares, que suelen afectar a quienes sufren esta enfermedad.

¿Qué es una cirugía bariátrica? 

Esta intervención se utiliza para tratar a personas obesas cuya salud se ve amenazada, y cuando ningún otro tratamiento dio resultado. Las dos cirugías más utilizadas son la que se coloca una banda gástrica para reducir el tamaño del estómago, y el bypass gástrico, donde se redireccionan los alimentos desde el estómago hacia el intestino grueso. En ambos casos el estómago necesita menos cantidad de alimento para enviar al cerebro la señal de saciedad. 

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?