Publicidad

Editar mi perfil

La petición de una niña de lentes de contacto funcionó

Por Serena Gordon, Reportero de Healthday -
Crédito: HD

La personalidad organizada de la preadolescente fue clave en el uso seguro de estos dispositivos, afirma la mamá

No fue ninguna sorpresa para Christina Daves, de Gainesville, Virginia, cuando su hija de 9 años le pidió unos lentes de contacto.

Su hija Megan había empezado a usar gafas en segundo grado, cuando tenía 7 años, porque tenía miopía, lo que significa que necesitaba gafas para ver con claridad los objetos a distancia. También tenía astigmatismo, una córnea con una forma irregular, en un ojo.

"Megan es nadadora, así que las cosas con el equipo de natación no iban bien porque no podía ver", afirmó Daves. "Ella no llevaba las gafas a los encuentros, y odiaba el no poder ver bien".

Daves comentó que el oftalmólogo de Megan tenía dudas sobre aconsejar el uso de lentes de contacto a alguien tan joven, pero ella le aseguró que su hija era responsable y que cuidaría debidamente de los lentes de contacto. Si su hijo adolescente le hubiera pedido lo mismo, aseguró, su respuesta hubiera sido que "de ninguna manera", pero estaba convencida de que su hija estaba preparada para la responsabilidad de llevar lentes de contacto.

Le preocupaba que Megan pudiera tener problemas al poner y sacar los lentes, pero aseguró que esas preocupaciones rápidamente desaparecieron. "Tardó en ponerse los primeros lentes de contacto entre 5 y 10 minutos, pero después era una experta", afirmó Daves. "Un día después, era capaz de ponerlos y sacarlos sin mirarse en un espejo".

Y Megan ha disfrutado mucho de liberarse de las gafas, comentó su madre. "Solo en los deportes, ha sido un gran cambio en su vida", afirmó. "También juega a lacrosse y al voleibol, y es difícil jugar a los dos con gafas".

Y en cuanto a cuidar de sus lentes, no ha habido ningún problema tampoco. Daves aseguró que el único problema que tuvieron fue que tanto la madre como la hija no se acordaban de sacar un nuevo par de lentes después de dos semanas, cuando los lentes caducan.

¿Su consejo a otros padres? Que un joven esté preparado para llevar lentes de contacto "depende de la personalidad del niño", según Daves. "Sabía que Megan era muy responsable y organizada, así que estaba tranquila por dejar que lo intentará a una edad tan temprana. Si hubiera sido mi hijo adolescente, que suele perder y olvidarse de las cosas, no le hubiera dejado a su edad".

Más información

Los expertos ofrecen consejos sobre la salud de la vista de los niños aquí.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo
INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo