SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Vitamina E contra el Alzheimer

Por HolaDoctor -
Vitamina E contra el Alzheimer
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Una dosis diaria de 2,000 UI de vitamina E sería eficaz para frenar la disminución de las habilidades funcionales para realizar actividades cotidianas en pacientes con Alzheimer según concluye un estudio del Sistema de Salud de Minneapolis, en Estados Unidos. La investigación abre una ventana de esperanza en la batalla contra la enfermedad degenerativa.

De acuerdo con los resultados del estudio publicado en Journal of the American Medical Association que incluyó a 613 pacientes de 14 centros para vetaranos, casi todos del sexo masculino y de 79 años de edad en promedio, la vitamina E mostró ser eficaz para retrasar la progresión clínica en pacientes con Alzheimer entre leve y moderado.

Para llegar a dicha conclusión los investigadores encabezados por Maurice W. Dysken examinaron la eficacia y seguridad de la vitamina E, la memantina y su combinación para el tratamiento del deterioro funcional en pacientes con Alzheimer en estadio de leve a moderado que ya tomaban otros fármacos (Aricept, Razadyne o Exelon) para la demencia.

Los participantes fueron separados en cuatro grupos y se les daba 2,000 UI/día de vitamina E, 20 mg/d de otra medicina para la demencia llamada memantina, ambas, o un placebo.

Tras dos años y tres meses de seguimiento se observó que quienes tomaron sólo vitamina E tuvieron un declive funcional más lento que los que recibieron placebo, la tasa anual de disminución de las actividades de la vida diaria se redujo en un 19%. Además, el tiempo que el cuidador dedicó a este tipo de pacientes se redujo en alrededor de 2 horas por día en el grupo de la vitamina E.

Ni la memantina ni la combinación de vitamina E y memantina mostraron beneficio clínico en este ensayo. El cambio en el declive funcional se midió a través de 'Alzheimer's Disease Cooperative Study/Activities of Daily Living Inventory score' (ADCS-ADL) (rango 0-78).

La Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos refiere que la vitamina E es un antioxidante (sustancia que pueden proteger las células de los efectos de los radicales libres). La vitamina E juega un rol importante en el sistema inmune y los procesos metabólicos del cuerpo. Entre las fuentes ricas de vitamina E se encuentran los aceites vegetales, la margarina, las nueces, las semillas y las verduras de hojas. La vitamina E también se encuentra en los cereales.

Una luz de esperanza

El hallazgo podría ser crucial dado que según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la actualidad hay unos 35 millones de personas con algún tipo de demencia y se estima que este número se duplicará en 2030 y se multiplicará por tres en 2050, alcanzando los 115 millones de afectados, debido al aumento de la población y el incremento de la longevidad.

En Estados Unidos de acuerdo con la Alzheimer's Association hay 5.4 millones de personas que tienen la enfermedad de Alzheimer. En el año 2050, la cifra podría llegar a 16 millones. La enfermedad no tiene cura y las medicinas hasta ahora sólo reducen temporalmente los síntomas.

Más sobre el Alzheimer

La Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos describe la enfermedad de Alzheimer como la forma más común de demencia entre las personas mayores. La demencia es un trastorno cerebral que afecta gravemente la capacidad de una persona de llevar a cabo sus actividades cotidianas.

Comienza lentamente, primero afecta las partes del cerebro que controlan el pensamiento, la memoria y el lenguaje. Las personas con Alzheimer pueden tener dificultades para recordar cosas que ocurrieron recientemente o los nombres de personas que conocen. Con el tiempo los síntomas empeoran. Las personas pueden no reconocer a sus familiares o tener dificultades para hablar, leer o escribir. Pueden olvidar cómo cepillarse los dientes o peinarse el cabello. Más adelante, pueden volverse ansiosos o agresivos o deambular lejos de su casa. Finalmente, necesitan cuidados totales.

Suele comenzar después de los 60 años. El riesgo aumenta a medida que la persona envejece. El riesgo es mayor si hay personas en la familia que tuvieron la enfermedad.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?