SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Una dosis diaria de aspirina reduciría el riesgo de cáncer

Por HealthDay/HolaDoctor -
Una dosis diaria de aspirina reduciría el riesgo de cáncer
CRÉDITO: ISTOCK

Tomar una aspirina de dosis baja todos los días por al menos 6 años podría reducir el riesgo general de cáncer en un 3 por ciento, debido sobre todo a unas reducciones más importantes que se observaron en el riesgo de tumores de colon y gastrointestinales, informan unos investigadores.

"Eso tiene sentido, porque en general los cánceres no se desarrollan de un día para otro. Tardan años en desarrollarse, así que habría que tomar aspirina durante mucho tiempo para prevenir el cáncer", apuntó el investigador principal, el Dr. Andrew Chan, del Hospital General de Massachusetts, en Boston.

"Hay evidencias científicas de que la aspirina tiene un efecto sobre ciertas vías biológicas que pueden resultar en el cáncer", comentó. También reduce la inflamación y la cantidad de algunas proteínas cancerígenas.

Este estudio solo muestra que tomar aspirina se asocia con una reducción en el riesgo de cáncer, no que prevenga la enfermedad, dijo Chan. Pero otros estudios han llegado a la misma conclusión, añadió.

"Ha llegado el punto en que las evidencias apuntan a que quizá sea útil pensar en usar la aspirina para prevenir el cáncer de colon", planteó. "Pero aun no hemos llegado al punto en que la población general deba tomar aspirina para la prevención del cáncer".

El informe aparece en la edición en línea del 3 de marzo de la revista JAMA Oncology.

El Dr. Ernest Hawk, vicepresidente de la división de ciencias de la prevención del cáncer y la población del Centro Oncológico MD Anderson de la Universidad de Texas, en Houston, dijo que "este es otro estudio que sugiere reducciones en los cánceres gastrointestinales y de colon en las personas que toman aspirina por otros motivos, como reducir el riesgo de ataques cardiacos, el tratamiento de la artritis o el alivio del dolor". Hawk fue coautor de un editorial que acompañó a la investigación.

En el estudio, Chan y sus colaboradores observaron el vínculo entre la aspirina y el cáncer en más de 130,000 mujeres y hombres que participaron en el Estudio de salud de las enfermeras y el Estudio de seguimiento de los profesionales de la salud, ambas investigaciones a largo plazo.

Durante más de 30 años de seguimiento, hubo más de 20,000 casos de cáncer entre más de 88,000 mujeres, y más de 7,500 casos de cáncer entre casi 48,000 hombres, encontró el estudio.

Tomar aspirina en dosis baja dos o más veces por semana se asoció con un riesgo general de cáncer un 3 por ciento más bajo, que se debió sobre todo a un riesgo un 15 por ciento más bajo de cánceres gastrointestinales y un riesgo un 19 por ciento más bajo de cánceres de colon y de recto, según los hallazgos.

Pero la aspirina no se asoció con un riesgo más bajo de otros cánceres importantes, como el cáncer de mama, de próstata o de pulmón, encontraron los investigadores.

Tomar aspirina podría prevenir el 17 por ciento de los casos de cáncer de colon entre los que no se hacen colonoscopias, y el 8.5 por ciento de los casos de cáncer de colon entre los que sí se las hacen, indicó la investigación.

"La aspirina podría servir como una prevención primaria con un costo relativamente bajo para los cánceres gastrointestinales y de colon, y las reducciones en los cánceres complementarían a las pruebas de detección del cáncer recomendadas", planteó Hawk.

Aunque se están acumulando evidencias de que la aspirina podría reducir el riesgo de cáncer de colon y de otros tipos, la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society) no tiene actualmente recomendaciones a favor ni en contra del uso de la aspirina, apuntó Eric Jacobs, director estratégico de farmacoepidemiología de la sociedad oncológica.

A las personas que han sufrido un ataque cardiaco o un accidente cerebrovascular (ACV) generalmente les recetan la aspirina a menos que haya un buen motivo para no hacerlo, por ejemplo unos antecedentes recientes de úlceras estomacales, comentó Jacobs.

"Las personas que no hayan sufrido un ataque cardiaco ni un ACV deberían sopesar el equilibrio general de riesgos y beneficios, lo que incluye un riesgo más bajo de enfermedad cardiaca y cáncer de colon, pero un riesgo más alto de sangrado estomacal grave", dijo. "Esto tiene más sentido que pensar en tomar aspirina solo para prevenir el cáncer".

Las personas que se preguntan si deben comenzar a tomar aspirina primero deben hablar con el médico. El médico podrá tomar en cuenta el riesgo de enfermedad cardiaca del paciente, además de los motivos de que quizá el uso regular de aspirina no sea adecuado en su caso, dijo Jacobs.

La aspirina no es un sustituto para las pruebas de detección del cáncer de colon, aclaró. "Todos los estadounidenses a partir de los 50 años deben hablar con el médico sobre las pruebas para el cáncer de colon, de forma que se puedan detectar y extirpar los pólipos antes de que tengan la oportunidad de convertirse en cáncer", explicó Jacobs.

Más información

Para más información sobre la aspirina y el cáncer, visite la Sociedad Americana Contra El Cáncer.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?