SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Vagabundo salva la vida de una bebé

Por HolaDoctor -
Vagabundo salva la vida de una bebé
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Debido a que su parto se adelantó, una mujer tuvo que dar a luz en su auto de camino al hospital, sin embargo, la bebé nació con el cordón umbilical enredado en el cuello, y habría muerto asfixiada de no ser por la intervención de un vagabundo que se hallaba cerca, el cual, dicen algunas personas que lo vieron, tenía un parecido con Jesucristo.

Keaton Morris y su prometido iban camino al hospital pues ella estaba a punto de dar a luz, sin embargo, su parto se precipitó y tuvo que dar a luz a su bebé en el asiento trasero del auto, en la parada de camiones ubicada en la Choctaw Road, de Oklahoma.

El parto fue rápido, sin embargo, la pequeña había nacido con el cordón umbilical alrededor del cuello, por lo que no podía respirar.

Keaton y su prometido llamaron al 911, sin embargo, estaban muy alterados, de hecho, una empleada de la parada de camiones narra que Keaton gritaba sin parar "¡Mi bebé, mi bebé está azul!... ¡No está respirando!".

A continuación sucedió lo que para muchos sería un milagro: un hombre, identificado como Gary Wilson, apareció de pronto, calmó a Keaton y siguió las instrucciones de la operadora del 911 para poder salvar a la bebé.

Wilson desenredó el cordón umbilical del cuello de la niña y frotó su espalda para que pudiera empezar a respirar por su propia cuenta.

"Él me ayudó a tranquilizarme, y al final me dijo 'Todo está bien; la bebé está bien, ya está respirando'", narra Keaton.

Poco después del suceso se supo que Wilson era un vagabundo de Montana que estaba ahí de paso esperando que alguien pudiera llevarlo a Memphis, Tennessee.

Como recompensa por su valiente acción, los empleados de la parada de camiones le ofrecieron una comida caliente y un lugar donde pasar la noche.

"Yo diría que era como Jesús: tenía el pelo largo, y también tenía barba. Era, además, un hombre muy caballeroso", comenta Waneva Morris, trabajadora de la parada de camiones.

No obstante, al día siguiente, Wilson se marchó temprano, asegurando que tenía que continuar con su camino hacia Memphis y luego hacia Jacksonville, Florida.

A pesar de las peculiares condiciones de su nacimiento, Tatum Mason, la hija de Keaton, se encuentra bastante bien de salud: su peso es de 11 libras (cinco kilogramos) y los médicos aseguran que está desarrollándose adecuadamente.

“Ese hombre era nuestro ángel, estoy segura de ello”, comentó Keaton en una entrevista.

Más información:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?