SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Vinculan la exposición a sustancias químicas durante el embarazo con el exceso de peso de los niños

Vinculan la exposición a sustancias químicas durante el embarazo con el exceso de peso de los niños

Se necesita más investigación para mostrar una relación de causalidad, dicen los expertos

MIÉRCOLES, 11 de noviembre de 2015 (HealthDay News) -- La exposición en el útero a niveles altos de unas sustancias químicas industriales de uso común parece aumentar el riesgo de obesidad de un niño, sugiere un estudio reciente.

La investigación incluyó información sobre poco más de 200 madres de Cincinnati y sus hijos. Los hallazgos mostraron que los niños cuyas madres se expusieron a unos niveles relativamente altos de una sustancia conocida como PFOA durante el embarazo tenían una acumulación más rápida de grasa corporal. En específico, esos niños tenían unas cantidades más altas de grasa corporal a los 8 años en comparación con los niños cuyas madres tuvieron menos exposición a la sustancia en el embarazo.

El PFOA se usa para fabricar textiles repelentes de aceite y agua, espuma para apagar incendios y recubrimientos antiadherentes. La sustancia se usó durante años en una planta industrial ubicada en el río Ohio y río arriba de Cincinnati, dijeron los investigadores.

Aunque el estudio encontró una asociación entre la exposición prenatal al PFOA y el peso posterior de un niño, es importante anotar que no se diseñó para probar una relación causal.

Pero los hallazgos "tienen una significación suficiente como para ameritar investigación adicional para ver si las tendencias continúan a medida que los niños crecen, y ver si otros marcadores del crecimiento fetal o del crecimiento rápido en la primera infancia se asocian con estas exposiciones", planteó el líder del estudio, Joseph Braun, en un comunicado de prensa de la Universidad de Brown. Braun es profesor asistente de epidemiología de la Universidad de Brown en Providence, Rhode Island.

En el nuevo estudio, los investigadores midieron la estatura, el peso y la cantidad de tejido graso de los niños. Un estudio anterior (realizado cerca de la planta química) no halló una asociación entre la exposición al PFOA y el peso infantil. Pero el estudio utilizó información reportada por los mismos participantes, apuntaron Braun y sus colaboradores. Sugirieron que este podría ser el motivo de que los dos estudios produjeran resultados distintos.

Cuando el equipo de Braun observó a los niños nacidos de las dos terceras partes de madres con la exposición más alta al PFOA durante el embarazo, hallaron que esos niños tenían hasta 2.4 libras (1 kilo) más de grasa corporal a los 8 años que los nacidos de la tercera parte de madres con la exposición más baja a la sustancia.

Aunque quizá esa cantidad de grasa no parezca gran cosa, sigue siendo suficiente como para resultar preocupante, porque podría contribuir a un aumento en el riesgo de diabetes tipo 2 más adelante en la vida, señaló Braun.

"No hay un umbral tras el cual decimos que no se debe añadir más masa grasa: toda masa grasa más es una masa grasa mala", explicó en el comunicado de prensa. "Cuando se observa el riesgo de diabetes en los adultos, el riesgo es bastante lineal en todo el rango de IMC".

El IMC (índice de masa corporal) es un estimado aproximado de la grasa corporal según el peso y la estatura.

El estudio aparece en la edición en línea del 11 de noviembre de la revista Obesity.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrece consejos sobre cómo mantener un peso saludable en los niños.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?