SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

¿Qué tiene esa carne de cerdo?

Por Consumer Reports -
¿Qué tiene esa carne de cerdo?

Nuestro análisis de muestras de chuletas y carne molida de puerco obtenidas de todas partes de Estados Unidos reveló que se había generalizado la yersinia enterocolítica, una bacteria que provoca fiebre, diarrea y dolor abdominal. Algunas muestras contenían otras bacterias potencialmente dañinas, incluida la salmonela. Además, existen otras razones por las que nos debe preocupar la “otra carne blanca”.

Algunas de las bacterias que encontramos en 198 muestras demostraron ser resistentes a los antibióticos que se suelen usar para tratar a las personas. Es posible que el uso frecuente de antibióticos de bajas dosis en la crianza de puercos esté acelerando el crecimiento de “súpermicrobios” resistentes a los medicamentos que ponen en peligro la salud humana.

Aproximadamente la quinta parte de los 240 productos de puerco que analizamos en una prueba por separado contenían bajos niveles del medicamento ractopamina, que Estados Unidos aprobó en 1999 para promover el crecimiento y el contenido magro de los puercos. Se suele usar en puercos que se crían para consumo en Estados Unidos, pero está prohibido en la Unión Europea, China y Taiwán. Nuestros expertos en seguridad alimenticia señalan que no se deben usar medicamentos en animales sanos de manera rutinaria a fin de promover su crecimiento. A continuación detallamos lo que arrojaron nuestras pruebas:· 

La yersinia enterocolítica estuvo presente en el 69% de las muestras de puerco evaluadas. Infecta a aproximadamente 100,000 estadounidenses al año, especialmente a niños. Descubrimos salmonela, estafilococo áureo o listeria monocytogenes, las causas más comunes de enfermedades inducidas por alimentos, entre el 3% y 7% de las muestras. El 11% contenía enterococcus, que puede indicar contaminación fecal y generar problemas como infecciones urinarias.

· Algunas bacterias que encontramos eran resistentes a diversos medicamentos o clases de medicamentos. Eso es preocupante porque si esos microbios hacen que se enferme, es posible que su médico necesite recetarle antibióticos más fuertes (y caros).

La carne molida de puerco tenía más probabilidades de tener patógenos que las chuletas de puerco. Eso era de preverse ya que la trituración de la carne ofrece otra oportunidad para que se genere contaminación.

Algunas afirmaciones sobre antibióticos que encontrará en el empaque son engañosas. Una afirmación de “libre de hormonas” puede ser verdadera, pero sin valor, porque no se permiten las hormonas en la producción porcina.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Consumer Reports a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?