SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Tos ferina, más que una tos común

Por Violeta Merlo -
Tos ferina, más que una tos común
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Los síntomas iniciales son similares a los del resfriado común: moqueo nasal; estornudos, fiebre, tos, sin embargo, al pasar los días la tos se vuelve más grave y se presenta de forma persistente y progresiva seguida de espasmos o de un silbido agudo, de no ser detectada a tiempo puede complicarse gravemente.

El Dr. Agustín de Colsa Ranero, miembro de la Asociación Mexicana de Infectología Pediátrica, explicó a HolaDoctor que cualquier persona es susceptible de contraer tosferina, sin embargo, los niños que son demasiado pequeños para recibir todas las vacunas o aquellos que no han completado el esquema de vacunación se encuentran en mayor riesgo de enfermarse.

En el marco del Día Latinoamericano de Lucha contra la tos ferina, que se conmemora cada 25 de septiembre, el especialista indicó que las principales complicaciones de la tos ferina se dan entre los bebés y los niños pequeños y pueden incluir neumonía, infección del oído medio, pérdida del apetito, alteraciones del sueño, vómito, deshidratación, episodios de apnea (breve retraso en la respiración) e incluso la muerte.

Revacunar contra tos ferina

Colsa Ranero señaló que a pesar de que es una enfermedad altamente contagiosa que puede transmitirse al toser o al estornudar, la vacunación es altamente efectiva.

Comentó que una de las estrategias sugeridas para abordar la problemática del incremento de casos de tos ferina en bebés, es justamente la vacunación de los padres así como de toda persona que esté en contacto cercano con niños menores de dieciocho meses. “Ello generará un entorno de protección, ya que se disminuirá la probabilidad de contagio”, subrayó.

En México, los menores reciben su dosis antes de cumplir los cinco años, no obstante, la protección que ofrece la vacuna tiene una duración limitada de seis a diez años. De ahí la importancia de refuerzos a quienes rodean a bebés y niños menores de cinco años.

“Los principales portadores y fuentes de contagio para bebés y niños pequeños son los adolescentes y adultos quienes, aunque hayan sido vacunados durante la infancia, han perdido la inmunidad contra esta enfermedad”, insistió el especialista.

La vacuna contra la tos ferina recibida en la infancia no protege para toda la vida y la inmunidad desaparece si los refuerzos no han sido administrados, añadió.

Tos ferina no erradicada

La tos ferina no es una enfermedad erradicada en América Latina, de acuerdo con la Fundación Panamericana de la Salud y la Educación (PAHEF, por su siglas en inglés) los casos de tos ferina en la región crecieron un 90% en la última década.

En México, el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica, de la Secretaría de Salud, indica que la cifra de decesos por tos ferina en México se elevó de 202 casos anuales, en 1997, a 752 casos confirmados en 2012, es decir, en un periodo de 15 años el número de muertes por esta enfermedad creció 272%.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que anualmente se presentan alrededor de 45 millones de casos y 95 mil muertes por tos ferina (también llamada pertussis).

El Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos, estima que más de la mitad de los niños que se contagien de tos ferina necesitarán ser hospitalizados, de este grupo, 1 de cada 5 tendrá neumonía; 1 de cada 100 crisis convulsivas; la mitad presentará apnea (pausas en la respiración); 1 de cada 300 encefalopatía (enfermedad cerebral), y uno de cada 100 morirá.

Bajo la normativa de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act o ACA en inglés) que promulgó el presidente Barack Obama en marzo de 2010, la prevención es uno de sus ejes fuertes, por eso, hay una amplia gama de servicios a los que podrás acceder de manera gratuita o a un costo moderado, entre ellos las inmunizaciones de tos ferina para adultos. Conoce más de estas opciones en el Centro de Seguros Médicos.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?