SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Vivió 26 años con un embrión en el cerebro

Por -
Vivió 26 años con un embrión en el cerebro

Yamini Karanam, una estudiante de 26 años, iba a ser operada de un tumor cerebral, cuando los médicos hallaron algo que los dejó pasmados: tenía alojado allí desde el nacimiento, un embrión de su hermana gemela.

En un extraño caso que bien podría ser el argumento de una película de ciencia ficción, una mujer vivía perturbada por el embrión de su hermana, un teranoma (tal el término médico) que llevó toda su vida sin saberlo.

Le provocaba migrañas, mareos, y últimamente la joven estudiante de un doctorado en la Universidad de Indiana, contó que no llegaba a comprender las clases que tomaba.

Después de varias pruebas médicas, a Yamini le diagnosticaron un tumor cerebral, pero al momento de someterse a la cirugía en un hospital de Los Ángeles, hallaron el embrión de su gemela, toda una rareza en medicina, que tenía hueso, pelos y dientes.

Después de la cirugía y al recibir la noticia de parte de los médicos, la chica bromeó acerca de que su "hermana gemela malvada la había estado torturando durante los últimos 26 años".

Ella contó a la BBC que últimamente "tenía problemas con la comprensión de la lectura, la comprensión oral. Muchas veces, cuando la gente hablaba, yo ya no entendía lo que decían" expresó.

  • Fetus in Fetu, una rareza

El caso relatado es raro, pues aunque el hallazgo de embriones es muy poco frecuente, en la mayoría se han encontrado alojados en el vientre, no en otra parte del cuerpo.

En febrero de 2015, la revista Hong Kong Medical Journal describió el caso extraordinario de una niña que nació con gemelos dentro de su vientre en 2010, y se documentó para mostrar que a casi 5 años de la cirugía, la pequeña es sana y lleva una vida normal. 

Para los médicos, estos casos se denominan "fetus in fetu", una condición que se da cuando una bebé nace con lo que sería un embarazo incipiente, y se registra en uno de cada medio millón de recién nacidos.

En la niña de China, los fetos estaban unidos por cordones umbilicales y cada uno tenía cuatro miembros, piel, costillas, intestinos y tejido cerebral primitivo, de acuerdo con la revista científica.

Aunque las masas de tejidos tenían varios órganos formados, algunos médicos no están de acuerdo en denominarlos fetos. 

"Existe controversia respecto a qué es esto", dijo Nicholas Chao, quien realizó la operación, y agregó que pueden ser considerados como otros fetos que estuvieron en gestación o como un tipo de tumor benigno conocido como teratoma, que es cuando una célula se divide y adquiere la madurez de diferentes tejidos.

“Ambas teorías son sólidas”, dijo Chao, y no hay “suficientes datos científicos para probar de cuál se trata, debido al número limitado de casos”.

Para saber más sobre la causa que origina estos misteriosos fetos, los médicos necesitan seguir estudiando. “Necesitas varios de estos casos y mucha observaciones para tener más entendimiento científico”, concluyó Chao.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?