SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Niño dejó ciego a conductor de bus escolar con un rayo láser

Por -
Niño dejó ciego a conductor de bus escolar con un rayo láser
CRÉDITO: THINKSTOCK

En un juego aparentemente inocente, un niño enfoca con su juguete de rayo láser al espejo retrovisor del conductor del ómnibus escolar y genera un destello que daña en forma permanente la visión de uno de los ojos del chofer. ¿Qué tan peligrosos son estos juguetes? Un especialista opina.

Un niño estaba jugando con un puntero láser, sentado en los asientos de atrás del omnibus. Cuando el menor dirigió el láser al espejo retrovisor interior del autobús, un haz de luz roja emitida por el juguete se reflejó en el espejo y en el ojo del chofer, de 44 años, y le causó una lesión permanente en la retina, de acuerdo con el informe de una caso ocurrido en Alemania y publicado en BMJ Case Reports.

Los punteros láser son dispositivos de mano, la mayoría de las veces en forma de lapicera, que se utilizan en conferencias y presentaciones de negocios para marcar determinada información. Pero también desde hace unos años, se regalan como juguetes a los niños.

En este caso, el láser enfocaba a los dos ojos, y la luz causada provocó en principio la visión borrosa en el ojo derecho. Como el síntoma continuó durante seis meses, el conductor consultó a un oculista.

Después de examinarlo, el especialista diagnosticó una lesión permanente en la mácula, una zona cerca del centro de la retina que es responsable de la visión central. Aunque se dañó el ojo derecho, la visión en el ojo izquierdo no se dañó. El conductor había mirado en el espejo retrovisor unas 3 a 4 veces para tratar de identificar al pasajero que sostenía el láser, e hizo que esta exposición adicional incremente sus posibilidades de sufrir una lesión en el ojo, según el informe.

Rayos láser, útil en diabéticos

Este es el primer caso de lesiones en la retina causadas por el rayo láser de un juguete, y los autores escribieron que los niños no deben jugar con este tipo de dispositivos porque es poco probable que entiendan los posibles riesgos que implican, y por lo tanto, no deben estar autorizados a utilizarlos.

¿Son peligrosos los juguetes con rayos láser?

Sí. La luz de un rayo láser, incluso si se refleja en un espejo, puede ser absorbida por las estructuras pigmentadas dentro de la retina y causar una pequeña quemadura, dijo a LiveScience el Dr. Vincent Patalano, de la Escuela de Medicina de Harvard en Boston. “Esa pequeña quemadura puede destruir un área de la retina y dañar la parte central del campo visual de una persona” agregó.

La luz de los rayos láser tiene varias propiedades que hacen que sea peligrosa para los ojos sin protección. Va por un estrecho sendero y se centra en un pequeño punto, dijo el especialista. "Los ojos son más sensibles a ciertos colores de la luz que otros, y los peores son los rayos láser azules o verdes” señaló Patalano, para quien la lesión del caso en Alemania “es irreversible”.

Ha habido otros incidentes de uso de punteros láser de manera abusiva, que han causado problemas en los ojos o pusieron a las personas en riesgo de lesión. Sin saber del peligro que implica, muchos fans han interrumpido eventos deportivos y artísticos apuntando con rayos láser a sus ídolos. Y casi todos, buscan llegar a los ojos.

Y lo que es peor, muchas personas han apuntado con rayos láser directamente a aviones o helicópteros. De acuerdo con un informe de la Administración Federal de Aviación (FAA) los pilotos padecieron aproximadamente 3,900 incidentes con este tipo de dispositivos en el año 2014. 

Éste es un delito federal en Estados Unidos, porque el resplandor provocado por un dispositivo de rayos láser puede dejar a los pilotos temporalmente ciegos, y éstos se verán impedidos de volar o aterrizar una aeronave en forma segura.

Te puede interesar

¿Por qué se enrojecen los ojos?

La dieta entra por los ojos

Cirugía láser para ojos: lo básico

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?