SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Vinculan el fluoruro en el agua potable con unas tasas más altas de tiroides hipoactiva

Por HealthDay -

Un estudio británico encontró una asociación, pero no pudo probar causalidad

Un estudio británico encuentra una correlación entre la cantidad de fluoruro en el agua potable pública y un aumento en la incidencia de la tiroides hipoactiva.

Aunque el estudio solo puede establecer una asociación, y no causalidad, los expertos afirman que el vínculo amerita una investigación seria.

"Los profesionales clínicos de Estados Unidos deben enfatizar esta asociación a los pacientes, y evaluar a los pacientes por tiroides hipoactiva", planteó el Dr. Spyros Mezitis, endocrinólogo del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

"Probablemente se deba aconsejar a los pacientes que beban menos agua fluorada y que consuman menos productos fluorados, como la pasta de dientes [fluorada]", añadió Mezitis, que no participó en el estudio.

Pero un representante de la Asociación Dental Americana (American Dental Association, ADA) planteó objeciones al informe británico.

"La política de salud pública se basa en una evidencia científica firme, no en un estudio singular", comentó el Dr. Edmond Hewlett, vocero de la ADA y profesor de la Facultad de Odontología de la UCLA. "Ahora mismo, la mejor evidencia científica disponible indica que el agua óptimamente fluorada no tiene un efecto adverso sobre la glándula tiroides ni su función".

El nuevo estudio fue liderado por Stephen Peckham, de la Universidad de Kent en Canterbury, Inglaterra. Compararon datos nacionales de 2012 sobre los niveles de fluoruro en el agua potable con las tendencias en el hipotiroidismo (una tiroides poco activa) diagnosticado por los médicos de familia de Inglaterra.

Hallaron que en los lugares donde los niveles de fluoruro en el agua superan los 0.3 miligramos por litro, el riesgo de tener una tiroides hipoactiva aumentó en un 30 por ciento.

El equipo de Peckham también encontró que las tasas de hipotiroidismo casi se duplicaron en las regiones urbanizadas que tenían agua fluorada en el grifo, en comparación con las que no.

"Se debe pensar en reducir la exposición al fluoruro", escribieron los investigadores. Creen que los esfuerzos públicos por reforzar la salud dental deben prescindir del agua fluorada y en lugar de ello "cambiar a intervenciones tópicas basadas y no basadas en el fluoruro".

Mezitis se mostró de acuerdo en que aunque "fluorar el agua es importante para la salud dental, los estudios han mostrado que la deficiencia de yodo que podría ser provocada por la ingesta adicional de fluoruro se relaciona con el hipotiroidismo".

Añadió que "el agua potable es fluorada en Estados Unidos, donde el hipotiroidismo es un trastorno muy común que afecta a más de 15 millones de individuos, sobre todo mujeres mayores de 40 años".

Otro experto en la tiroides concurrió en que se debe dirigir la atención al fluoruro en el agua potable.

"Este aumento dramático en la disfunción tiroidea asociado con la fluoración del agua amplía estudios anteriores que indicaban que el fluoruro tiene un efecto inhibidor sobre la glándula tiroides", dijo el Dr. Terry Davies, profesor de medicina de la Escuela de Medicina Icahn de Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.

El estudio "respalda el argumento de que el agua debe ser agua pura y nada más", dijo Davies, que también es endocrinólogo del Hospital Mount Sinai.

Pero Hewlett, de la ADA, replicó que otros estudios no han descubierto un vínculo entre el agua fluorada y los problemas de tiroides.

"Una evaluación sistemática mucho más rigurosa de estudios humanos llevados a cabo por el Comité Científico de Salud y Riesgos Ambientales a solicitud de la Comisión Europea no sugiere un efecto potencial sobre la tiroides con exposiciones realistas al fluoruro", comentó. "Además, el Informe de 2006 del Consejo Nacional de Investigación de EE. UU. no encontró efectos adversos sobre la tiroides incluso a niveles más de cuatro veces más altos que los usados en la fluoración".

Y el fluoruro en el agua protege a la salud dental, añadió Hewlett. "Incluso con la amplia disponibilidad de la pasta dental con fluoruro, los estudios muestran que la fluoración del agua comunitaria previene al menos el 25 por ciento de las caries en los niños y en los adultos en el transcurso de sus vidas", señaló.

Los hallazgos aparecen en la edición en línea del 23 de febrero de la revista Journal of Epidemiology & Community Health.

Según los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU., la tiroides es una glándula con forma de mariposa ubicada cerca de la base del cuello, que produce hormonas. Las hormonas tiroideas controlan el ritmo de muchas actividades corporales, como la velocidad con que se queman las calorías y la rapidez con que late el corazón. Si la glándula tiroides no está suficientemente activa, no produce suficiente hormona tiroidea para satisfacer las necesidades del organismo.

Más información

Para más información sobre la fluoración del agua, visite el Instituto Nacional de Investigación Dental y Craneofacial de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?