SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Hispanos, vulnerables ante la EPOC

Por -
Hispanos, vulnerables ante la EPOC
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

José es maestro y aunque se dedica a dar clases de español, cualquier esfuerzo como caminar o subir escaleras es suficiente para que se sienta agitado y tenga dificultades para respirar. Como él, en Estados Unidos, según el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI, por sus siglas en inglés), hay más de 27 millones de personas que viven con la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC).

La EPOC es una enfermedad pulmonar grave que con el tiempo dificulta la respiración, por lo que la tos constante, el catarro bronquial o silbidos recurrentes en el pecho son síntomas que nadie debería pasar por alto, una vez que las vías respiratorias y los pulmones se han dañado, el daño es irreversible. Cuando EPOC se torna grave, puede interferir con tareas básicas, como hacer labores domésticas ligeras, tomar una caminata, darse un baño y vestirse.

Impacto en la comunidad hispana

Las afecciones de las vías respiratorias, EPOC y asma, tienen un gran impacto en la comunidad hispana, por arriba del resto de los habitantes de Estados Unidos. “Los hispanos con EPOC y asma que visitan la sala de emergencias son el doble de la tasa de pacientes blancos no hispanos y tienen una prevalencia de hospitalización mucho más alta”, alertó Jorge Bartolomé, Vicepresidente Senior de GlaxoSmithKline en entrevista con HolaDoctor.

Además, resaltó Bsrtolomé, los hombres hispanos de todos los grupos de edad y las mujeres hispanas mayores de 65 años son quienes tienen mayores tasas de hospitalización con EPOC y los niños hispanos tienen un 40% más probabilidades de morir de asma, en comparación con los no hispanos.

Precisó que si la comunidad latina tiene una mayor afectación no es porqué la prevalencia sea mayor, sino debido a la falta de control de la enfermedad y al limitado acceso a los servicios de atención médica, lo que los hace más vulnerables a sufrir exacerbaciones severas y terminar en una sala de emergencia por no poder respirar.

De acuerdo con la Oficina del Censo hay casi 53 millones de hispanos que viven en Estados Unidos y en 2012, el 29% de ellos no estaba cubierto por el seguro de salud, en comparación con 10.4% de la población blanca no hispana

Los hispanos, añadió el especialista, tienden a tomar los síntomas a la ligera y tratan de superar sus enfermedades sin ir al médico y automedicarse, por lo que cuando llegan a un hospital la afección puede estar muy avanzada y obviamente el impacto es mucho más grave.

Síntomas y cifras

Es posible que alguien sufra de EPOC por mucho tiempo antes de que los síntomas se conviertan en un problema lo suficientemente grande como para consultar al médico. Entre ellos se puede presentar: tos que generalmente produce una gran cantidad de mucosidad; dificultad para respirar, falta de aliento y respiración sibilante; sensación de cansancio, incluso después de realizar actividades diarias sencilla; dificultad para dormir, se despiertan sin aliento o tosiendo.

Una persona con EPOC puede tener bronquitis crónica, enfisema o ambas enfermedades.

De acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la EPOC es la cuarta causa de mortalidad en la población con 3.28 millones en 2011, cantidad por arriba de las muerte por VIH/SIDA y diabetes combinados. Mata aproximadamente a una persona cada 10 segundos y se prevé que en 2030 sea la tercera causa de fallecimiento a nivel global.

Los principales factores de riesgo son el tabaquismo, la contaminación del aire, tanto en espacios cerrados como en el exterior, y la inhalación de partículas de polvo y sustancias químicas en el lugar de trabajo.

En EE.UU. el humo del tabaco es el principal factor en el desarrollo y progresión de la EPOC, aunque la exposición a los contaminantes aéreos en el hogar y en el lugar de trabajo, los factores genéticos y las infecciones respiratorias también son factores de riesgo en la aparición de la enfermedad.

Tratamiento y medicamentos

Aunque pueden aliviarse los síntomas con tratamiento, la EPOC no tiene cura. Los medicamentos que se recetan con frecuencia a los pacientes con EPOC son: broncodilatadores, que abren las vías respiratorias; corticoesteroides, que reducen la hinchazón y la producción de mucosidad; antibióticos, que protegen a los pulmones de las infecciones y tratamientos con oxígeno, que elevan el nivel de oxígeno de la sangre.

En mayo de 2013, GlaxoSmithKline (GSK) obtuvo la aprobación para la comercialización de un tratamiento para la EPOC en los EE.UU. (umeclidinio y vilanterol en polvo para inhalación), y en abril del 2014 recibió el visto bueno de la Agencias de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) para otro fármaco (Incruse Ellipta), indicado en el tratamiento a largo plazo de la obstrucción del flujo aéreo en pacientes con la EPOC, incluyendo bronquitis crónica y/o enfisema.

Programas de ayuda

En EE.UU. GSK tiene varios programas de apoyo para los pacientes con cobertura o sin cobertura médica para enfrentar la EPOC y el asma. Para quienes no tienen cobertura médica pueden aplicar y ver si cumplen los criterios de elegibilidad para tener acceso sin costo a los fármacos para manejar la enfermedad, también pueden aplicar para obtener cupones de descuento para la compra de los fármacos (Para más información visita el sitio: http://www.gskforyou.com/index.html).

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?