SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Conexiones cerebrales "guían" la agresividad o cautela al apostar

Por HealthDay/HolaDoctor -
Conexiones cerebrales "guían" la agresividad o cautela al apostar
CRÉDITO: ISTOCK

Las personas con una conexión más fuerte entre dos partes del cerebro son financieramente cautas y arriesgan menos en juegos de azar, mientras que las que tienen una conexión más débil son más propensas a realizar apuestas arriesgadas, sugiere una investigación reciente.

Comprender esa sola conexión cerebral podría conducir a unas intervenciones más efectivas para las personas que tienen problemas con las apuestas o una adicción, añadieron los autores del estudio.

"A la mayoría de las personas les gusta la pequeña probabilidad de ganar a lo grande, pero la gente varía. A algunas personas les gusta mucho de verdad. Pero a las personas que tienen una conexión más fuerte no les gusta tanto", dijo Brian Knutson, profesor asociado de psicología de la Universidad de Stanford en Palo Alto, California.

"La actividad en una región del cerebro parece indicar que tal vez se podría perder dinero, pero en otra parece indicar que quizá se pueda ganar algo. El equilibrio entre esa actividad indicadora de pérdida o ganancia difiere entre las personas, y pueden determinar las decisiones que tomamos sobre las apuestas", comentó en un comunicado de prensa de la universidad.

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores monitorizaron la actividad en dos partes del cerebro, la ínsula anterior y el núcleo accumbens, usando una técnica llamada IRM por difusión ponderada. Encontraron una conexión directa entre esas dos regiones del cerebro, y anotaron que esa conexión solo se había encontrado antes en los animales, no en las personas.

Los investigadores descubrieron que cuanto más grueso era el aislamiento de esas células, más potente era la conexión entre esas áreas del cerebro. También encontraron que unas conexiones cerebrales más fuertes se asociaban con unas decisiones más cautas durante una prueba de apuestas.

Para el estudio, los autores entregaron a 32 voluntarios 10 dólares para que apostaran en una serie de juegos con distintas probabilidades, o que eligieran no arriesgar perder el efectivo. Se dijo a los participantes que podían conservar todo el dinero que les quedara al final del estudio.

Dentro de una cámara de IRM, los participantes observaban una ruleta, además de sus probabilidades de ganar o perder. En algunas apuestas había las mismas probabilidades de ganar o perder 3 dólares, mientras que en otras había más probabilidades de ganar pequeñas cantidades de dinero o menos probabilidades de perder mucho dinero, y viceversa. A medida que los participantes observaban sus opciones, se monitorizó la actividad cerebral entre la ínsula anterior y el núcleo accumbens.

Los investigadores hallaron que todos los apostadores a veces hacen apuestas arriesgadas, incluso los que tienen una conexión fuerte entre esas partes del cerebro. Cuando esto sucedía, la actividad se reducía en la parte más cauta del cerebro mientras que aumentaba en la región entusiasta, reveló el estudio, publicado el 6 de enero en la revista Neuron.

Los autores del estudio explicaron que esa conexión permitía a la parte más cuidadosa del cerebro inhibir la actividad en la región más entusiasta.

"Pudimos predecir la siguiente apuesta de la personas según el equilibrio de la actividad en esas regiones", dijo Knutson.

Los que tenían unas conexiones cerebrales más fuertes y aisladas eran menos propensos a presentar un aumento en la actividad de la región entusiasta del cerebro cuando pensaban en hacer una apuesta arriesgada. Dado que fortalecer esa conexión podría ayudar a las personas a tomar menos decisiones riesgosas, los investigadores anotaron que esto podría conducir a nuevas intervenciones para los que tienen problemas con las apuestas.

"Ahora podemos comenzar a hacer preguntas interesantes sobre el control de los impulsos y las apuestas", afirmó Knutson. "Por ejemplo, ¿cambia la conexión en el transcurso de la terapia?".

Más información

El Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares de EE. UU. ofrece más información sobre el cerebro humano.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?