SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Vinculan obesidad con más riesgo de asma en mujeres

Por HealthDay/HolaDoctor -
Vinculan obesidad con más riesgo de asma en mujeres
CRÉDITO: THINKSTOCK

A medida que aumenta el peso, también aumenta el riesgo de asma, informan lautoridades sanitarias de Estados Unidos. Los expertos desconocen la razón, o si perder peso mejoraría la enfermedad de las vías respiratorias

Durante el período 2011-2014, casi el 9 por ciento de los adultos estadounidenses tenían asma. Las personas con un peso normal tenían unas tasas de asma de alrededor del 7 por ciento, mientras que el 8 por ciento de las personas con sobrepeso tenían la enfermedad.

Para los adultos obesos estadounidenses, las tasas de asma llegaron a un 11 por ciento, según la nueva investigación.

Las mujeres obesas tenían las tasas más altas: casi un 15 por ciento sufrían del problema respiratorio, hallaron los investigadores.

"No se sabe por qué las personas obesas son más propensas a tener asma", dijo la Dra. Lara Akinbami, investigadora del Centro Nacional de Estadísticas de Salud de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC). "Simplemente sabemos que tienen un riesgo más alto".

Está claro que la "obesidad es factor de riesgo del asma, no al revés", dijo.

Pero el estudio no fue diseñado para probar una relación causal entre la obesidad y el asma. Solo mostró una asociación entre ambos factores.

No se sabe si perder peso reduce el asma, dijo Akinbami. Pero es posible tanto prevenir la obesidad como controlar el asma, señaló. "Este estudio realmente confirma que la obesidad es un factor de riesgo del asma; están muy fuertemente vinculados", comentó Akinbami.

El asma es una enfermedad crónica de las vías respiratorias. Los síntomas incluyen la falta de aliento, respiración sibilante, tensión en el pecho y tos, según el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE.UU.

Akinbami y su colega, Cheryl Fryar, experta en estadísticas de salud, usaron datos de la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición de 2001-2014.

Entre las mujeres, un 15 por ciento de las que eran obesas sufrían de asma, en comparación con un 8 por ciento de las mujeres con un peso normal y un 9 por ciento de las mujeres con sobrepeso, mostró la investigación. La tasa de asma no fue significativamente distinta según el peso entre los hombres, dijeron los investigadores.

No está clara la razón por la que las mujeres obesas tienen un riesgo más alto de asma que los hombres. Pero el Dr. Len Horovitz, especialista pulmonar del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York, especuló con que las hormonas podrían explicar las diferencias. "En este momento eso es algo que no sabemos", dijo.

Las tasas del asma eran más altas entre los adultos obesos independientemente de la raza o la edad, en comparación con los adultos con un peso normal, indicaron los investigadores.

La prevalencia del asma entre todos los adultos aumentó de un 7.1 por ciento en 2001-2002 a un 9.2 por ciento en 2013-2014. Este aumento fue motivado por unas tasas mayores de asma entre los adultos con sobrepeso, no por aumentos entre los adultos obesos o con un peso normal, dijeron los investigadores.

Horovitz afirmó que la conexión entre la obesidad y el asma podría darse porque el exceso de peso hace que sea más difícil respirar, y perder peso hace que se respire más fácilmente.

"Hay muchas razones para no ser obeso", dijo Horovitz. "El miedo al asma no es la razón principal de ello. La hipertensión y la diabetes están por encima, pero, claro está, el asma es otra razón", dijo.

Los hallazgos de la nueva investigación se publicaron el 16 de marzo en un informe del Centro Nacional de Estadísticas de Salud de EE. UU.

Más información

Para más información sobre el asma, visite el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?