SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

A dictador coreano el sobrepeso le causó una fractura

Por -
A dictador coreano el sobrepeso le causó una fractura
CRÉDITO: CAPTURA DE PANTALLA

El líder de Corea de Norte tiene debilidad por los quesos y los vinos, y en los últimos tiempos subió mucho de peso. Como le gusta usar zapatos con taco, ambas condiciones le produjeron una lesión que terminó en una fractura de sus dos tobillos.

La semana del 10 de octubre reapareció en público el líder supremo de Corea del Norte, Kim Jong-Un. En medio de rumores de su destitución o de su súbita "desaparición" a causa de una operación por su fractura en ambos tobillos, se lo vio caminando con un bastón negro en las inmediaciones de un edificio científico recientemente construido. 

Desde que asumió el poder en 2011, el líder supremo de Corea del Norte Kim Jong-Un ha subido mucho de peso. En la actualidad se estima que ronda las 279 libras (127 kg) y le han provocado una lesión en ambos tobillos que terminó en fractura.Lejos quedaron los tiempos cuando era un estudiante delgado aficionado al básquet (foto).

El dictador tiene debilidad por los vinos y los quesos, y en el caso de estos últimos, adora los de procedencia Suiza, que conoció mientras estudiaba en ese país. Si bien en Corea están restringidas las operaciones comerciales con Occidente, para él parece no haber impedimentos ya que importa ese producto en cantidades abundantes para poder satisfacer sus caprichos.

Una fuente no identificada declaró al diario local Seoul’s Chosun Ilbo que el gobernante, cuya edad ronda los 31 años ya que no se conoce con exactitud, estuvo internado en el hospital de Pyongyang desde principios de septiembre, y que permaneció fuertemente custodiado. También hubo un gran desfile de oficiales de alto rango visitando a su líder.

“El obeso Kim”, como se lo llama burlonamente en algunas partes de Occidente, sufrió un traumatismo en junio mientras recorría una base militar y una fábrica. Por cuestiones de coquetería, usa zapatos con taco para poder superar su estatura de 5’7” pies (1,75 m) con la cual no está del todo conforme.

En las filmaciones se lo puede ver rengueando, al parecer no atendió el malestar en su momento, y le provocaron los dolores que lo obligaron a recluirse. La última vez que se lo había visto en público fue el 3 de septiembre, cuando concurrió a una velada de teatro en compañía de su esposa.

Todo el país se mostró extrañado ante la ausencia de su dirigente, en especial cuando faltó a la sesión regular de la Asamblea Suprema que tuvo lugar el jueves pasado. Se evaluaron múltiples conjeturas, entre ellas que se estaba al borde de un golpe de estado, que Kim había sufrido un accidente cerebrovascular y que estaba gravemente enfermo.

También circularon rumores de que un grupo de médicos europeos de renombre habían viajado a Corea del Norte, y es de suponer que fue para asistir y asesorar al gobernante. Además de sus problemas de tobillo, el hombre padece gota, una enfermedad hereditaria en la familia, y el panorama está aún más ensombrecido por su creciente obesidad.

Paradójicamente, mientras el gobernante de Corea del Norte engulle productos gourmet, el resto del país lidia con problemas de desnutrición, y depende de los envíos solidarios de alimentos que le llegan desde varios confines del mundo, desde que Rusia les retirara el apoyo financiero en los años ’90.

¿De qué sufre el gobernante de Corea?

Las Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU. dependiente de los Institutos Nacionales de la Salud explican que la gota es un tipo de artritis que ocurre cuando hay una excesiva acumulación de ácido úrico en la sangre, y causa inflamación articular.Se desconocen sus causas y puede ser hereditaria; es más común en los varones, las mujeres posmenopáusicas y las personas que beben alcohol.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?