SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Vivir en rascacielos podría reducir las probabilidades de sobrevivir a un paro cardiaco

Por Steven Reinberg, Reportero de HealthDay -
Vivir en rascacielos podría reducir las probabilidades de sobrevivir a un paro cardiaco

Por encima del piso 16, las probabilidades de permanecer vivo después de que el corazón se para son escasas, según un estudio

LUNES, 18 de enero de 2016 (HealthDay News) -- Esas vistas desde los pisos más altos podrían ser increíbles, pero quizá tengan un arriesgado costo: las personas que viven en los pisos más altos parecen ser menos propensas a sobrevivir a un paro cardiaco, encontró un nuevo estudio.

De hecho, por encima del tercer piso, las probabilidades de sobrevivir a un ataque cardiaco empeoran conforme se viva a mayor altura, y por encima del piso 16, la supervivencia es "insignificante", según los autores del estudio.

El motivo probable es simple. "Los primeros respondientes tardan más en llegar a los pacientes que viven en los pisos más altos, de forma que el tratamiento se retrasa", planteó el investigador líder, Ian Drennan, paramédico de los Servicios Paramédicos de la Región de York, en Canadá.

Cuando se produce un paro cardiaco, cuanto antes se pueda aplicar el desfibrilador a los pacientes (es decir, administrar un choque para que el corazón vuelva al ritmo normal), más probabilidades tienen de sobrevivir. Cuanto más se tarde en realizar la desfibrilación, menos probable es que el choque resulte efectivo, explicó Drennan.

"El retraso de los respondientes en llegar a los pisos más altos significó que hubo menos pacientes con ritmos que respondieran al choque, lo que podría explicar por qué tenían menos probabilidades de supervivencia", dijo.

Drennan apuntó que los hallazgos no son exclusivos para Canadá. "En cualquier lugar que haya rascacielos, siempre habrá retrasos en llegar a los pisos más altos. Cuanto antes se pueda llegar a la gente, mejor", dijo.

El informe se publicó el 18 de enero en la revista CMAJ.

El paro cardiaco es la pérdida abrupta de la función cardiaca en alguien que podría haber tenido una enfermedad del corazón diagnosticada, o no. No es lo mismo que un ataque cardiaco, que ocurre cuando el flujo de sangre rica en oxígeno que llega al corazón se bloquea de forma repentina.

En el estudio de más de 8,000 personas que sufrieron un paro cardiaco en rascacielos de apartamentos entre 2007 y 2012 en Toronto, el 3.8 por ciento sobrevivieron hasta que pudieron ser dadas de alta del hospital, encontraron los investigadores.

Entre las casi 6,000 personas que vivían en el primer o segundo piso, el 4.2 por ciento sobrevivieron, pero apenas un 2.6 por ciento de las casi 2,000 personas que vivían por encima del tercer piso sobrevivieron, dijeron los investigadores.

Por encima del decimosexto piso, menos del 1 por ciento sobrevivieron al paro cardiaco, y por encima del duodécimo quinto piso, nadie sobrevivió, halló el estudio.

Drennan dijo que ayudar a los primeros respondientes a llegar más rápidamente al paciente podría mejorar la supervivencia. Recomendó tener un plan instaurado que incluya asegurarse de que las puertas del edificio no estén cerradas con llave y tener un elevador listo en el vestíbulo.

Además, entrenar a los residentes en RCP y contar con desfibriladores externos automáticos en el edificio podría mejorar la supervivencia al permitir a los testigos comenzar el tratamiento para salvar la vida antes de la llegada de los paramédicos, planteó.

El Dr. Gregg Fonarow, profesor de cardiología de la Universidad de California, en Los Ángeles, dijo que "el tiempo desde el inicio del paro cardiaco hasta la desfibrilación y la RCP es crítico, y cada minuto que pasa sin tratamiento se asocia a un peor nivel de supervivencia".

Un estudio de 2015 realizado en Seattle mostró resultados similares, lo que sugiere que los hallazgos del estudio canadiense también aplican en Estados Unidos, apuntó.

En ese estudio anterior, publicado en la revista Prehospital Emergency Care, los investigadores hallaron que el tamaño y la altura del edificio afectaban al tiempo que se tardaba en llegar a los pacientes, y la rapidez con que podían recibir la desfibrilación, lo que influía en la supervivencia.

"Se necesitan con urgencia un acceso más rápido a desfibriladores externos automáticos y otras intervenciones para reducir el tiempo de respuesta y tratamiento en los rascacielos", dijo Fonarow.

Más información

Para más información sobre el paro cardiaco, visite la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad