SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Volverse activo tras un reemplazo de rodilla podría aumentar el riesgo de fractura de la cadera

Volverse activo tras un reemplazo de rodilla podría aumentar el riesgo de fractura de la cadera

Un estudio sueco encontró que las personas con rodillas nuevas también experimentaban un ligero incremento en las fracturas de la columna

SÁBADO, 16 de abril de 2016 (HealthDay News) -- El reemplazo de rodillas podría conllevar una desventaja: a medida que las personas se hacen más activas, las probabilidades de fracturas de cadera y columna aumentan, sugiere un estudio reciente.

Los hallazgos no sorprendieron a una experta.

Aunque el motivo exacto del aumento en las fracturas de cadera y columna no está claro, lo más probable es que se deba "a una mejora en la movilidad y la actividad como resultado de la cirugía de reemplazo de rodilla", comentó la Dra. Caroline Messer, especialista en la pérdida ósea del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

"Además, los pacientes que eligen la cirugía en lugar de la gestión conservadora de la osteoartritis quizá hayan sido los mismos individuos determinados a llevar en el futuro un estilo de vida muy activo, y por tanto algo más riesgoso", dijo Messer, directora del Centro de Trastornos Pituitarios y Neuroendocrinos del hospital.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., cada año en Estados Unidos se llevan a cabo casi 720,000 reemplazos totales de rodilla.

El nuevo estudio fue llevado a cabo por C.H. Vala, de la Academia Sahlgrenska, en Suecia, y utilizó los expedientes médicos de suecos nacidos entre 1902 y 1952. Más de 3,200 se sometieron a una cirugía de reemplazo total de rodilla y sufrieron una fractura de cadera posterior, según los expedientes médicos fechados entre 1987 y 2002.

Los que se sometieron a un reemplazo total de rodilla debido a la osteoartritis tenían un riesgo bajo de fracturas de cadera y columna en la década anterior al reemplazo de rodillas, apuntaron los investigadores.

Pero tras el reemplazo de rodilla, su riesgo de fractura de cadera aumentó en un 4 por ciento, y su riesgo de fractura de la columna aumentó en un 19 por ciento, en comparación con los que no recibieron una nueva rodilla.

El estudio se presentó el sábado en la reunión anual de la International Osteoporosis Foundation en Málaga, España. También se publicó en la revista Osteoporosis International.

"El creciente riesgo de fractura de cadera y de columna en los 10 años después del reemplazo de rodilla podría ser explicado por el dolor, el aumento en la actividad física debido a la rehabilitación, y a otros factores biomecánicos", planteó Vala en un comunicado de prensa de la fundación.

Pero el estudio no se diseñó para determinar causalidad, y Messer dijo que "sin duda recomendaría más investigación antes de concluir que el reemplazo total de rodilla es un factor de riesgo de fracturas futuras".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre las fracturas de cadera en los adultos mayores.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?