SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

EE.UU: una de cada dos hispanas de más de 40 es obesa

Por -
EE.UU: una de cada dos hispanas de más de 40 es obesa
CRÉDITO: GETTY IMAGES

El 40.5% de las mujeres estadounidenses son obesas, según un nuevo estudio. Sin embargo, uno de los grupos más afectados es el de las hispanas, en especial, las que tienen entre 40 y 59 años. La falta de tiempo para cocinar sano, la abundante oferta de comida rápida y la confusión en la información serían algunos de los responsables.

En los Estados Unidos, las mujeres están teniendo más dificultades para bajar de peso que los hombres, según un nuevo estudio

El 40.5% de las mujeres es obesa, mientras que en el caso de los hombres el porcentaje es del 35.2%. 

Incidencia de la obesidad en las mujeres

Los hispanos son el segundo grupo con mayor incidencia, después de los afroamericanos. Sin embargo, la diferencia entre las mujeres y los hombres latinos es de 7,8%. 

La situación de las latinas

Casi la mitad de las mujeres hispanas son obesas. El grupo más afectado es el de las latinas de entre 40 y 59 años (51.1%), en segundo lugar las latinas mayores de 60 años (46.3%) y por último, las más jóvenes, de entre 20 y 39 años (43.3%). 

El estudio “Tendencias en Obesidad en adultos en los Estados Unidos, 2005 a 2014”, publicado en la revista de la Asociación Médica Americana (JAMA, la sigla por su nombre en inglés) analizó la prevalencia de la obesidad en general y la obesidad clase 3 u obesidad mórbida, que equivale a las personas que tienen un índice de masa corporal superior a 40. 

Prevalencia en hombres

Los investigadores analizaron información de 5,455 adultos (2,638 hombres de 47 años promedio y 2,817 mujeres, de 48 años promedio), de la Encuesta Nacional de Salud y Examen de la Alimentación (NHANES, según su sigla en inglés) y la compararon con la misma encuesta del 2005/2010 y 2011/2012: los resultados demostraron que la prevalencia de la obesidad es del 37.9%. 

Casi el 10% tiene obesidad mórbida

Otro punto que analizaron los investigadores fue la obesidad clase 3, más conocida como “obesidad mórbida”, que corresponde a las personas que tienen un índice de masa corporal superior a 40. Los reportes indican que equivale al 5.5% de los hombres y el 9.9% de las mujeres. 

No hay una sola causa

“Las noticias no son buenas pero tampoco nos sorprenden”, comentaron en su editorial Jody W. Zylke y Howard Bauchner, editores de JAMA. “¿Cuál es el próximo paso en encarar la epidemia de la obesidad? Una gran cantidad de investigaciones y atención se ha enfocado directamente en el tratamiento de la obesidad, pero el desarrollo de nuevas drogas y procedimientos no va a resolver el problema”. 

Según los autores de este artículo, “la prevención de la obesidad debe empezar con las mujeres en el momento del parto”. 

El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos tiene reglas específicas para ayudar a las embarazadas a aumentar de peso en forma saludable durante el embarazo. 

“Una gran cantidad de reportes sugieren la relación entre la obesidad maternal con el peso del recién nacido, lo que conduciría a niños obesos. La prevención tiene que continuar a través de la infancia”, sugieren Zylke y Bauchner.

El balance del trabajo, la familia y otras obligaciones hacen que las familias tengan cada vez menos tiempo para preparar una comida casera y saludable. 

"En contrapartida, la comida rápida y las comidas preparadas son una parte de la vida en 2016". 

Confusión de información

Los datos que a veces se contradicen también complican a las personas que buscan bajar de peso.

Recientemente, en Gran Bretaña, se publicaron las nuevas recomendaciones dietarias que sugieren que comer menos grasa no ayudaría a bajar de peso, mientras que durante años se aconsejó elegir siempre lácteos sin grasa. 

La meta, según aclararon las autoridades, no es que la población empiece a comer alimentos con grasa sino que los coma en su versión natural. Pero la información no deja de ser confusa.

Tampoco ayuda la cantidad de publicidades que promocionan dietas de moda (que está demostrado que en su mayoría tienen un alto índice de efecto rebote) o las píldoras para adelgazar (que según varios estudios científicos, tienen más efectos secundarios que beneficios). 

Conoce los efectos secundarios de las píladoras para adelgazar

En definitiva, más allá de las tendencias de cada época, la fórmula que indica que para adelgazar hay que quemar más calorías de las que se ingieren, seguirá 

Más para leer: 

Las nuevas recomendaciones sugieren consumir menos sal, menos azúcar y menos grasa

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?